GRUPO PLAZA

LA SEÑORA SIEMPRE TIENE RAZÓN

¿Por qué los abstractos son heterosexuales?

24/09/2016 - 

VALENCIA. Hace casi veinte años, el tres de octubre de 1996, la poeta polaca Wislawa Szymborska recibió la noticia de que le habían concedido el Premio Nobel de Literatura. Declaró entonces en una rueda de prensa: “El mundo es tan interesante que no vale la pena ocuparse de uno mismo.” 

Nos ocuparemos pues de los demás, pero al modo WhatsApp (antes se decía “telegráficamente”) porque los acontecimientos sociales han proliferado esta aún calurosa semana de septiembre sustituyendo a la temporada de setas. 

Desde la lengua hasta el rabo

Retomemos la comida que el restaurante Muí, del vanguardista Jorge Bretón, ofreció en La Rambleta para inaugurar su ciclo “Cocineros con Futuro”: trimestralmente un joven cocinero de excepción se encargará de realizar, en el soleado bajo de este contenedor cultural, menús especialísimos para veinte personas. 

El invitado de esta temporada es el chef colombiano Junior Franco, del restaurante Origen Clandestino. Menú: ostra valenciana en sorbete de mango verde, sal, pimienta y chiles secos (delicadísimo sabor), desde la lengua hasta el rabo de vaca (un elegante paseo por las carnes tradicionales de casquería), marmijapo (marmitako con sabor de Japón), ceviche cartagenero (servido sobre patacón de plátano), sancocho de merluza (de las costas caribeñas), carajillo de presa ibérica (miam-miam) y piña colada colombiana (chicha con un toque innovador). 

Invitados: Felipe Carreño, Cónsul de Colombia en Valencia. Catalina Hale Dubois, de Alhambra. El cocinero Borja Testón. Ferran Cano, periodista. Las gastronómicas Eva M. Rosúa, de Verlanga, Olga Cano, Laura Ramírez de Spanish Food, Paula Pons. Miguel Gilabert, instagrammer gastronómico. Adrián Salvador de Siemprevivas. Sara Navarro, diseñadora y periodista en Plateselector. Vicent Molins, que dice que es de La Rambleta pero sospecho que compagina con Valencia Plaza; mi jefe, Eugenio Viñas, una de las personas que más admiro y quiero, y le tout Rambleta en la acogida: Mariola Cubells, Lorena Palau, Laura Barceló Alegre y Quique Médina

De Valencia a San Sebastián

La semana pasada compartíamos este menú con Lourdes Reyna, a punto entonces de estrenar su cómplice documental sobre el vitalicio diario íntimo audiovisual “Bigas x Bigas” en el Donostia Zinemaldia, acompañada por los actores, amigos y familiares del director Bigas Luna: Aitana con su marido, Javier sin Penélope, Leonor, Jordi, la viuda de Bigas, Cèlia Orós, el coproductor y miembro de El Tricicle, Carles Sans, y el director técnico del documental, Santiago Garrido Rua. También coincidió gente que también estuvo en la despedida del que fue director de La Mostra cuando tenía glamour, Luis Forteza, como Pedro Pastor o Lucas Soler.  Al acabar, el público hizo para el equipo artístico un pasillo de aplausos. Coincidieron en el festival con el incombustible Juanma Bajo Ulloa, el psicodélico Vigalondo y el gran Arturo Valls, que presta su voz al malo de una peli infantil.

“Bigas x Bigas” es el retrato de los gustos, ideas, luces, recuerdos y de la inagotable personalidad del hombre que, no solo transmitió el germen creativo a algunos de los actores más macho y actrices más hembra de nuestro cine, sino que también dirigió cosas alucinantes como el anuncio del desengrasante KH7. Mujer, también de múltiples aficiones, que igual canta que toca el piano monta una Harley o hace de madre amazona, Lourdes comparte en este documental el legado carnal y renacentista de las de Bigas: su erotomanía, las afinidades gastronómicas, a veces lácteas, su filosofía y sus sueños: todo un espectáculo de nuestra idiosincrasia hispana, de antes de dejar de drogarnos, eso sí, que merece recuperarse y que podremos ver en las pantallas antes de final de año.

