GRUPO PLAZA

Narciso Estellés (Cs): "Leo mucho para escribir bien y tengo pensada una novela política-policial"

28/08/2021 - 

VALÈNCIA. (EFE) El concejal de Ciudadanos (Cs) en València Narciso Estellés (València, 1971), "Chicho" para los amigos y confeso "cabezón", asegura a EFE que es un cinéfilo "empedernido", que lee mucho "para escribir bien" y que tiene en mente una novela política-policial para cuando deje la política.

PREGUNTA: ¿Por qué le llaman "Chicho"?

RESPUESTA: Es el diminutivo, que solo usaban los buenos amigos. La primera vez me lo llamaron en el cole, a raíz del 'Un, dos, tres' de Narciso Ibáñez Serrador. Ahora mi hermana me llama así.

P: ¿Cómo llega un ingeniero a la política?

R: No suele ser habitual. En los años 2011, 2012 y 2013 mucha gente de la falla, del barrio, padres del cole o incluso mi mujer, a la que le cerraron la empresa, sufría la crisis. Tenía dos opciones: o seguir quejándome o intentar cambiar las cosas. Me afilié a Ciudadanos sin saber nada de cómo era un partido y salí de concejal.

P: ¿Es más difícil lidiar con una hija adolescente o con el gobierno local en el pleno?

R: Con la hija adolescente según qué momentos, matizando que es una niña superaplicada, estudiosa en el colegio, en la escuela de música con el violín y con el inglés, y hace deporte. Está en una edad de contestar mucho y siempre quiere tener la última palabra. Discutir con ella es como un partido de tenis. Suelo ser en casa el "rómpase en caso de emergencia" cuando mi mujer no puede con ella.

P: ¿A qué miembros del gobierno de València se llevaría a esquiar?

R: Me llevaría a una pista fácil para pasar un buen rato a Aarón Cano, Elisa Valía y Borja Sanjuan (PSPV), porque me caen muy bien. A una pista negra me llevaría a Carlos Galiana (Compromís), porque muchas veces es difícil llegar a acuerdos sin que pueda sonar de fondo alguna rencilla.

P: Jugaba de portero de fútbol, ¿fue porque era el jugador más malo?

R: No siendo el mejor jugador de campo, lo elegí porque descubrí en cuarto de EGB que lo hacía bien y me llamó la atención porque implica responsabilidad: cualquier fallo acaba en gol, pero también puedes llegar a salvar al equipo.

P: Ha escrito dos libros pero también es un ávido lector. ¿Escribir o leer?

R: Si me apuras, leer para escribir bien. Me gusta más escribir, pero leer es obligado si quieres escribir bien.

P: Está a punto de publicar su segundo libro de economía. ¿Por qué este tema?

R: El primero era de aplicación de la economía en las políticas. El segundo era más ladrillo, sobre sistemas económicos, pero se me ocurrió añadir cómo va a evolucionar el mundo en esos sistemas en la época postcovid.

Ha sido la experiencia para hacer lo que yo quería, narrativa. No descarto en años venideros una novela de ficción político policial, enmarcada en 1977 alrededor de la legalización del Partido Comunista y lo que pasaba en esa época convulsa. Será para cuando deje la política, porque no tengo tiempo.

P: Se define como cinéfilo, pero ¿también le han enganchado las series televisivas?

R: Soy un cinéfilo empedernido de sala y de salón. También me he enganchado a las series, pero como cuando tienes un vicio puntual, sé salir cuando quiera. Aconsejaría 'Breaking Bad', más allá de que 'Juego de Tronos' es excepcional. Y puedo ser de los pocos que de un tirón se ha visto 'Perdidos': creo que me saturé ahí y solté un poco el vicio, ahora estoy en un parón.

P: ¿Le gusta meterse en la cocina?

R: Soy el delegado de comidas y cenas cuando viene alguien a casa. Me atrevo con arroces melosos o caldosos y comida de diseño. Triunfo con una entrada de mariscos mezclados con alcachofa y tinta de calamar, y me sale muy bien el ceviche y combinar el huevo y la trufa. Suelo jugar con conceptos que veo e intento hacer maridajes de sabores.

P: Ha practicado muchos deportes e incluso ha pilotado un Fórmula 3...

R: Jugué al fútbol hasta los 43, pero una noche me di cuenta de que hacía frío, tenía hambre y me pregunté qué hacía ahí. Empecé con el pádel y el tenis y, además de esquiar, me puse a correr, pero a causa de un pequeño problema cardíaco lo tuve que dejar. Ahora me dedico al senderismo.

Sigo la Fórmula Uno desde Alan Jones. He ido a Montmeló, a Mónaco, e incluso he llevado un Fórmula 3 en Cheste. Fue una buena experiencia hasta que me salí en la curva Doohan porque me pasé de gas.

P: ¿Su mayor defecto y su virtud?

R: Soy muy cabezón. Cuando creo que tengo la razón, escucho a todo el mundo, pido disculpas, pero al final, por un defecto de fábrica, intento llevarme la razón. Creo que mi virtud es ser humilde por la vida, saber agradecer y conseguir tus logros personales pero sin fastidiar ni molestar a nadie. 

Noticias relacionadas

next

Conecta con nosotros

Valencia Plaza, desde cualquier medio

Suscríbete al boletín VP

Todos los días a primera hora en tu email