X AVISO DE COOKIES: Este sitio web hace uso de cookies con la finalidad de recopilar datos estadísticos anónimos de uso de la web, así como la mejora del funcionamiento y personalización de la experiencia de navegación del usuario. Aceptar Más información
GRUPO PLAZA

SERIES VINTAGE

No se dejen engañar: 'The Last Kingdom' no es 'Juego de Tronos'

Producida por BBC América la miniserie de ocho episodios relata la búsqueda de identidad del guerrero Uhtred durante la creación del Reino de Inglaterra

28/11/2015 - 

VALENCIA. Edad media. Siglo noveno. Un rey sajón se propone unificar algunos reinos invadidos por infieles y difundir el cristianismo. Su nombre es Alfredo el Grande (David Dawson), primer monarca de Wessex que se autoproclamó rey de los anglosajones. Los infieles son los vikingos daneses, llamados paganos por los cristianos. El contexto, basado en las novelas de Bernard Cornwell, narra el nacimiento de Inglaterra. 

Hasta aquí la historia real. Saltemos a la ficción con el héroe de esta aventura. Se llama Uhtred Ragnason o Uhtred Uhtredson (Alexander Dreymon), según el bando. Nacido en el reino de Northumbria, uno de los reinos sajones. De familia noble, fue secuestrado y criado por los daneses cuando era un niño. Los mismos vikingos que le acogieron de pequeño, le acusaron de asesinar a su padrastro cuando se convirtió en adulto. Comenzó de este modo su particular odisea por recuperar los títulos que por derecho le correspondían por parte sajona, pero manteniendo la mentalidad de quien se ha criado con los vikingos.

Perseguido y odiado en ambos territorios, a Uhtred se le podría considerar el primer anglosajón foraster de dins, como dirían en tierras valencianas: aunque era originario sajón, a los ingleses les costaba respetarle como a uno de los suyos. Desde la perspectiva contraria, para los vikingos, siempre sería un foraster de fora, hiciera lo que hiciera. Con ese sentimiento de ser un paria en cualquier sitio, el desarraigado Uhtred transformó su problema en ventaja. Si había que luchar por los intereses sajones, sería el primero en sacar su espada; si más adelante tenía que convertirse en un tránsfuga e irse con los daneses, como cualquier Irene Lozano de la vida olvidaría todas sus opiniones contrarias al PSOE volcadas en Twitter y se volvería vikingo socialista como el que más. De esta forma, paseándose por ambos lados de la contienda, Uhtred se convirtió en figura clave durante la unificación. 

Es probable que hayan leído que The Last Kingdom es el Juego de Tronos británico. Permítanme discrepar. Se trata de una aventura medieval aunque sin fantasía, sangre, o sexo en cualquier escena. Lo único que tiene en común con la saga de R. R. Martin es la vuelta a la popularidad de las series medievales. Los seguidores de Vikings del Canal Historia, por el contrario, encontrarán algunas similitudes más. Ocurre unos cien años después de la llegada de Ragnar Lodbrok a Northumbria, y también trata los reiterados ataques vikingos en tierras británicas, en este caso desde el lado anglosajón. La épica de las batallas, sin embargo, se aleja de Vikings al no recrearse en las sangrientas refriegas hombre a hombre. Las escenas bélicas a base de figuras de defensa, como la de apilar sus escudos, ponen la piel de gallina al exhibir los rudimentarios procedimientos para luchar sin necesidad de estar permanentemente cortando yugulares.

La comparación estratégica con Juego de Tronos, lejos de hacerle un favor, va en contra de The Last Kingdom. Producida con menos presupuesto, sin los magníficos escenarios virtuales, ni tampoco la riqueza de personajes de los libros de Canción de hielo y fuego, la conclusión precipitada podría hacernos creer que es una imitación barata de la saga de HBO. Su primer episodio además peca de ser un capítulo piloto convertido en estreno de la serie. Mi recomendación es que en ningún caso se dejen llevar por la comparación. Disfruten sin prejuicios de la aventura de Uhtred, del rey Alfredo y de la historieta sobre la unificación de Inglaterra, porque a partir del segundo episodio The Last Kingdom vuela por sí sola.

El efecto contagio ha traído esta temporada otras series ambientadas en la edad media. La cadena FX estrenó el pasado mes de septiembre The Bastard Executioner, una ficción de Kurt Sutter, creador de Sons of Anarchy. La historia de un caballero del rey Eduardo I convertido en verdugo en la Gales del siglo XIV ha supuesto un fracaso de audiencia y no verá una segunda temporada. Para principios del 2016 se espera el estreno de Beowulf: Return to the Shieldlands de la cadena británica ITV. Una historia de fantasía medieval en la que un personaje llamado Beowulf debe enfrentarse a diversos monstruos.

Basada en los libros de Bernard Cornwell

Cornwell, novelista de ficción histórica y extrabajador de la BBC, ha vendido más de 30 millones de libros en más de 20 idiomas a lo largo de su carrera. The Last Kingdom es el primero de siete libros pertenecientes a la serie Sajones, vikingos y normandos. Para Cornwell la historia de la unificación de Inglaterra demuestra, por encima de los hechos históricos y de la aventura épica, que todos somos inmigrantes, un tema de imperiosa actualidad.

El autor británico residente en los Estados Unidos no es nuevo en televisión. Las aventuras del fusilero Richard Sharpe, saga de novelas sobre un soldado británico durante las guerras napoleónicas, fue adaptada por el canal ITV durante los años noventa con catorce tvmovies.Protagonizada por Sean Bean, alias Ned Stark “El Breve”, y la participación de la actriz española Asumpta Serna, tuvo un enorme éxito en su país. En España, donde además se desarrollaban algunos episodios de la ficción, solo estuvo disponible a través de colecciones de DVD. 

The Last Kingdom finaliza su emisión esta noche en los Estados Unidos con la esperada y posiblemente emocionante batalla final, que significó la unificación tras la victoria del Rey Alfredo. Todavía no está confirmada su renovación para sufrimiento de sus seguidores. Si ocurriese quedarían otros seis libros, más otro a punto de salir al mercado, para adaptar en sucesivas temporadas. Larga vida a Uhtred.

next

Conecta con nosotros

Valencia Plaza, desde cualquier medio

Suscríbete al boletín VP

Todos los días a primera hora en tu email