X AVISO DE COOKIES: Este sitio web hace uso de cookies con la finalidad de recopilar datos estadísticos anónimos de uso de la web, así como la mejora del funcionamiento y personalización de la experiencia de navegación del usuario. Aceptar Más información
GRUPO PLAZA

PROYECTO de Vicente Perpiñá y Carlos Mercé 

Nace ‘Plaça del Mercat’: “Las revistas de cómic son necesarias”

17/07/2019 - 

 VALÈNCIA. La revista de cómic no ha muerto. No son Frankenstein, pero los valencianos Vicente Perpiñá y Carlos Mercé se han propuesto “resucitar la revista de historietas en España”. Lo hacen con Plaça del Mercat, una publicación gráfica semestral que nada entre el cómic clásico americano, el hiperrealismo o el pin-up pero con una desembocadura común: las historias basadas en lo cotidiano. “Las revistas de cómic son necesarias”, asevera Carlos Mercé sobre un proyecto que, con el foco puesto en crear nuevos públicos, se asienta en las cabeceras irrenunciables. “Bebemos de Víbora, Dolmen o Zona 84. Queremos aportar nuestro granito de arena para divulgar el cómic con una premisa: tratar sobre el día a día, el costumbrismo, para que sea un nexo con la persona que lo lea”, explica.

Es precisamente este punto de partida el que derivó en el nombre de la cabecera, una plaza que remite al “espacio de diálogo” y a lo cotidiano, un punto de encuentro entre distintos autores y, también, distintas formas de digerir -estéticamente- aquellas cuestiones que nos afectan como sociedad. Así, los autores que participan en este primer número hablan de la violencia que se ejerce sobre la mujer, el consumo de drogas entre jóvenes o la importancia del libro como transmisor de cultura. “Somos muy fans de los tebeos de superhéroes y del Marca, pero nos sentimos muy cómodos contando historias cotidianas. De las pequeñas cosas se puede llegar a todos los géneros, a la ciencia ficción, la comedia romántica o la crítica social”, explica Vicente Perpiñá. La revista, por cierto, reúne en este primer número firmas como las de Alejandro Álvarez, Jon Soto Pereira, Inma Pérez, Iris Bernárdez, Beier Li, César Sebastián, Marta Brown Serna, Fabián Molinaro o los propios impulsores del proyecto.

Beier Li.

Marta Brown.

Tras visitar el Salón del Cómic de Barcelona o, en València, el Palo Market Fest, la editorial ya trabaja en el segundo número de la revista, que previsiblemente se podrá ver el próximo mes de octubre, así como en la ampliación de su catálogo, con lo que quieren “dar a conocer a artistas emergentes”, especialmente vinculados a la universidad, indica Carlos. “Somos una editorial humilde”, explica su impulsor, aunque no por ello falta de ambición. Dice Perpiñá que con Plaça del Mercat esperan convertirse en un “pequeño aparato difusor” de aquellos creadores que surgen -aunque no exclusivamente- del caldo de cultivo universitario, pues el proyecto nace bajo el paraguas del ‘Programa Generación Espontánea’ de la Universitat Politècnica de València (UPV) como paraguas, apoyado también por empresas como Yojimbo Comics, Libros Fugitivos y Rey Monos Camisetas.

Próximamente, esperan generar una estructura interna a través de la que, bien sea a través de un comité de selección o un concurso, se valoren las propuestas de estas nuevas firmas del cómic y puedan encontrar en Edicions Anònimes el primer apoyo editorial. “Con las herramientas que tenemos, ¿por qué no hacer algo para que el autor novel pueda salir hacia afuera?”, se pregunta Perpiñá. Su vinculación con el terreno educativo viene por el apoyo al proyecto pero, también, por la relación de sus impulsores, que se conocieron hace años en el club de cómic de la Facultad de Bellas Artes, un oasis para los amantes del género “cuando el cómic no estaba muy boyante en la educación reglada”. Ahora la cosa es distinta.  

Portada de 'Plaça del Mercat'

Plaça del Mercat nace bajo la sombra de un aparente resurgir del cómic, un camino que no transita sola, pues hace apenas un par de meses nacía Alta tensión, una revista de cómic para adultos editada por Desfiladero Ediciones y que, como la de Perpiñá y Mercé, busca remover el panorama ilustrado, especialmente en una València que quiere querer a los dibujos. Del gigante Héroes Cómic Con València o la inclusión del cómic en espacios como el IVAM al siempre interesante festival de autoedición Tenderete, pasando por la Factoria d’Arts de Patraix, no son pocas las iniciativas que, cada una desde un apartado específico del dibujo, buscan poner en valor sector. 

“Hace diez años la gente había perdido fe en los fanzines y ahora hay un montón”, explica Vicente Perpiñá. Imposible en este punto no citar a Nimio, considerado mejor fanzine del país en el 34 Salón Internacional del Cómic de Barcelona. Para el impulsor de Edicions Anònimes ahora hay un resurgir del cómic, vinculado a las facilidades de producción, que ha roto con la sequía de antaño y, quizá, provocado cierta “saturación”. “Puede ser un arma de doble filo, pero al final es bueno porque todo lo que tiene que salir sale”, matiza. Sea como fuere, el cómic quiere volver a salir a la plaza. Bienvenido Plaça del Mercat.

Noticias relacionadas

SILLÓN OREJERO

Una Blade Runner mujer y traficante de órganos

Por  - 

El universo expandido de Blade Runner en cómic está protagonizado por una mujer que saca dinero en el mercado negro traficando con los órganos de los replicantes que captura. La detective está en bancarrota por las deudas contraídas con una aseguradora tras una operación quirúrgica. La obra se sitúa en el mismo momento en el que transcurría la película de Ridley Scott, Rutger Hauer y Harrison Ford, noviembre de 2019. La sanidad privada y los millonarios filantrópicos que marcan la nueva trama no son distópicos, son ya muy actuales

SILLÓN OREJERO

'Heavy: Los chicos están mal': Más calle, más violencia, más metal

Por  - 

La segunda entrega de la saga 'Heavy' del dibujante Miguel B. Núñez explora fenómenos como la llegada de la violencia política de los cabezas rapadas a las calles de Madrid en los 80. Sucesos que se solapaban con la violencia entre mods, punks y rockers por otros motivos más prosaicos. En cuanto a la música, el cómic capta el agotamiento del heavy metal tradicional a mediados de la década y el comienzo de su ramificación en subestilos que revitalizó el género y le dieron más años de vida

next

Conecta con nosotros

Valencia Plaza, desde cualquier medio

Suscríbete al boletín VP

Todos los días a primera hora en tu email