GRUPO PLAZA

la iniciativa consiste en regar la zona boscosa de la vallesa para evitar el fuego

El proyecto Guardian contra incendios inicia su andadura con una planta regeneradora de agua

5/12/2020 - 

VALÈNCIA. El proyecto Guardian, orientado a prevenir incendios en el Parque Natural del Turia, comienza a convertirse en una realidad. Este viernes se ha presentado la primera infraestructura que se pondrá en marcha dentro de la iniciativa piloto: una planta regeneradora de agua que permitirá regar con agua reutilizada diferentes masas boscosas de La Vallesa, entre los términos municipales de Riba-roja del Turia y Paterna. El objetivo es humedecer las franjas de árboles que sirven como barrera natural entre el bosque y las urbanizaciones, de manera que recuperen el verde y no ardan en caso de incendio. Así, se generará una suerte de muro que protegerá a los vecinos y evitará que avancen las llamas. 

La planta se ha colocado en la Depuradora Camp de Túria II, y utilizará directamente el agua que se genera en esta estación. La depuradora se encargará de hacer una primera limpieza, y luego el agua pasará a la planta regeneradora para continuar con el proceso. Este mecanismo eliminará cualquier tipo de microcontaminante que pueda quedar en el líquido a través de un tratamiento de ozono, que funciona como un potente desinfectante. El agua resultante del proceso se transportará vía cañería a los diversos depósitos repartidos por el parque natural, ubicados en zonas estratégicas cercanas a núcleos de población. 

Una vez allí, estos surtirán a los aspersores que periódicamente regarán los árboles hasta devolverles un aspecto más verde y húmedo. Además, todo el agua reconvertida que no se invierta en la infraestructura de riego será vertida en el embalse de La Vallesa, entorno de especial protección natural, para contribuir a su recuperación ambiental y paisajística. La nueva planta de regeneración entrará en funcionamiento previsiblemente en 15 días, aunque todavía se están colocando las cañerías subterráneas que transportarán el agua. 

Un proyecto pionero en Europa

El proyecto Guardian es una iniciativa pionera en la que colaboran distintas entidades tanto públicas como privadas: el Ayuntamiento de Paterna, el de Riba-roja del Túria, la Universitat de València, la Universitat Politècnica de València, las empresas de gestión del ciclo integral del agua Hidraqua y Cetaqua y también la empresa de gestión ambiental Medi XXI. Además, la Unión Europea aportó financiación al proyecto por tratarse de un programa totalmente novedoso en el plano de la prevención de incendios.

Y es que, aunque hay otras muchas partes del mundo en las que se recurre a aspersores para humedecer las zonas boscosas y evitar de este modo la propagación del fuego, Guardian es el primer intento de hacerlo con agua reciclada específicamente procesada para ello. De este modo, no es necesario recurrir a la red común de agua potable, por lo que se produce un importante ahorro de recursos y se contribuye al cuidado ambiental. De hecho, la subvención europea llegó precisamente por la línea de la sostenibilidad. 

Por otro lado, Guardian también es el primer programa que estudiará y monitorizará cómo y cuánto hay que regar una zona boscosa para conseguir que se vuelva verde y húmeda. Así, el proyecto cuenta con una fase de estudio y experimentación que permitirá teorizar sobre la manera en la que hay que mantener las zonas forestales para volverlas más resilientes al paso del fuego. Un proyecto global que no solo se limita a inventar nuevos usos del agua, sino que también contempla otras acciones como la limpieza y el acondicionamiento del bosque, o los cursos de formación a los vecinos de la zona para que sepan cómo mantener el entorno libre de incendios. De este modo, recibirán nociones básicas sobre cómo cuidar sus jardines para hacerlos más resistentes, tanto en rutinas y productos como en especies. 

El contenedor que contiene la planta de regeneración

En cuanto a la planta de regeneración, el responsable territorial de Hidraqua, Jordi Azorín, ha explicado: "El agua que se obtiene en las depuradoras convencionales después de pasar el tratamiento primario y secundario, es un agua que permite su vertido al medio natural. Sin embargo, en el caso del proyecto Guardian se requería un agua de una calidad aún mayor, donde se focalizara en la eliminación de fitosanitarios". De ahí la importancia de desarrollar un mecanismo propio que se adaptase a las necesidades del proyecto. En este sentido, ha adelantado que la producción será continua y con un caudal de 10 metros cúbicos cada hora. 

Por su parte, el alcalde de Paterna, Juan Antonio Sagredo, ha valorado la importancia de la colaboración público-privada en proyectos de este tipo: "Se ha demostrado que juntos no solo llegamos más rápido sino que además también vamos más lejos". Además, ha resaltado el compromiso de la iniciativa con los Objetivos de Desarrollo Sostenible de la Agenda 2030: "Con esto, hemos iniciado un círculo virtuoso que nos permitirá estar más tranquilos ante la posibilidad de incendios". Finalmente, el alcalde de Riba-roja, Robert Raga, ha puesto el acento sobre la importancia de la innovación, especialmente en proyectos ambientales. Así, ha valorado positivamente la posibilidad de poder poner en marcha un programa piloto de estas características en La Vallesa. 


Noticias relacionadas

next

Conecta con nosotros

Valencia Plaza, desde cualquier medio

Suscríbete al boletín VP

Todos los días a primera hora en tu email