GRUPO PLAZA

INTENTAN SUMAR FUERZAS PARA EL AYUNTAMIENTO DE VALENCIA

Quién es quién en el hervidero de partidos valencianistas que se está cociendo en l'Horta

Sobre la base de experiencias personales en cargos locales y con mucha ilusión, han emprendido una carrera contrarreloj para presentar listas en 2023

5/05/2022 - 

VALÈNCIA. Un exalcalde de Benetússer con el PSPV-PSOE, un exconcejal de Ciudadanos en Alfafar, un vecino de la torrentina urbanización de El Vedat, un reducido grupo de ediles que forman una corriente que tiene en Albal uno de sus epicentros… La comarca de l'Horta, sobre todo en su zona sur, se ha convertido en una cantera de líderes de nuevos partidos de tendencia valencianista que aspiran a competir principalmente por la alcaldía de València, la capital autonómica. El problema para ellos consiste en que son muchos para un nicho de votos reducido.

"No se puede repartir el voto entre siete partidos que defienden cosas parecidas y que aglutinan la misma posibilidad de voto. Debemos llegar a las elecciones municipales con un pacto entre partidos valencianistas". Insistía en ello Tomás Meliá, presidente de Lo Nostre, una de estas formaciones. Su aseveración no constituye únicamente un deseo, sino que más bien responde a una obligación si pretenden obtener representación en València ciudad, donde la mayoría de ellas centrará el tiro electoral.

Lo Nostre, surgido hace año y medio, es uno de los más activos de estos partidos políticos de nueva creación. No arrastra la experiencia o la frustración, depende de cómo lo absorba cada cual, de haber competido sin éxito en los comicios de 2019. Por cierto, esta formación ha sellado un preacuerdo con Derecha Regional Valenciana, con un "compromiso de trabajo conjunto". Este último grupo tiene como presidente a Joaquín Corredor, quien fue concejal del PP en La Pobla de Farnals en la década de los noventa.

Valéncia Unida

A Lo Nostre le ocurre lo mismo a Valéncia Unida, el partido que preside Vicente González-Lizondo, vecino de El Vedat de Torrent. Se trata de neófitos en el ruedo político valenciano, aunque su líder ya consagrado, y elegido después de casi un año de configuración de la formación, sí que tiene bagaje electoral, primero con la extinta Unión Valenciana, a la que se enroló en sus estertores para recoger la bandera que enarboló su padre, del mismo nombre y apellido, en los mejores años del partido, y en 2019 con el PP al formar parte de la candidatura de María José Catalá en la capital. Entre los pilares de Valéncia Unida se halla el activo Fernando Chiva, de Burjassot.

Unió-n: la suma ya de cinco

En cambio, otros partidos de este ámbito sí que acumulan, como formaciones, una experiencia que les induce a recapacitar y a actuar con un realismo forzado. José Enrique Aguar, reelegido hace escasos meses presidente nacional de Contigo, partido fundado en 2017 con numerosos ex militantes y cargos de Ciudadanos, gastó miles de euros en la apuesta infructuosa de su candidatura a la alcaldía de Valencia en 2019. Tiene claro que en las mismas condiciones no puede presentarse. Aguar ejerció de alcalde de Benetússer con el PSPV-PSOE y entre 2015 y 2019 fue concejal  de esa misma localidad por Ciudadanos.

La misma realidad la vislumbra el presidente de Renovacio Política, Benjamín Lafarga, baqueteado en los sinsabores de la política y con varios comicios sin resultados positivos a sus espaldas. También lo ve así Jesús Bravo, representante provincial de la unión de ciudadanos independientes Ucin, agrupación entre cuyos rostros reconocibles sobresale el del ex edil de Ciudadanos en Alfafar Toni Milla. Esa misma onda la comparten con la plataforma Auna CV, formación que surgió en la recta final de la pasada legislatura con líderes como Julián Vicó.

Los cuatro: Contigo, Renovacio Politica, Ucin y Auna han creado Unió-n Valencia con el objetivo de concurrir conjuntamente a las elecciones en la capital autonómica y extender la marca allá en aquellas localidades donde puedan hacer listas conjuntas. En el resto, cada uno irá por separado. Les falta cerrar algunos flecos. De entre ellos el principal consiste en decidir quién encabeza la lista a capital autonómica. Han conseguido incluir en los últimos días en su propuesta a la capital al Partido Autónomos (PA), que aglutina a profesionales por cuenta propia.

Ni Contigo ni Ucin ni PA despuntan por su perfil valencianista; no obstante, han optado por esa alianza para intentar entrar en el consistorio de la capital.

Por cierto, en Contigo la senda local a seguir la marca el alcalde de Gátova, Manuel Martínez, que consiguió mayoría absoluta con Ciudadanos en 2015 y la reeditó con más holgura al frente del partido de Aguar en 2019.

Decidix

Unió-n busca incorporar a su proyecto a ese mirlo blanco configurado por el reducido grupo de concejales, como los dos de Avant en Albal, que se han agrupado táctica, que no electoralmente, bajo la denominación de Decidix y que representan a formaciones del segmento valencianistas. Fueron los que consiguieron acta en 2019. Los pocos que superaron la criba de aquellas elecciones y que posteriormente aunaron su destino bajo la marca l'Encontre. Agrupa también a grupos de Torrent, Benifaió o Catarroja.

De Som a Unió o Poble

También tratan de recuperar los recoldos de agrupaciones de Som, diseminados tras la debacle de un proyecto electoral en el que invirtió mucho esfuerzo, tiempo y dinero el ingeniero Jaume Hurtado. Le sucedió como a Unió i Germania, la formación que abarrotó un salón del antiguo hotel Astoria en su presentación y que incluía como referente más destacado al ex diputado provincial por Unión Valenciana y exalcalde de Alcàsser Julio Chanzá. Ambas formaciones está en fase de hibernación. Como Poble Democràtic, que centró sus esfuerzos en l'Horta Sud y en Elche en 2019 sin los resultados que esperaba. Aunque sus responsables, entre ellos Màxim Rueda, siempre han hablado de proyecto a largo plazo. Esto podría hacer que resurgieran de cara a los próximos comicios.

El péndulo de Demòcrates

Quien no ha dejado de mantener actividad, aunque en una línea pendular, ha sido Demòcrates Valencians, el partido de Càndid Penalba o Lluís Bertomeu, que no duda en pedir el voto puntual para Compromís o en destacar que "Ximo Puig representa la opción más valencianista".

Son más de siete, a los que habrá que sumar algún otro que posiblemente surja a escala únicamente municipal fuera de València o alguno que no haya sido incluido en este artículo por la imposibilidad de abarcar a todos. Parece lógico, en este hervidero, que, como clama públicamente Tomás Melià, la unión de todos o, como mínimo, de la mayoría de estos partidos resulte la única opción viable para que consigan representación. 

Y el tiempo apremia, ya que apenas queda un año para las elecciones municipales de finales de mayo de 2023. Coinciden, desde luego, en la ilusión, a la que en el caso de algunos de estos líderes locales, ya con el desengaño de experiencias previas, se impone el realismo.

Noticias relacionadas

next

Conecta con nosotros

Valencia Plaza, desde cualquier medio

Suscríbete al boletín VP

Todos los días a primera hora en tu email


Quiero suscribirme