Este sitio web hace uso de cookies con la finalidad de recopilar datos estadísticos anónimos de uso de la web, así como la mejora del funcionamiento y personalización de la experiencia de navegación del usuario. Política de Cookies Aceptar

GRUPO PLAZA

RECHAZA EL RECURSO DE ALZADA DE LA EMPRESA, QUE ACUDIRÁ A LOS TRIBUNALES

No hay manera: Trabajo tumba por segunda vez el ERTE de la EMT

26/05/2020 - 

VALÈNCIA. A la segunda tampoco fue la vencida. La Dirección General de Trabajo de la Conselleria de Economía ha rechazado el recurso de alzada interpuesto por la EMT de València después de que la administración autonómica tumbara el ERTE por fuerza mayor presentado por la firma municipal ante la situación extraordinaria por el coronavirus. Así pues, según confirman en la propia empresa pública que dirige Giuseppe Grezzi, no ha fructificado el segundo intento de sacar adelante este ERTE.

La EMT presentó a principios de abril la petición para aplicar este despido temporal que iba a afectar a más de 419 trabajadores ante la negativa proyección económica del transporte público en València ciudad. Solicitud que rechazó el organismo autonómico al considerar que no se daban los supuestos para conceder a la EMT un ERTE por fuerza mayor. Consideración con la que no estaba de acuerdo la empresa, que decidió presentar un recurso de alzada.

Ahora, Trabajo le responde con un nuevo rechazo explicando que la EMT no puede acudir a esta herramienta, contemplada en el Estatuto de los Trabajadores dado que se trata de una empresa pública, por lo que, a partir de ahí, no es necesario entrar a valorar sobre si existe o no fuerza mayor.

La EMT, se explica, realiza un servicio de evidente carácter público, como es el transporte urbano de viajeros, por lo que es irrelevante el argumento de la naturaleza jurídica privada de la entidad y no se sostiene ya que presta un servicio público. En este sentido, el informe de la Inspección de Trabajo resalta que según sus estatutos sociales, "la EMT es el órgano técnico-jurídico del Ayuntamiento de Valencia para la gestión del transporte urbano colectivo de viajeros” y cuyo objeto social es, entre otros, el de “la organización y la prestación del servicio público de transporte urbano colectivo de pasajeros en superficie”.

En este sentido, la conselleria señala el origen mayoritariamente público de su presupuesto, proveniente de transferencias del Ayuntamiento de València y que no es consecuencia del negocio que genera su actividad, que no necesita ni debe perseguir la rentabilidad económica. Ahora, la EMT no se da por vencida y, dicen en la firma municipal, que tienen pensado acudir a los tribunales a defender su postura.

Tras conocerse la noticia, el concejal del PP Carlos Mundina ha pedido de nuevo al alcalde Joan Ribó que destituya a Giuseppe Grezzi como presidente de la EMT y a toda su cúpula directiva.  “La EMT se vería mucho menos afectada por la crisis actual y las consecuencias del posible ERTE se habrían visto reducidas si sus responsables políticos hubieran actuado con diligencia y se hubieran preocupado por que la empresa tuviera los controles y protocolos necesarios para evitar el robo de los 4 millones de euros”, ha recordado.

El edil de Ciudadanos Narciso Estellés, por su parte, ha asegurado que en los anteriores consejos de administración de la EMT donde se debatió el ERTE y la presentación del recurso, su formación ya advirtio de que "la condición de fuerza mayor no iba a poder ser aplicable la EMT al estar capitalizada en sus ingresos anuales en un porcentaje importante por el propio Ayuntamiento". Estellés ha reclamado un plan de viabilidad económica para los años 2020 y 2021.

Y es que la situación del ente no es demasiado halagüeñaprevé obtener entre 15 y 27 millones de euros menos en ingresos este año. Las vías de financiación ahora son inciertas. Por el momento, el Ayuntamiento de València, junto el resto de grandes consistorios españoles, ha pedido al Gobierno de España dinero 'extra' para financiar las empresas municipales de transportes, dado que todas han perdido una cantidad considerable de viajeros. La empresa deberá hacer, con toda probabilidad, un programa de minoración del gasto para equilibrar sus cuentas.

Noticias relacionadas

next

Conecta con nosotros

Valencia Plaza, desde cualquier medio

Suscríbete al boletín VP

Todos los días a primera hora en tu email