Este sitio web hace uso de cookies con la finalidad de recopilar datos estadísticos anónimos de uso de la web, así como la mejora del funcionamiento y personalización de la experiencia de navegación del usuario. Política de Cookies Aceptar

Hoy es 25 de octubre y se habla de TOQUE DE QUEDA coronavirus estado de alarma ghatto
GRUPO PLAZA

XEITO I ESPENTA / OPINIÓN

Osadía y alianzas extravagantes

No se sabe si la osadía de Pedro Sánchez, que ya gobierna con Pablo Iglesias y sobre todo con su alter ego Iván Redondo, y sus inopidadas coincidencias con Vox que no por buscadas  dejan de ser extravagantes. Demasiado ruido mediático con objetivo claro. Que no se hable de otras cosas que sí son trascendentes

24/01/2020 - 

El mundo es de los osados. Osadía o inconsciencia. Pedro Sánchez se sabe ya en la historia de España. Y como tal protagonista se la lanzado a una vorágine de decisiones, rápidas, efectistas, casi de marketing y siempre ventajistas. Es más fácil subirse al carro de los argumentos de Vox y explotarlos hasta la extenuación para confundir al ciudadano y de paso aprovechar la falta de criterio del PP que a veces parece el hermano pequeño de Vox. Sánchez cuenta para ello con un maestro de ceremonias. A Iván Redondo, el primer secretario de Estado, jefe de gabinete y demás competencias, se lo imagina una  como un Merlín preparando pócimas en los sótanos de La Moncloa con toda suerte de sortilegios, fórmulas y bebedizos para controlar todo lo que ocurre en su derredor. Lo del “pin parental” está en el mercado. Contentos en Vox, que colocan su mensaje y contento también el gobierno porque no se habla de otras cosas. Entre ellas, el nombramiento como Fiscal General de Estado de Dolores Delgado, la reforma del Código Penal, la rebaja de las condenas a los políticos encarcelados del procés, la desaceleración económica, el paro, el lío con Marruecos por las aguas territoriales de Canarias,…un sinfín de cuestiones que quedan opacadas por el oportuno “pin parental”.

Cuestión de estrategia. Veremos más extravagantes alianzas. En apariencia gobierno y Vox no van de la mano pero en los objetivos finales coinciden, que se lo digan al PP que tiene un nuevo carajal en sus filas por la respuesta errática al dichoso “pin parental”. Y en Moncloa encantados porque pasan desapercibidas algunas escandaleras. El origen del asunto parental sorpresivamente aparece en el primer Consejo de Ministros del nuevo gobierno. La ministra de Educación, Isabel Celáa que no está llamada a las artes de la oratoria y eso que fue portavoz del ejecutivo, se despacha con aquello de que “los hijos no son de los padres” y menciona Murcia. De los creativos de Vox surge lo del “pin parental” con la exigencia para aprobar presupuestos en las autonomías que apoyan gobiernos del PP y Ciudadanos.  Así que los extremos se tocan, se alinean. Y ya tenemos armado el lío. Vista la dimensión del asunto, Pedro Sánchez tiene a bien decir que  no hay asunto. O sea si no hay problema ¿para qué se inventa? El PP recapacita y se da cuenta de que su seguidismo con Vox le resta y de qué manera. Y a cuentagotas  recula. En fin, todo esto más pareciera una serpiente de verano en medio del temporal Gloria que ha destrozado nuestras costas y se ha cobrado la vida de nueve personas..

Y ahora el Código Penal. Nos sorprendidos con los “viernes sociales” del gobierno en funciones de Pedro Sánchez. Ahora sus nuevos Consejos de Ministros son espectaculares. Y no por los nombramientos.  Sacamos a pasear lo del veto parental y ahora la reforma del Código Penal para “beneficiar” a los políticos presos del procés. La reforma supondría la rebaja de las penas que se contemplan para el delito de sedición. Y claro el código prevé que se aplique de forma retroactiva la ley más favorable al reo, incluso si su condena es firme. Es decir sin despeinarse tenemos un futurible beneficio para los condenados. Pero otra vez ante la dimensión crítica que ha alcanzado el asunto, la vicepresidenta Carmen Calvo, dice que se debatirá en el Parlamento. Pero vamos a ver, ¿se toman decisiones o se lanzan propuestas para después recular?. No parece muy serio.

Da la impresión que hay más efectos especiales, más marketing y más estrategia que decisiones o soluciones. Desde Cataluña, ERC que está en el asunto negociador y JxCat están ojo avizor y no se fían del nuevo gobierno de coalición. Se está a la espera de que se sustancie la famosa mesa de diálogo y que se produzca la entrevista con el de momento president de la Generalitat, Quim Torra.