El coño es abstracción, Scully + Tomasko

El Parnaso de la Cultura bancaria, el Centro Cultural Bancaja, inaugura su anual esfuerzo expositivo con sesenta obras de los encantadores pintores abstractos residentes en Nueva York, el dublinés Sean Scully y de su esposa, la suiza Liliane Tomasko. La presencia de ambos en el vernissage, acompañados por su hijo, llenó de vida y calidez ese momento en el que los valencianos nos ponemos, quién sabe por qué, solemnes sin venir a cuento. Scully, sin embargo, llevaba bajo el brazo a Doggie Bowl, el perro de peluche de su niño, mientras Tomasko tomaba fotografías de las pinturas, como dos londinenses sin complejos. Sus cuadros son jodidamente hermosos, fucking wonderful para entendernos: parecen unos tableros de juegos por inventar o banderas de países imaginarios, donde se desvelan paisajes no convencionales, con un sentido delicado de la proporción y la luz. 

Se nota la influencia del catolicismo en Scully porque, de niño, las personas más importantes en su vida eran su conejo mascota y la virgen María, a los que modelaba en plastelina y acababa casando o haciendo tomar el té. Su padre era un genial jugador de fútbol frustrado que formó un hogar lleno de ira. Escapar. Incluso de la muerte de su primer hijo en 1993. Nunca sabe hacia donde irán sus pinturas, que ahora derivan hacia el cobre, y es un admirador del censurado artista suprematista ruso, Kazimir Malevich. Como ven, soy fan y cuanto más le critican, más me gusta.

Muchísimos niños y pre-jubilosos en esta presentación que contó con el comisariado de Javier Molins, crítico de arte en el ABC, que tuvo que hacer de niñero de los artistas, ¡Con lo que es él! Asisitieron el amable presidente del centro Cultural Rafael Alcón. Albert Girona, Secretario Autonómico de Cultura. Ana Botella diputada del PSOE en el Congreso y su hija Esperanza. Emiliano García de Bodega Montaña. Salvador Navarro, presidente de la patronal de Valencia. José Vicente Morata, presidente de Cámara de Valencia. José Ignacio Casar Pinazo, director del Museo de BB.AA. El notario Alfonso Pascual y su esposa Socorro Maldonado. El Doctor Mira y su esposa Silvia Pardo y María Yague. Juan López-Trigo, Presidente de la Fundación Cañada Blanch. Montse Climent, jubilosa del IVAM. El doctor Muñiz Morata. El pintor Paco Sebastián. El doctor José Mir Pallardó, cirujano emérito investigador en el Hospital La Fe, vestido de traje blanco y camisa de hojas verdes. El pintor y profesor catedrático de la facultad de BBAA Horacio Silva. Francisco Javier Edo Ausach, vicepresidente de la Fundación Mundo 21 y ex director de la Oficina de Acnur. La artista Amparo Tormo. El artista Vicente Colom. Juan Manuel Bonet, que creo que presentó una expo de Scully en el IVAM cuando fue su director o no sé si fue Kosme de Barañano, también presente. Irene Girona, accionista histórica del Banco de Valencia. Mayrén Beneyto, de UNICEF, con una preciosa falda abstracta en blanco y negro que me recordó la genial frase que Jorge González le lanzó a un amigo que se había enamorado de un pintor: “Pero, ¿cómo se te ocurre enamorarte de un abstracto? ¿No ves que son todos heterosexuales, porque el coño es lo más abstracto que existe en el mundo?” 

El mundo de Javier Mariscal

A renglón seguido, la galería Pepita Lumiere presentaba 170 piezas numeradas en varias técnicas a precios muy ajustados del gran Javier Mariscal: dibujos en papel de alta calidad, y metacrilatos pintados por el diseñador para la película de Garrirris en la que trabaja hace años. Es una historia de los años setenta, cuando todos teníamos el sueño de ser libres, hippies y vivir en Formentera, porque los amaneceres eran un espectáculo novedoso de aire puro después de ese franquismo que nos mantenía en casa, merced a la labor entregada de la Guardia Civil de los buenos tiempos de Cotino.

Mariscal, creador para Valencia de El Señor del Caballito, del mítico taburete Dúplex, de aquel isotipo (dibujito) de la Universidad de Valencia, tan atacado por Las Provincias, de la moderna identidad de Bancaja, de carteles diversos, de las barricas para las bodegas Vicente Gandía, de los dibujos de la fachada del hotel Silken, de la imagen de la tienda Agua de Limón en Jorge Juan o de colecciones de muebles para Uno Design, estuvo amabilísimo con todo el mundo que quería conocerle y hasta, Horreur! sacarse una fotografía.

