X AVISO DE COOKIES: Este sitio web hace uso de cookies con la finalidad de recopilar datos estadísticos anónimos de uso de la web, así como la mejora del funcionamiento y personalización de la experiencia de navegación del usuario. Aceptar Más información
Hoy es 18 de febrero y se habla de forinvest 2020 FACEPHI ley del juego CÓMICS puerto de valencia
GRUPO PLAZA

opinión

Perspectivas de la economía china en el Año del Perro

El director de Inversiones de Deutsche AM se muestra optimista sobre el gigante asiático en su nuevo año desde tres perspectivas: economía, acciones y bonos

16/02/2018 - 

MADRID. Somos constructivos respecto a la economía china y a las clases de activos chinos en el Año del Perro. Las oportunidades todavía permanecen dentro del mercado de acciones  y del mercado de deuda. Miremos las tres áreas: la economía, las acciones y la renta fija.

En 2017 el PIB chino alcanzó el 6,9%, el primer incremento anual desde 2011; la mayoría de los inversores no lo esperaban. Esperamos que este crecimiento continúe en 2018, aunque más lento que en años anteriores, ya que la actividad crediticia se modera debido al desapalancamiento, la mayor regulación y el ajuste en algunos sectores financieros.

Las previsiones de Deutsche AM para el PIB de China en 2018 se mantienen en el 6,5%. Los últimos datos del PMI siguen siendo sólidos. Los datos recientes de la industria permanecen positivos, sobre todo en cuanto a la importación de materias primas, mientras que es probable que la inflación suba de niveles bajos, aunque dentro de los objetivos marcados por la PBOC (Banco Popular de China). Seguimos anticipando la continuación de una reestructuración económica y la liberalización del mercado de capitales, mientras se continúe redirigiendo créditos a empresas más eficaces. 

Sin embargo, persisten los riesgos económicos como una excesiva regulación financiera y una política demasiado estricta para, por ejemplo, el mercado inmobiliario. Sin embargo, estos riesgos pueden ser manejados cuidadosamente por la política del gobierno. Las restricciones comerciales de los Estados Unidos también se mantendrán antes de las elecciones legislativas en Estados Unidos. En general, todavía esperamos un entorno de crecimiento de China sólido y continuo que ofrezca oportunidades de inversión para 2018.

Mercados de renta variable

Los mercados de acciones a corto plazo en todo el mundo están experimentando una corrección, mientras que China se dirige estacionalmente hacia el Año Nuevo chino, donde la liquidez sigue siendo relativamente escasa, lo que se traduce en volátiles mercados de Hong Kong y el continente. Esperamos algunas semanas volátiles, ya que los inversores están a la espera  de la reunión de la APN que tendrá lugar en marzo para tener una mayor claridad política. La inclusión de las acciones clase- A en el MSCI en mayo podría traer soporte a los mercados domésticos de acciones clase A.

Para el próximo año seguimos esperando un bajo crecimiento de las ganancias para el MSCI China, sin cambios aquí, y con la reciente corrección del mercado, sigue ofreciendo oportunidades de compra ya que las valoraciones parecen más baratas para los inversores globales. El entorno macro, como destacábamos, también sigue siendo positivo para los activos de riesgo. Nosotros preferimos sectores como financiero, inmobiliario, consumidor, internet y materiales. China sigue siendo una sobreponderación clave en nuestras carteras de mercados emergentes de renta variable.

Mercados de renta fija

Al igual que en las acciones, los mercados de deuda se han ajustado. La recogida de beneficios en tasas y crédito ha inducido una mayor volatilidad. Consideramos que la corrección es necesaria para una inversión saludable a medio y largo plazo. Tácticamente podríamos ver una desventaja adicional, sin embargo, para 2018, China seguirá siendo la fuerza motriz en términos de emisión con más de la mitad de las nueva emisiones previstas. Esperamos alrededor de entre 250- 300 billones en emisiones en 2018 para Asia, principalmente de alta calidad, y sobre todo en China. 

China ha estado reestructurando activamente los balances y ha preferido canales de financiación no bancarios. Por lo tanto, vemos la venta reciente como una oportunidad de compra y vemos el carry play como un tema importante en la primera mitad de 2018, dado el aumento de los rendimientos. Los inversores en su conjunto deberán ser selectivos y tácticos. Creemos que los mercados chinos pueden superar algunos de los reveses recientes a corto plazo y esperamos encontrar más oportunidades de inversión en el próximo año del perro. Kung Hei Fat Choy!

Sean Taylor es director de Inversiones de Deutsche AM para Asia Pacífico

Noticias relacionadas

next

Conecta con nosotros

Valencia Plaza, desde cualquier medio

Suscríbete al boletín VP

Todos los días a primera hora en tu email