El Tablero

PSOE: Pedro Sánchez vende su producto. Aquí se viene arriba y nos vende la subida salarial a los funcionarios que ya habían dejado en herencia Cristóbal Montoro y Mariano Rajoy. Y la ministra podemita, Yolanda Díaz pacta con patronal y sindicatos el SMI en 950 euros, o sea cesión. Nada de promesas electorales (1.000 euros) que son solo para las campañas. Y atención que en sus cálculos figuran los presupuestos para antes del verano. Da la sensación por momentos que deja hacer a su socio Pablo Iglesias.  Pero Sánchez no puede evitar su vena mediática y a sus deudos independentistas. Habrá en la primera semana de febrero reunión con  Torra. Y se adivina ya algún amago de crisis interna en el gobierno y entre las filas socialistas. En la toma de posesión de la nueva directora de la Guardia Civil, María Gámez, ausencia muy comentada de la ministra de Defensa, Margarita Robles y también de la cúpula judicial. Parece que el ministro de Interior, Fernando Grande-Marlaska y la ministra no se llevan.  Y decíamos sobre Sánchez  lo de vender el producto también allende nuestras fronteras. En el Foro de Davos y en inglés, en eso hay que reconocerle el mérito, y haciendo historia presenta  la coalición con Podemos ante la élite del capitalismo mundial para que no se pongan de los nervios. También se ha reunido con los dueños de Google y Apple. Pero con avisos para nuestros bolsillos. La única manera de luchar contra el déficit es vía impuestos. Pues nada, habrá que pagar. Porque de algún lado tendrán que salir los recursos para cubrir el gasto social. Cosa curiosa desde hace ocho años no acudía ningún presidente español a Davos. A Rajoy nunca le interesó. Sí que acudía el Rey Felipe que fue alabado por sus intervenciones sobre el cambio climático. Este año no va, ya está Sánchez. Y ya que estamos con asuntos internacionales, atención a Marruecos que ve cierto desconcierto hispano y aprovecha el momento para votar en su parlamento la ampliación de sus aguas territoriales hasta Canarias. La ministra de Exteriores, Arancha González Laya, se tendrá que aplicar para reconvenir a nuestros vecinos estratégicos. Ya es conocida su dinámica de aflojar y apretar según interese.

PP: Pablo Casado y el centro. Si no lo ataja pronto, Vox le puede ganar la partida. En el asunto del “pin parental” les han pillado con mensajes contradictorios entre su secretario general, Teodoro García Egea y su portavoz parlamentaria Cayetana Álvarez de Toledo, en línea con los de Abascal.  Pero es que el propio Casado fue demasiado duro, por momentos parecía de Vox y claro las alarmas ya se han encendido. Núñez Feijóo, Alfonso Alonso, la presidenta de la Comunidad de Madrid, Isabel Díaz Ayuso , incluso el propio presidente murciano, Fernando López Miras que han vuelto sobre sus pasos. Alguien debería poner orden. Y mientras para recuperar la vena institucional, a lo mejor hay acercamiento al PSOE para la renovación del Poder Judicial o no y se vuelven a aliar con Vox, su socio incómodo.  Y como la justicia, lo hemos dicho muchas veces, sigue haciendo camino, y el pasado es tan tortuoso, nueva imputación en este caso para el que fuera número dos de Interior con Jorge Fernández Díaz.  Francisco Martínez resulta imputado por sustraer documentación al que fuera tesorero del partido, Luis Bárcenas. Todo son alegrías, por eso deberían ser prudentes y recordar que el centro en su fuerte, una vez que Ciudadanos está en plena destroza. Por cierto regreso a la palestra política, de Miguel Ángel Rodríguez, el hombre de José Mª Aznar que vuelve como jefe de gabinete de la presidenta madrileña. Está visto que son puestos muy cotizados políticamente. Control, poder y estrategia. Curioso Rodríquez contra el monclovita Redondo. Duelo apasionante entre fontaneros de pedigrí. 

VOX: Santiago Abascal coloca sus mensajes. Y nadie los para. Todos entran al trapo, da igual de lo que se habla. Desde Vox se abusa de las fakes, bulos y mentiras para inventarse la realidad. Y presionan a PP y Ciudadanos y les ponen nerviosos. Y sorprendentemente entran al juego en la reacción con el propio gobiernoLo del “pin parental” ha sido un ejemplo.  En un asunto tan sensible como es la educación de los niños, es fácil dar recetas sencillas y muy espectaculares. Han creado un problema donde no lo había. Y la contrapartida será el apoyo a los presupuestos. Pero es que en Andalucía y Madrid, comunidades donde Vox es decisivo, sus gobiernos respectivos se han desmarcado del famoso asunto. Y mientras  Twitter ha decidido suspender la cuenta de Vox por “incitación al odio” tras el intercambio de mensajes con la portavoz socialista Adriana Lastra. En un intercambio de mensajes desde la formación de Abascal se acusaba al gobierno de “promover la pederastia con dinero público”. Juegan demasiado y alguna vez se encuentran con la horma de su zapato. 