Si bien “Chico y Rita”, dirigida junto a Fernando Trueba, tuvo un gran éxito de crítica y fue nominada a los Oscar, la gente, incomprensiblemente, no acudió suficientemente a verla como para que fuera bastante rentable. Este año sí podrán hacerlo en masa en su Mariscal Portraits, un proyecto personal para compartir y conectar con la gente. 

Echamos de menos a representantes de las instituciones públicas, especialmente a los de Compromís y tal, y aún así la convocatoria tuvo un enorme éxito de público y de buen rollo fuera de lo normal. No en vano Mariscal ha estado en todos los ámbitos de esta ciudad con ideas brillantes. Desde que llevaba aquella melena a lo John Lennon. O cuando observaba inmutable al director griego Stavros Doufexis hacer barbaridades en “FiestAristófanes”, con Esperanza Roy, Manuel Barceló y Pep Llopis, obra en la que diseñó vestuario y escenografía. ¿No se acuerdan?

La acera del Pepita Lumiere estaba completamente tomada por gente a la que se invitó a una cerveza Turia Marzen, y todos hablaban de Mariscal con recuerdos de cariño. En la pared donde cuelga el cartel de la galería, tres preciosos grafitti hechos por él, así como una pintura perruna y palmeril realizada sobre el cristal del escaparate. 

Entre la multitud de los que acudieron estaban dos hermanos de Mariscal, Ada, de Apple, y José María, radiólogo, porque los demás están rodando y trabajando por el mundo; el guionista Rafa Rodríguez Gimeno, el artista decorativo y práctico Martín Forés Sanz, el fotógrafo autor de las imágenes que ilustran esta crónica Nacho López Ortiz, artistas y amigos como Ester Cejudo, Yolanda Llácer, Silvia Andino, Enrique Vallés, Fina Fuertes, María Eugenia Bertó, María Baixauli, Carmen Errando Balbastre, Victoria Cano, Rafa Barrachina, Beatriz Abalos, Javier Gay Lorente, Vicente Torres, Emilio Arnau, Victor Aguado, los de g2Disseny, Pep Ruvira, musicólo y gestor musical que dirigió el Auditori de Torrent y hubiera podido dirigir el Palau de la Música ahora... Ibán Ramón... un momento que tomo aire...

José Juan Belda, Marisa Gallén, Daniel Nebot, fundadores de La Nave; el diseñador que fundó Punt Mobles, junto con su entonces esposa, Vicent Martínez Sancho y Vicente Blasco, diseñador industrial de la misma firma que hace el diseño de todo tipo de artilugios, envoltorio y mecanismos que tenemos en el mercado; Carmen Baselga; Mac Diego, que colaboró en la comunicación del evento; Luis Calabuig, de Odosdesign; Lola, Tapi y Santi Duato, hermanas de Nacho y primas de Ana: La guapísima Lola, mejorando lo presente, fue integrante del grupo de Ibiza y prota de muchos de los dibujos; el dibujante Sento; Tomás Gorría y Paco Ballester, yerno de Vicente Navarro, ambos de DissenyCV; Juan Martínez, Rocío Pastor, estilista de cine y hermana de Pedro Pastor porque los Pastor son muchos y amigos de los Herrando Mariscal; Elvira de Gracia, Marga Casanova, Mª Ángeles Fernández, creo que de la familia de el Horno Casaní que fue antes el horno Jorge Juan de Ismael Sanz, cuyo hijo ahora joyero de Ruzafa, Ismael Sanz Ferrero, estuvo en la exposición; Begoña Blasco; Loles Pascual, José Manuel Guillén; Jorge Pascual; Yolanda Iturraspe, ex de Alfaro, que antes regentaba el Restaurante La Petxina, que es ahora el Ducala... Arf...

… y Rafa Armero de ADCV y Amparo Balbastre de CDICV, asociación y colegio que colaboran con Pepita Lumier; Marisol Salanova, que vino al previo; Cristina Durán y Nuria Riaza, ilustradoras que expondrán en la segunda temporada en Pepita Lumier. Autores habituales de la galería como Laura Castelló, Belén Segarra, Alejandra de la Torre, Coté Escrivá y Samuel Gallego. Así como Ada Diez, ilustradora de la galería, junto a Lu Sanz, del Colectivo Hits With Tits; la creadora María Picatto, ex de Manolo Mata, Teresa Sáiz Alsina, del Centro de Música Alsina con la pelirroja Amparo González Arnau. Maite Ibáñez de La Nau, que apoya como nadie a todas las galerías valencianas, así como a sus artistas y a todo tipo de iniciativa ciudadana como los numerosos festivales urbanos que forman PICUV, y Sara Mansanet del Festival La Cabina, festival cuyo cartel es de una de las autoras de Lumier, Lawerta. Helena Bonet, Directora del Museo de Prehistoria. Carolina Vegas de Uve Comunicación y Mon Spidey del Dúo Santiamón.

