GRUPO PLAZA

Parques infantiles con riesgo mínimo de contagio

Dos empresas valencianas aplican la fotocatálisis para lograr espacios libres de virus, bacterias y contaminación

15/10/2020 - 

VALÈNCIA. Las empresas valencianas Parques Troe y CCS (Clean&Control Services) han unido fuerzas para conseguir parques infantiles más seguros, capaces de auto desinfectarse y de reducir al 95,99% el riesgo de contagio de virus y bacterias.

Lo hacen posible gracias a la aplicación de una nanopintura fotocatalítica y ecológica que, aplicada en la superficie de los parques infantiles, consigue la desinfección de los espacios mediante el contacto con la luz.

Este innovador recubrimiento ya ha sido aplicado en un parque infantil de Benetússer y permite mantener esta zona desinfectada y libre de cargas virales y bacterianas por dos años. La fotocatálisis supone la descontaminación y por tanto la mejora de la calidad del aire, la autolimpieza del espacio y la desinfección:
estas tres características vienen avaladas por los certificados de calidad ISO22197-1 2007, ISO27448:2009 e ISO27447 respectivamente.

¿Cómo funciona la nanopintura fotocatalítica?

La fotocatálisis es una reacción química que convierte la energía solar en energía química, que da origen a reacciones tanto de oxidación como de reducción lo que promueve la eliminación de la mayor parte de los contaminantes en las ciudades y del 95,99% de los virus y las bacterias.

Parques Troe y CCS aplican la nanopintura fotocatalítica SmartAir en todos los elementos del parque infantil como juegos, columpios, toboganes o suelos de caucho. Este recubrimiento es un reactivo que funciona con luz natural o artificial y provoca que todos los microorganismos que entran en contacto con la superficie recubierta se descompongan. 

De esta forma se mejora la higiene y la seguridad del parque y como consecuencia se llega a alcanzar un 48% de mejora en la calidad del aire. Aplicando nanopintura fotocatalítica en parques infantiles, tanto en los materiales de los juegos como en los suelos de caucho, se consigue una barrera extra a todos los contaminantes y a bacterias, hongos y virus: una seguridad extraordinaria que refuerza la desinfección y la limpieza de los espacios comunes.

Nanopintura fotocatalítica frente a bacterias y moho

La nanopintura fotocatalítica SmartAir ofrece una excelente propiedad higiénica para toda clase de superficies y elimina el 95,99% de las bacterias con un continuado efecto gracias a la luz. La evaluación de la actividad antibacteriana de SmartAir está basada en estándares de la industria y la experiencia en efectos fotocatalíticos sobre bacterias como Staphylococcus aureus, Listeria
monocytogenes, Salmonella tiphymurium, Bacillus cereus o Enteroccoccus faecalis, entre otras.

Smart Air cuenta con el certificado ISO 27448:2009 MIL-PRF-87285 el estándar para evaluar la limpieza de una superficie. Cuando se expone a la luz, mantiene las superficies limpias. Las sustancias a base de aceite generadas por las emisiones de los vehículos se adhieren a las superficies de las paredes y capturan el polvo en el aire. 

La lluvia, el rocío y la humedad en el aire mejoran aún más la adherencia que agrega estas sustancias, y cuando se seca dejará una gruesa capa de suciedad. Cuando SmartAir se expone a la luz, tiene la capacidad de “atraer” agua en lugar de repelerla (propiedad hidrofílica). Permite que las partículas de agua presentes
en el aire formen una capa protectora delgada e invisible en las superficies que evita la deposición de sustancias oleosas en primer lugar. De esta manera, la mayor parte de la suciedad se puede eliminar sin manchas, creando un “acabado limpio”. Además SmartAir tiene una fuerte propiedad anti moho y anti olores
en el ambiente y elimina el 95.99% de los mohos de cualquier superficie.

 La evaluación de la actividad anti moho se basa en la certificación ASTM D3273 estándar de la industria de efectos fotocatalíticos sobre el moho.

Nanopintura fotocatalítica que elimina la contaminación

El revestimiento fotocatalítico combate y descompone las partículas de polución y suciedad, ofreciendo al usuario de los parques, superficies más limpias y un aire más puro. Por ejemplo, un m2 cubierto con la nanopintura fotocatalítica
SmartAir elimina 0.071 gramos de dióxido de nitrógeno cada 12h al día, siete días por semana los 365 días al año.

Al comparar la acción de la nanopintura con los efectos de los árboles en la eliminación eficiente de los contaminantes del aire podemos ver cifras muy llamativas: un árbol elimina 800 gramos de contaminantes al año, lo que supone 2,19 gramos al día. Mientras que pintando con SmartAir la superficie proyectada de un árbol, se eliminan 2.56 gramos de contaminantes cada 12 horas, es decir
reduce un 17% más la contaminación.

En el caso de recubrir 22.000m2 de superficie con la nanopintura fotocatalítica de SmartAir equivaldría a la descontaminación de 715 árboles. Una habitación de 4m x 5m de 20m2 con una altura de 2.75m contiene una superficie total de 22m +27.5m + 20 = 69.95 m2 sin contar con el suelo. Equivalente de 2.27 árboles por habitación.

SmartAir utiliza la luz para activar la propiedad de la descomposición de los contaminantes en las superficies. La acción del aire inteligente tiene lugar cerca de la superficie de las paredes. Gracias a la circulación del aire, sus efectos se extienden a todo el entorno. Si se usa en las superficies externas de los edificios, ayuda a reducir la contaminación del aire de las ciudades, mientras que, si se usa en las superficies en interiores, convierte nuestro entorno de vida más
saludable, más seguro y más higiénico.

next

Conecta con nosotros

Valencia Plaza, desde cualquier medio

Suscríbete al boletín VP

Todos los días a primera hora en tu email