Este sitio web hace uso de cookies con la finalidad de recopilar datos estadísticos anónimos de uso de la web, así como la mejora del funcionamiento y personalización de la experiencia de navegación del usuario. Política de Cookies Aceptar

GRUPO PLAZA

'saguntiliada' pone el broche final a sagunt a escena

Paco Zarzoso pone en escena una carta de amor al teatro a través de la historia y el mito de Sagunto

4/09/2020 - 

VALÈNCIA. El Teatro Romano de Sagunto que actualmente sirve como escenario principal del festival de artes escénicas Sagunt a Escena tiene 20 siglos de historia. Aunque en realidad, en 15 de ellos no ha habido tal actividad; es más, cuentan las crónicas que ha habido momentos en la historia en los que ni siquiera se reconocía como un edificio dedicado a ello: "pensaban que era una especie de palacio, y eso dice mucho de la consideración que ha tenido el teatro a lo largo de todos estos siglos". Así lo explica el dramaturgo Paco Zarzoso, que hoy mismo estrena en ese mismo escenario Saguntilíada, su nueva obra con Companyia Hongaresa que repasa la historia del teatro a través del tiempo y sus registros, del teatro clásico al postdramatismo.

Zarzoso aborda este viaje temporal anclándose al Teatro Romano como espacio donde ocurre ese acto mágico. “Es un canto de amor al teatro, pasando por diferentes épocas, desde la Antigua Grecia, hasta el franquismo pasando por la época medieval o el siglo de Oro”, explica a este diario el autor. Escrita -casualmente- durante el confinamiento, esta declaración romántica cobra un especial sentido: si Zarzoso pretende reivindicar “que el oficio de los teatreros no es más que cualquier otro, pero sin duda es necesario”, 2020 tal vez haya sido el año en el que más imprescindible se haya hecho y, a la vez, el que menos obras está pudiendo ofrecer. El canto de amor se ha vuelto más visceral si cabía. 

“He escrito esta obra en la más absoluta soledad y aislamiento, y eso ha hecho que mi mundo de imaginación permita el mayor despliegue de recursos y amor al teatro que he hecho nunca. He tocado todos los registros para poder seducir al público, lo complicado ha sido llevar todo a cabo ahora…”, comenta Zarzoso. Si bien la obra se concibio para hacer ad hoc en el espacio del Teatro Romano de Sagunto, el dramaturgo afirma “que la historia ha ido adquiriendo un carácter universal que la hace trasladable”.

A lo largo de la obra, Saguntilíada muta en diferentes registros y géneros, mientras avanza en el tiempo. El punto de encuentro es el aquí (el allí en realidad, que es el Teatro) y el ahora explicado en el entonces. Qué es el teatro para el mundo es una de las preguntas principales que se plantea esta obra, y la flexibilidad narrativa es la que otorga la respuesta: “la obra demuestra que el teatro tiene la capacidad de transformar el dolor en otra cosa: le debemos al arte muchas risas, sorpresas y revelaciones”, opina el dramaturgo.

Sagunto, buen asunto

El Teatro Romano es ‘El Lugar’ por teatro pero también por estar en Sagunto, que además de ser cuna de las diferentes civilizaciones, lo es desde hace 25 años de Companyia Hongaresa. Saguntilíada es el una celebración de este hito y también es un homenaje a la historia del pueblo. Con dos núcleos y dos relatos históricos que contar, el pueblo de Sagunto suele pecar de ser algo agorero cuando se mira cómo se gestiona su historia. ¿Cómo un lugar con tanto potencial permanece -aparentemente- tan desatendido?

En este sentido, Zarzoso también quiere hacer una reflexión, mostrando “las luces y las sombras de Sagunto” a través de “su historia y sus mitos”. Y lanza una percha: a partir del trabajo de documentación de José Manuel Rambla para la obra, han encontrado un descubrimiento “que sorprenderá a los saguntinos y saguntinas que vayan a verla”. A la vez, se resiste a hacer la primicia durante la entrevista.

Para poner sobre el escenario este Saguntilíada, Zarzoso ha tirado de hasta cuatro actores de Sagunto, aunque en esta peculiar celebración también ha querido contar con personas que han formado parte de la historia de la compañía teatral a lo largo de este cuarto de siglo. Ahondado sobre ello, una reflexión: qué momento más dulce para una compañía poder crear una obra para un lugar cómo este.

“El éxito ha sido aguantar todos estos años, seguir haciendo y seguir manteniendo las ganas. Nuestra trayectoria se cuenta con proyectos como este, pero también estamos haciendo una obra con una piedra y un actor. A lo largo de nuestra historia, hemos demostrado que anteponemos los artístico y lo humano a los medios y crecer sin más. La aventura ha sido muy difícil”, responde.

Para saber más

Noticias relacionadas

next

Conecta con nosotros

Valencia Plaza, desde cualquier medio

Suscríbete al boletín VP

Todos los días a primera hora en tu email