X AVISO DE COOKIES: Este sitio web hace uso de cookies con la finalidad de recopilar datos estadísticos anónimos de uso de la web, así como la mejora del funcionamiento y personalización de la experiencia de navegación del usuario. Aceptar Más información
Hoy es 18 de enero y se habla de CEV à punt CVMC bloc Compromís
GRUPO PLAZA

LOS PARTIDOS LLEGAN A UN ACUERDO

Rajoy acepta las condiciones de Rivera y habrá debate de investidura el 30 de agosto

19/08/2016 - 

MADRID, (EP). La presidenta del Congreso, Ana Pastor, ha convocado para los próximos 30 y 31 de agosto la Sesión de Investidura de Mariano Rajoy como candidato a la Presidencia del Gobierno. Casi 20 días después de que Rajoy recibiese del Rey el encargo de someterse al Debate de Investidura, y una vez anunciado el inicio de las negociaciones con Ciudadanos para sumar su voto, el líder del PP comunicó este jueves a Ana Pastor su disposición de someterse al proceso.

Tras una reunión en el Congreso mantenida durante la mañana de ayer, el presidente de Ciudadanos, Albert Rivera, aseguraba que el presidente Mariano Rajoy había aceptado firmar el pacto contra la corrupción que ofreció su partido. Así, está previsto que durante la jornada de hoy firmen el llamado pacto contra la corrupción que recoge "literalmente" las seis condiciones que el partido naranja exigía al presidente para empezar a negociar.

A partir de ahí, el líder del partido naranja entiende que, cumplidos esos dos trámites, este mismo viernes por la tarde los dos partidos podrán sentar a sus equipos negociadores para comenzar a hablar de los compromisos que permitirán que los 32 diputados de Ciudadanos acaben votando a favor de la investidura de Rajoy. Rivera no ha dado detalles sobre quiénes formarán esos equipos negociadores y qué temas concretos se van a poner encima de la mesa, si bien considera que la fórmula que se adoptó en las negociaciones llevadas a cabo en Andalucía y Madrid puede ser la más adecuada.

Lo que sí ha valorado el líder de Ciudadanos  es que, con este paso, se empieza a negociar con el PP permite desbloquear la situación política española y aleja las terceras elecciones: "Si alguien hace cábalas con unas terceras elecciones, que se lo quite de la cabeza, pues lo que hemos hecho ha sido lo contrario, que es desbloquear la situación. Va a haber gobierno", ha remachado. Todavía queda mucho camino por recorrer, pero al menos se abre un camino, el único posible que les queda a los españoles. Los españoles ya han tenido suficiente paciencia y es hora de ponerse a trabajar y de hablar de los problemas de los españoles y de cómo podemos solucionarlos", ha apuntado.

"Hoy no voy a fracasar"

El candidato del PP a la presidencia del Gobierno, Mariano Rajoy, ha afirmado que se presenta a una sesión de investidura en el Congreso de los Diputados porque hoy, tras anunciar el acuerdo con Ciudadanos, ya no tiene la seguridad de que vaya a ser derrotado en ese debate. "Hoy estoy en disposición de ir a la investidura", ha sido su afirmación en rueda de prensa tras su reunión con Albert Rivera, para añadir después: "No se acude cuando se tiene la certeza absoluta de que no se va a ser investido, por eso ahora voy a la investidura".

El presidente del PP ha dicho también que tiene intención de hablar en "próximas fechas" con el secretario general del PSOE, Pedro Sánchez, porque si cierra el pacto con Ciudadanos y también con Coalición Canaria, con la que también negocia, los 170 escaños que sumen no serán suficientes para ser investido. Seguirá necesitando al menos once abstenciones. "Le pediré su colaboración o que plantee la alternativa que estime oportuna", ha asegurado, para advertir una vez más de que no lograr la formación de un gobierno sería "un fracaso".

A la espera del PSOE

Aunque todavía no se ha pronunciado oficialmente, el PSOE ha querido dejar claro en un comunicado que su secretario general, Pedro Sánchez, no ha hablado con su homólogo de Podemos, Pablo Iglesias, sobre negociar un Gobierno alternativo si Mariano Rajoy fracasa en la investidura.

En declaraciones en el Congreso, Pablo Iglesias aseguró este jueves que había mantenido un contacto con Sánchez y que ambos están "de acuerdo" en explorar "una vía de Gobierno progresista" si fracasa la investidura del presidente del PP. El secretario general del PSOE confirmó minutos después los contactos, que enmarca en lo habitual, pero evitó hablar de alternativas de Gobierno porque considera que ahora es "el momento" de Rajoy.

El partido ha decidido cortar posibles especulaciones subrayando que Sánchez "mantiene conversaciones habituales con todos los responsables del resto de formaciones políticas", pero que "en ningún caso ha abordado con ninguna otra formación política la negociación para la formación de un gobierno alternativo ante el hipotético fracaso del señor Rajoy".

Según explica el PSOE, su posición frente al proceso de investidura, que es la acordada en su Comité Federal, se mantiene sin cambios y sigue siendo contraria a la reelección de Rajoy. "Le corresponde al señor Rajoy, tras haber ganado las elecciones y haber aceptado el encargo del Rey, intentar formar gobierno --subraya--. Por lo tanto es su obligación negociar con otras formaciones políticas afines y exigimos que fije ya la fecha para la investidura".

¿Elecciones en Navidad?

En rueda de prensa, la presidenta de la Cámara Baja ha recordado que el líder del PP le había pedido contar con un "tiempo razonable" para tratar de sumar apoyos y decidir si finalmente se sometería al Pleno de Investidura y considera que ese plazo ya se ha cumplido y por eso ha anunciado la convocatoria del Pleno.

En concreto, la Sesión de Investidura arrancará el día 30 de agosto con el discurso del candidato Mariano Rajoy y, presumiblemente, por la tarde comenzarán los debates con los distintos representantes de la oposición.

La votación, con los diputados puestos en pie y anunciado su voto a viva voz, se celebrará al día siguiente, miércoles 31 de agosto, y ahí Rajoy necesitará un respaldo de la mayoría absoluta. Si no lo logra, se convocará una nueva sesión plenaria 48 horas después, ya el viernes 2 de septiembre, donde sólo será preciso obtener más votos a favor que en contra.

Ana Pastor ha comunicado su decisión este mismo jueves por la tarde tanto al candidato Mariano Rajoy como al jefe del Estado. La fecha elegida por Pastor implica que, en caso de que esta investidura sea fallida y en dos meses no resulte elegido ningún candidato a la Presidencia del Gobierno, las nuevas elecciones generales se convocarían el Día de Navidad, según los plazos que establece la Constitución.

Noticias relacionadas

next

Conecta con nosotros

Valencia Plaza, desde cualquier medio

Suscríbete al boletín VP

Todos los días a primera hora en tu email