X AVISO DE COOKIES: Este sitio web hace uso de cookies con la finalidad de recopilar datos estadísticos anónimos de uso de la web, así como la mejora del funcionamiento y personalización de la experiencia de navegación del usuario. Aceptar Más información
GRUPO PLAZA

Podem pide que Marzà comparezca y presente la documentación de Edificant tras un año de retraso

16/01/2019 - 

VALÈNCIA. Lo pidieron en noviembre, lo recordaron en abril y lo han vuelto a reclamar ahora. El pasado 20 de octubre se cumplió un año de la aprobación de Edificant, el plan de la Generalitat para construir y mejorar centros escolares en colaboración con los ayuntamientos de la Comunitat Valenciana y así acabar con los barracones. Un compromiso ambicioso que el president de la Generalitat, Ximo Puig, anunció para dar inicio al curso político en el Debate de Política General de 2017 por el que Podemos ha vuelto a pedir explicaciones y que se va a convertir en un punto de presión de los morados al Consell en la recta final de la legislatura. 

Conviene recordar que apenas unos días después de la publicación en el Diari Oficial de la Generalitat Valenciana (DOGV) del decreto ley que contempla una inversión de 700 millones de euros entre 2018 y 2022 para edificar 200 nuevos colegios y reformar otros 500, Podemos ya avisó de que no se fiaba. 

No tenían clara la metodología, ni la viabilidad del programa. Para verificar que lo prometido se cumplía, prepararon una moción en Les Corts que se aprobó en noviembre gracias al respaldo del PPCV en la que obligaban al conseller de Educación, Vicent Marzà, a acudir semestralmente al parlamento valenciano para rendir cuentas de los avances y ritmo de ejecución de las obras, así como presentar los informes pertinentes e instar al Consell a hacerse cargo de la supresión de los barracones si los ayuntamientos no eran capaces de asumir los costes.

El conseller de Educación, Vicent Marzà. Foto: EVA MAÑEZ

Seis meses después de su aprobación, los morados convocaron a Marzà para que se enfrentara al primer examen de su proyecto estrella. Sin embargo, en su lugar acudió el secretario autonómico de Educación, el socialista Miquel Soler. Un intercambio que en el partido que dirige Antonio Estañ no sentó nada bien. Menos aún lo hizo que lo hiciera sin la documentación exigida.  

Un año después de la puesta en marcha del plan, la formación sigue desconfiando del éxito que pueda tener el proyecto. No en vano, el diputado Antonio Montiel ha vuelto a registrar un escrito en el que pide que el responsable de Educación acuda al Parlamento valenciano y cumpla con el mandato de Les Corts de rendir cuentas y entregar una "copia de las resoluciones y convenios mediante los cuales se instrumente la aceptación de la delegación como también de las delegaciones que no se hayan materializado con la expresión de los motivos de esta circunstancia; documentación que el Consell no aportó en la anterior comparecencia en comisión". 

En este sentido, el diputado explica que su grupo no puede "aceptar que miles de niños y niñas tengan que seguir recibiendo clases en barracones y que se asuma con naturalidad por parte de la conselleria que pueda cerrarse la legislatura con casi 3.000 barracones en funcionamiento".  

Cabe señalar que al inicio del curso escolar, el número de alumnos en barracones según los datos facilitados por el Consell ascendía a 4.000. Una cifra que hacía referencia a los centros formados íntegramente por aulas prefabricadas, sin tener en cuenta las que se encuentran parcialmente en módulos. Teniendo en cuenta este segundo factor, tanto Podemos como el PPCV calculaban que la cantidad podía aumentar hasta más de 10.000 menores. 

Noticias relacionadas

next

Conecta con nosotros

Valencia Plaza, desde cualquier medio

Suscríbete al boletín VP

Todos los días a primera hora en tu email