Este sitio web hace uso de cookies con la finalidad de recopilar datos estadísticos anónimos de uso de la web, así como la mejora del funcionamiento y personalización de la experiencia de navegación del usuario. Política de Cookies Aceptar

GRUPO PLAZA

opinión

No nos sorprendería ver a la FED bajar los tipos de interés al 0%

Así lo considera el gestor de Ethenea, siempre y cuando la economía estadounidense estuviera en un escenario recesión que, de momento, no lo está

3/10/2019 - 

MADRID. Las recesiones son definitivamente parte del ciclo económico. Es comúnmente aceptado que existe una recesión cuando la economía no crece durante dos trimestres consecutivos en comparación con los trimestres anteriores, o cuando ha habido una contracción. En general, esto repercute en los mercados de capitales y puede dar lugar, entre otras cosas, a pérdidas significativas en la cotización de las acciones y a una disminución de los tipos de interés. Por lo tanto, en un escenario de recesión, no nos sorprendería ver a la Reserva Federal (FED) bajar los tipos al 0%. 

La última vez que vimos un movimiento en esta dirección fue durante la crisis económica, a finales de 2008, cuando bajaron los tipos a entre 0% y 0,25%. La Reserva Federal mantuvo este nivel durante siete años y luego comenzó a incrementarlo gradualmente por primera vez a finales de 2015. En 2018, el tipo de interés de los fondos federales había subido hasta el nivel 2,25% - 2,50%. En comparación con otros bancos centrales, como el BCE, la FED se ha dado a sí misma la opción de estimular una economía persistentemente débil con nuevos recortes de tipos. En este sentido, redujo los tipos de interés 25 puntos básicos en julio y septiembre de este año para mitigar cualquier efecto negativo potencial de la guerra comercial entre Estados Unidos y China.

La economía estadounidense está experimentando actualmente una desaceleración del crecimiento económico y las voces que advierten de una recesión inminente son cada vez más fuertes. Mientras que el crecimiento del PIB en EE UU se mantuvo en el 2,9% el año pasado, se redujo significativamente en los dos primeros trimestres de 2019, a un 2,7% y un 2,3%, respectivamente. Según Bloomberg, los analistas estiman que el crecimiento medio en el tercer trimestre fue de sólo un 2%. 

Índice de directores de compras (PMI)

Es probable que las perspectivas de crecimiento continúen siendo difíciles, como lo indica el último índice de directores de compras (PMI) de Estados Unidos. El índice del sector manufacturero ha caído de 51,2 puntos a 49,1 puntos y, por primera vez desde agosto de 2016, se ha estado moviendo por debajo del umbral de crecimiento de 50 puntos. La incertidumbre que rodea a la guerra comercial está impactando seriamente los indicadores de sentimiento y está afectando la actividad y la voluntad de inversión de las empresas en todo el mundo.

No obstante, también hay buenas noticias en la economía estadounidense: la confianza del consumidor y las ventas al por menor siguen siendo fuertes. Estos son factores decisivos para el consumo privado, que representa más de dos tercios del PIB de EE UU y es, y seguirá siendo, la piedra angular de la economía estadounidense. 

Sin embargo, el mayor riesgo sigue siendo la 'guerra comercial', pero, como esto tiene un mayor impacto en la economía global que en la doméstica de Estados Unidos., creemos que sólo es probable que haya una recesión leve, si es que la hay. Particularmente porque podemos prever que el presidente Trump no ceje en sus esfuerzos por evitar entrar en una fase de debilidad económica, pues esto probablemente pondría en peligro su reelección en noviembre de 2020.

Frank Borchers es gestor senior de Ethenea

Noticias relacionadas

next

Conecta con nosotros

Valencia Plaza, desde cualquier medio

Suscríbete al boletín VP

Todos los días a primera hora en tu email