Conspícuos previos

El día anterior, con Mariscal declarándose amante de los vegetales junto a Álvaro Pons, más la compañía del cariñoso Paco Roca, estuvieron Mariola Cubells y Vicent Molins, dibujantes como Lalo Kubala, Xavi Barrachina de 100 grados Fanzine, el diseñador Boke Bazán, los representantes de Asovalcom (Asoc. Valenciana del Cómic) Ricardo Engra y Carlos Ciurana, así como Amparo Maties, Presidenta del Club de Encuentro Manuel Broseta y Julia Pérez Broseta, de los Broseta de toda la vida, miembro de su Directiva.

Fantasía canina

En el Parc de la Senyera de Rafelbunyol tuvo lugar un peculiar concierto experimental, sólo para perros acompañados, con música ultrasónica, ladridos, aullidos, intrumentos diversos y sirenas en el Projecte Rafel Festival interpretado por Ensemble d´Arts. Superó todas las expectativas pues asistieron unas cuatrocientas personas y ciento cincuenta perros. 

Amigos de los perros

Los egregios asistentes humanos y caninos fueron el President Ximo Puig con Panxo. Los López Amoraga con Haddock. Alfons García y Elena Lys con tres de sus perros. Gloria Tello (sin perro, porque tiene gatos). La alcaldesa de El Puig, Luisa Salvador con su perro. Los Aimeur Garcia con Coco. Y ya, sin perro y como espectadores, Pep Llopis Presidente de la SGAE, Leonardo Marqués Subdirector de Música de Culturarts (ahora Institut Valencià de Cultura), José M. Agramunt, también de esa subdirección. Josep Ruvira, gestor cultural, Voro Garcia director de la Mostra Sonora de Sueca. El diseñador Macdiego e hija. Giovanna Ribes y Ana Pérez, grabando el documental. Estuvo el equipo de gobierno de Rafelbunyol al completo, el alcalde Francisco López, la concejal de Cultura Alicia Piquer, Mireia Gimeno de Bienestar Social y Borja Sanjuan, asesor en presidencia con Willie, Fernando Ciges con su familia y Alma, su perra.

Y los protagonistas: el prestigioso compositor Jesús Salvador “Chapi”, Miguel Ángel Berbis director artístico del “Projecte Rafel Festival”, la voz de Conxi Valero que iba disfrazada de can y el perro Alexandre que  subió al escenario y cantó o aulló, acompañado a la harmónica, desde el iPhone de la concejal cultural. Como dice la popular expresión: ¡Guau!

La città delle donne

¿Cuántas canciones, libros, películas, normas escolares, obras de teatro, iniciativas mundiales y explicaciones habrá que hacer para que se comprenda alguna vez la igualdad de género? Pues hasta que nos lo aprendamos. Por eso el Centre Cultural La Nau de la Universitat de València inauguró el miércoles 21 de septiembre a las siete de la tarde, la exposición “La ciudad de las mujeres. Fotografía, espacios y género” (FOTOGALERÍA AQUÍ), que incide, a través de los proyectos de siete fotoperiodistas valencianas, en la relación entre el género femenino y su espacio, cuando lo tiene. 

Las fotoperiodistas

Mi “hermana mayor”, Eva Máñez, fotógrafa de Valencia Plaza, plasma a través de su cámara los sentimientos de las mujeres del Cabanyal. Consuelo Chambó compara la vida de dos mujeres, una en paro y la otra exitosa abogada. Provi Morillas del diario Levante, realiza una imagen ausente de la esfera pública. Eva Ripoll, retrata a las mujeres artistas conquistando nuevos espacios. Amparo Simó, del diario Marca, habla de los espacios donde la mujer aún es segregada. Raquel Abulaila de la Diputación de Valencia expone la complejidad del colectivo transexual. Y Marga Ferrer, de 360gradospress.com, retrata el espacio masculino de lo rural en la huerta o la Albufera.  

Vayan a verla, porque no me quedan palabras para contársela, aunque pueden encontrar toda la información de este proyecto a través del blog. que además de guía informativa de la exposición, incluye dos anteriores: “Diversas. Historias de Mujeres” y  “DonesxDones”.

