GRUPO PLAZA

plaza abierta / OPINIÓN

Novedades legales contra la crisis: las refinanciaciones asimétricas y los pre-packs concursales

3/09/2021 - 

Un año más se acaba el verano, que una vez más ha sido muy corto, y afrontamos el nuevo curso donde, por desgracia, muchos temas complicados han quedado pendientes. Uno de ellos es cómo resolver los graves problemas de solvencia que tienen muchas empresas, derivados de la crisis económica generada por la covid-19. 

Lo que muchos de nuestros lectores no sabrán es que está en marcha una reforma de la Ley Concursal que va a cambiar de forma radical el panorama legal que existe hasta la fecha, y que puede influir de forma sustancial en sus estrategias para afrontar la crisis. Nos referimos al Anteproyecto de Reforma de la Ley Concursal de 8 de julio de 2021 que, por decirlo de forma clara, pretende evitar a toda costa que las empresas entren en concurso de acreedores o que, si es inevitable, éstos duren lo menos posible.

No podemos analizar con detalle los múltiples cambios que se introducen en esta reforma, pero sí explicar telegráficamente dos de sus novedades más relevantes: 1.- Las refinanciaciones asimétricas. 2.- Los pre-packs concursales.

Las refinanciaciones asimétricas lo que significan es que se extiende la posibilidad de homologar acuerdos de refinanciación no sólo a los acreedores financieros (bancos y asimilados), sino a (casi) todo tipo de acreedores (quedan fuera, p. ej. los créditos laborales y Hacienda y Seguridad Social, que tendrán que negociarse aparte). Y, lo que es si cabe más novedoso que, en algunos casos, se puede imponer una refinanciación a clases enteras de acreedores, e incluso a los socios de la sociedad deudora, en contra de su consentimiento mayoritario como clase (lo que se denomina el “cramdown” o “cross-class cramdown”). 

Esto implica que en breve plazo será posible renegociar deudas de forma selectiva y asimétrica (preconcursalmente, laboralmente y frente a Hacienda y SS) según tipos de acreedores y reestructurar de forma mucho más intensa y coercitiva las sobreendeudadas cuentas de muchas sociedades. Estas empresas sobreendeudadas tienen una oportunidad de oro para tratar de sortear la crisis reduciendo sustancialmente sus pasivos. Por contra, los acreedores tienen motivos de preocupación porque las posibilidades de tener que soportar quitas, esperas o conversiones de deuda incluso contra su voluntad se van a ampliar notablemente. 

Por otro lado, la reforma Concursal en ciernes da carta de naturaleza a algo que ya se está haciendo en la práctica, que son los Pre-Packs Concursales o, por decirlo de forma gráfica y simplista, “Concursos Express con Liquidación de Unidades productivas prepactadas antes de Presentar el Concurso”. Es decir, se buscan compradores para la empresa, y una vez preseleccionados se presenta el concurso con liquidación que tiene que verificar de forma muy rápida que todo se ha hecho correctamente, y autorizar la venta de la unidad productiva. 

De todos modos, es muy importante entender que esta reforma es muy compleja técnicamente hablando, y que ni los deudores tienen ahora “barra libre” para hacer lo que quieran, ni que los acreedores están desprotegidos. El Derecho Concursal es una materia muy especializada y llena de matices, en la que es vital analizar el caso concreto y donde muchas veces hay que ir readaptando las estrategias inicialmente diseñadas por lo enormemente volátil y cambiante de la situación.

Todo indica, aparentemente, que la reforma va a salir adelante y, todo indica que se va a hacer en un tiempo récord, con lo que las Empresas harán muy bien en informarse bien de estos cambios, y de reconfigurar sus estrategias en función de ellos. Las reglas del juego van a cambiar radicalmente, y el que no haga los deberes puede quedarse “fuera de juego”.

Carlos Salinas. Socio MA Abogados

Noticias relacionadas

next

Conecta con nosotros

Valencia Plaza, desde cualquier medio

Suscríbete al boletín VP

Todos los días a primera hora en tu email