UNIDAS PODEMOS: Pablo Iglesias se reinventa. Esta semana le hemos visto hasta prudente. Se ha paseado por su ministerio para saludar a los trabajadores, se estudia documentos y deja que Sánchez acapare protagonismo. Pronto saldrá para darnos titulares sociales. Y recordamos su situación partidaria. En Abril pasado aparentemente se echó a un lado y se adivinaba que Irene Montero les sustituiría al frente de su formación política. Hoy es vicepresidente del gobierno con Sánchez y pásmense va a por su reelección como líder de Podemos. Se ve que el poder le da alas. La publicación de los sueldos que percibirá como vicepresidente al igual que sus compañeros no le quita el sueño. Es lo que tiene estar en el gobierno para gobernar para las personas, como es su mantra. Se esperan pronto sus medidas. A tenor de lo visto con la parte socialista, se esperan grandes acontecimientos. No deberían perder de vista que muchos ciudadanos confían en sus decisiones y están cansados de artificios.

CIUDADANOS: Inés Arrimadas lo tiene difícil. Todavía no ha podido confirmar su liderazgo porque la cita será en marzo. Ahora, sí o sí, están obligados a entenderse con el PP en posición centrada. Aunque busquen  protagonismo separándose de Vox, no lo consiguen. La pro actividad de los de Abascal que colocan sus mensajes y que azuzan a los populares por el liderazgo de la derecha, la han dejado sin apenas relato. Se la ve sola. Han desparecido todos los pesos pesados de la formación, aunque algunos continúen en la gestora, no ayudan, más bien socaban. 

Las frases de la semana

Ana Iribar, viuda de Gregorio Ordoñez, asesinado por ETA  hace 25 años: “El perdón se utiliza para lavar la conciencia de una parte de la sociedad vasca y sus instituciones, las que no estuvieron a la altura de las circunstancias y ahora buscan ser perdonados. En el País Vasco todo ha llegado demasiado tarde” ¡La memoria de un país que se debe conocer, en especial por nuestros jóvenes, sobre todo para que no se repita. Goyo Ordoñez fue único! 

Rey Felipe VI en Israel en el 75 aniversario de la liberación de Auschwitz: “No hay mayor imprudencia que cuando uno piensa que está por encima de los demás, cuando se siente con derecho a discriminar, a tolerar la intolerancia o a promover el resentimiento contra los demás por intereses políticos, extremismo religioso u odio racial” ¡Lo suscribimos. Más para nuestra memoria colectiva que no debemos olvidar!

Pedro Sánchez, presidente del Gobierno: “Quiero ir al encuentro de todos los presidentes autonómicos. Seré yo esta vez quien vaya a verlos” ¡Si llamo a Torra, lo hago llamando a todos los presidentes para camuflarlo. Y si ahora lo visito también para vestirlo visito a los demás. De verdad, ¿es necesaria tanta estrategia escénica?!

MªJesús Montero, ministra de Hacienda y portavoz del Gobierno: “A este gobierno nos dan miedo pocas cosas”¡No hace falta recordarlo, ya se ve!

Carmen Calvo, vicepresidenta primera del gobierno: “No me siento representada si se dice Congreso de los diputados. Tendría que ser Congreso a secas. Igual que cuando me dicen que soy vicepresidente tampoco me doy por aludida” ¡Si le quiere dar valor al feminismo hay que empezar por otras cosas más trascendentes y no por algo menor!

Antonio Garamendi, presidente de la patronal CEOE: “Si a la empresa se le complica una norma laboral, igual no contrata a nadie. Eso es así.” ¡Los empresarios en prevengan!

Alberto Núñez Feijóo, presidente de la Xunta de Galicia: “España no puede permitirse que la precariedad parlamentaria del ejecutivo se priorice por encima del daño que se pueda hacer a nuestro país. No puede permitirse que tenga más el que más grite” ¡Muchos portavoces en el PP. En este caso estamos de campaña electoral para los comicios gallegos!

Carles Puigdemont: “El realismo político obliga a que no me ignoren en la mesa de diálogo. Excluirme no es inteligente” ¡El personaje es tremendo. Pero ahí sigue. Que se lo digan a Torra que nota su respiración en el cuello!

Joan Francesc Miras, antropólogo: “Me indigna la falta de objetividad a veces de mi gremio ideológico” ¡No sabemos si lucidez de pensamiento o arrepentimiento ideológico!

next

Conecta con nosotros

Valencia Plaza, desde cualquier medio

Suscríbete al boletín VP

Todos los días a primera hora en tu email