Invitados a la ciudad

Conforme pasaba la tarde, y al son de la banda sonora de la simpática DJ Miss Yuls, los invitados iban llegando según sus ocupaciones se lo permitían: la escritora, guionista y otrora presentadora de TV, Fani Grande, que está retratada por Eva Ripoll, a quien hizo también un retrato mientras la retrataba porque Fani no para. La Associació de Dones Progressistes de Picanya y la de Mujeres y Punto, que son una caña. Rebeca Plana, que posó también como modelo, artista de Albalat, donde ha vuelto a vivir, y directora de la Galería Thema. Carmen Amoraga, Directora General de Cultura y Patrimonio de la Comunitat. Paco Alos, de Caixa Popular, cuya entidad respalda, como la Generalitat, esta iniciativa. Ángel Puig, alias Angelito Torna y su amigo, El Flaco. Tania Castro, del Festival Foton. Elena Battaglia. Pili Discos. Ana Puchal. Ferrán Gadea. Martín Forés. la investigadora Clara Berenguer, reciente Premio Aurora Díaz-Plaja. José Garnería. Lucía Peyró, matemática de Beniganim. Vicenta Ramirez. Salvador Broseta. José Luis Pérez Pont. Jaime Pérez Oliver, de la Fábrica de Hielo y cónsul de Dinamarca en Valencia. Un increíblemente bien conservado Enrique García Asensio. Carmel Gradolí y su hija. Carmen Alborch. Carlos Plaza. La subdirectora del Institut Valencia de Conservació i Restauració de Bens Culturals (Ivacor), Gemma Contreras. Francisco Gil Gandía, el hombre que puso a Felipe V del revés en Játiva en 1956, cuando era párroco de la parroquia de Sant Pere. Carlos Pascual. Greta García. Pedro Muelas, exdirector del diario Levante-EMV. La fotógrafa Tania Castro. Mila Font, delegada de Médicos Sin Fronteras en Valencia. Eugeny, amigo de Antonio Llorens, que se puso a bailar inesperadamente. Jesús García Cívico, de la revista Canibaal y su esposa Greta. La escritora Raquel Ibáñez. Javier Calduch del desaparecido Guayquemola. Mariela Forcadell y Lola Barcia, interesantísimas fotolateras y de chicalista.net. El decano Antonio Ariño, que presentó el acto. Gloria Tello. Javier Alfonso, el mejor director de Valencia Plaza del Universo. Y  Sara Mansanet, del festival La Cabina, mejorando lo presente.

Día de México

El pasado domingo, la coqueta Asociación Cuauhtémoc (mexicanos residentes en Valencia) celebró su día de la Independencia en el histórico Mesón de Morella del barrio del Carmen. De las trescientas personas que acudimos, muchos llamamos a nuestros amigos, que llegaban y llegaban, todos muy contentos, porque la organización de esta muestra de música, baile, comida y trajes típicos gustó tanto que  recibió todas las felicitaciones. 

Aunque todos se conocían por el nombre de pila, las personas relevantes que les acompañaron fueron el acogedor Cónsul Honorario de México en Valencia, Pablo Romá, que parece mucho más joven. El presidente de la Plataforma Intercultural España, Eduardo Bejar. La artista Adis Soriano, esposa del director del Instituto Francés. La presidenta de la Asociación Casa del Pueblo Canario en Valencia, Diana López Morera. Vicente Navarro, gestor cultural. El pintor valenciano Eugeni Zuriaya. La artista en pintura Batik sobre sedas, Inma Mañes. Óscar Asiain, encargado del restaurante Ameyal con su esposa y su bebé. Michel Resedinz y Manolo Gragera, su esposo, de La Despensa de Frida. Los soberbios bailes corrieron a cargo de Òok'ot Danza Folclórica de México en Valencia de Víctor Castillo Muñoz con la música del Trio Tikal

La fiesta, que empezó a las seis de la tarde continuó hasta pasadas las diez, incluyendo la celebración del tradicional Grito de Dolores “¡Que viva México!” Al que creo que hay que añadir otro grito mexicano, ya internacional, típico de ese día aunque nadie lo recuerda: “¡Abajo el mal gobierno!”

Noticias relacionadas

next

Conecta con nosotros

Valencia Plaza, desde cualquier medio

Suscríbete al boletín VP

Todos los días a primera hora en tu email