Este sitio web hace uso de cookies con la finalidad de recopilar datos estadísticos anónimos de uso de la web, así como la mejora del funcionamiento y personalización de la experiencia de navegación del usuario. Política de Cookies Aceptar

GRUPO PLAZA

nueva sede del museo

Objetivo 2023: así será el futuro IVAM-Parc Central

11/11/2020 - 

VALÈNCIA. El Institut Valencià d’Art Modern (IVAM) contará con una nueva subsede en 2023. Si se cumplen los plazos anunciados por la Conselleria de Cultura, será antes del final de legislatura cuando esté en marcha el bautizado como IVAM-Parc Central, un espacio de unos mil metros cuadrados que acogerá un proyecto de perfil más contemporáneo ideado por la directora del museo, Nuria Enguita. Si bien la ubicación de la sede ya se conocía, fue ayer el día de las formalidades y la concreciones con su presentación oficial, en la que participó la propia directora, el conseller de Cultura, Vicent Marzà; o el alcalde de València, Joan Ribó. Ambas instituciones están ultimando el convenio de cesión del muelle 3 de las Naves de Ribes, que se encuentra en la entrada del Parc Central por la calle Filipinas, espacio en el que convivirá con otros como la nave que acoge a la Universidad Popular o la de Cultura, esta última todavía por inaugurar. 

Tal y como desveló el conseller, se plantea una inversión global de aproximadamente dos millones de euros y un plan de trabajo que contempla la adjudicación y redacción del proyecto así como adjudicación de la obra para el próximo 2021, unos trabajos que se desarrollarían en 2022 para asegurar la apertura “a pleno funcionamiento” en 2023. Precisamente este es el motivo por el que el presupuesto de la Generalitat para el museo ha crecido, pasando de 9,7 millones de euros en 2020 a 11,1 millones para el próximo año. “Queremos que sea un espacio referencial, que interactúe con otros espacios museísticos del mundo […] Se transformará en un grandísimo espacio expositivo y de agitación cultural”, explicó Marzà. No llegó a concretar cuál será la inversión o ampliación de personal necesario para poner en marcha la nueva sede, aunque sí apuntó: “Evidentemente si hacemos una apuesta es para que se pueda hacer toda la actividad posible”.

El muelle, todavía un cascarón vacío, cambiará sensiblemente su interior, generando dos espacios expositivos para actividades y mediación, uno más grande y otro más pequeño, y también se generará una cafetería vinculada al centro. De igual forma se plantea hacer uso de la explanada frente a la entrada del muelle, que también tendrá su lugar en el proyecto del IVAM. Construido entre 1906 y 1910, con proyecto del ingeniero Javier Sanz y dirección de obras de Demetrio Ribes, este es uno de los cuatro muelles de mercancías vinculados al servicio de pequeña velocidad, que fueron unas de las primeras edificaciones del nuevo recinto de la Estació del Nord, un espacio que cambiará por completo su cara para acoger la nueva extensión del IVAM, que ya cuenta con una subsede -compartida con la Fundación CAM- en la localidad de Alcoi. 

Pero no solo hay que dar forma a la sede, sino también contenido. Así, explicó Enguita, es necesaria una articulación intersedes, en la que cada sede tenga su especificidad dentro de una institución mayor, y una articulación externa, de cada una con su contexto próximo y su propia red, desarrollando un programa específico y modulado para cada una. “Los centros son los lugares simbólicos, pero los barrios es donde está el futuro de nuestras ciudades. En este sentido, pienso que una sede en el Parc Central es una muy buena idea”, recalcó la directora. El nuevo proyecto se mira en el Palacio de Cristal del Reina Sofía o en la Capella del MACBA, museos que vieron la necesidad de dar de un espacio específico a la creación contemporánea, donde acoger propuestas que van de las instalación al arte multimedia o la performance, un espacio que piense el arte como actividad y que permita experimentar y provocar encuentros que no se pueden dar en otros espacios: trabajos experimentales en danza que no tienen cabida en otras salas de la ciudad, experimentaciones sonoras, etc. En definitiva: un nuevo espacio que "debe plantear otros formas de trabajar, otros modos de hacer, diferentes de los del edificio moderno de la sede histórica".

La idea de Enguita para la sede, tal y como avanzó en una entrevista con Culturplaza, pasa por un proyecto intergeneracional que conectará a artistas de larga y mediana trayectoria con artistas emergentes, así como la creación de un programa de arte joven. Preguntada por este diario sobre si la nueva sede será la casa de la colección de arte contemporáneo que desde hace algunos años amasa la Conseleria de Cultura, Enguita aclaró: “Este no es un espacio de colección. Puede ser un espacio que haga proyectos a partir de las ideas de la colección, pero en principio no será un espacio estático”.

"Pedimos al IVAM que haga de este espacio un centro impulsor de la modernidad, que se hable de ello, que remueva conciencias y formas de vivir el arte, que ayude a impulsar artistas noveles valencianos. Son objetivos importantes", explicó por su parte el alcalde, Joan Ribó. De igual forma, durante su intervención reivindicó la necesidad de que el gobierno central aporte más recursos al IVAM. Cabe recordar que este año mantiene una partida de 261.880 euros, lejos de los 2,18 millones del Museo Nacional de Arte de Cataluña (MNAC) o los 1,19 millones del Museu d'Art Contemporani de Barcelona (MACBA). 

Noticias relacionadas

next

Conecta con nosotros

Valencia Plaza, desde cualquier medio

Suscríbete al boletín VP

Todos los días a primera hora en tu email