GRUPO PLAZA

La firma concluye su etapa en lanzadera

Onarc, cabañas industrializadas de madera para un fomentar turismo sostenible 

17/10/2021 - 

VALÈNCIA. La sostenibilidad es hoy en día mucho más que un objetivo para las empresas, sino un valor que también tiene en cuenta el consumidor. La forma de relacionarnos con el entorno ha cambiado y esa nueva percepción ha propiciado una mayor conciencia social para dejar un futuro mejor. En el sector turístico, cada vez son más las compañías que se suman a esta transición y otras nacen ya con la vocación de promover esta nueva cultura que tiene en cuenta al paisaje o la eficiencia energética con pequeños establecimientos alejados de las grandes masas y núcleos urbanos. Este es el caso de Onarc, una joven firma valenciana que diseña y construye cabañas industrializadas de madera para impulsar un turismo sostenible y ayudar a la España rural.

Esta startup, que hace unos meses concluyó su etapa en Lanzadera, busca cambiar la construcción tradicional, a través de procesos más sostenibles y respetuosos con el medioambiente. Y, para ello, su modelo se basa en la construcción industrializada de cabañas de madera en talleres que posteriormente montan sobre el terreno. "Queremos demostrar que una arquitectura y construcción responsables son posibles", destacan.

La idea surgió hace unos años cuando sus fundadores Marc Escrig, María Vázquez, Martin Navarro y Vicente Chiralt trabajaron juntos en el equipo de la universidad para el concurso internacional de vivienda sostenible Solar Decathlon Europe. "Nos dimos cuenta del impacto que tiene la construcción en el medioambiente y la necesidad de trabajar por cambiar esto. Aprendimos que había un proceso de construcción más sostenible y que podíamos olvidarnos de la construcción tradicional de cemento y ladrillo", explica Vicente Chiralt, cofundador y COO de la firma. 

La fórmula de la construcción industrializa permite crear de forma más rápida espacios estandarizados al mismo tiempo que acorta los plazos de ejecución de las obras y entrega. Así, estos inmuebles se fabrican en un taller bajo criterios industriales y sobre el terreno se montan y se encajan 'las piezas'. "El proceso de producción está marcado y optimizado, lo que permite ahorrar tiempo y disminuir la contaminación", destaca Chiralt.

Por el momento, Onarc ha decidido enfocar su portfolio hacia el turismo rural y dejar para más adelante la vivienda. "Cuando analizamos el mercado vimos que ya había empresas enfocadas a la vivienda industrializa, pero, en cambio, había un vacío en el turismo. Decidimos apostar por este sector y combinar la arquitectura con materiales de proximidad, especialmente la madera, para reducir la huella de carbono, pero con un alto grado de diseño", apunta. 

De esta forma, la firma se encarga del diseño de las cabañas y la empresa alicantina WES, del proceso constructivo en su fábrica. Su primer prototipo es Liten, una cabaña sostenible y eficiente para poder disfrutar del entorno. A base de madera, su diseño combina líneas entre interior y exterior que se desdibujan para crear una unión entre naturaleza y persona.

Liten

Su modelo es estándar y cuenta con 30 metros cuadrados distribuidos entre un dormitorio doble, cocina, baño y sala de máquinas. Además, está diseñado para ser un espacio autosuficiente con ocho módulos solares y una batería de altas prestaciones para conseguir el mínimo consumo, y con ello, la máxima independencia. La madera es el protagonista de la infraestructura, aunque sus acabados y revestimientos se pueden personalizar. "Se trata de un sistema ligero de entramados de listones y paneles de madera resistentes al clima", asegura.

Aunque por ahora cuentan con este modelo de Liten, desde Onarc aseguran que pueden adaptarse a las necesidades de cada cliente. Ahora están centrados en turismo, pero sus diseños también se pueden adaptar al sector residencial. "Con Liten, lo que hemos intentado es que fueran cabañas integradas en el medio natural para que el visitante forme parte del terreno. Por eso también incorpora una gran vidriera. No queremos que la persona sea ajena al entorno, sino que forme parte del paisaje", destaca. Además, quieren dar solución a esas zonas rurales de la España vaciada para generar turismo y economía.

Primer proyecto y expansión

Por el momento, cuentan ya con un pedido para un camping en Galicia, un proyecto que estará listo a finales de noviembre cuando las cabañas estarán montadas. "Tenemos varios contactos para hoteles rurales porque ahora estamos centrados en este negocio, pero la idea es que cuando la demanda aumente empezar también con viviendas", puntualiza el COO de la compañía. 

"Queremos continuar con la demanda en el sector turístico con nuestras cabañas porque hay mucho interés por hoteles rurales en zonas más tranquilas. Una vez aterricemos el proyecto, la idea es continuar con la vivienda industrializada porque el potencial es tremendo y hay mucha demanda hacia esta nueva forma de construcción", concluye.

 

next

Conecta con nosotros

Valencia Plaza, desde cualquier medio

Suscríbete al boletín VP

Todos los días a primera hora en tu email