GRUPO PLAZA

conversaciones culturplaza

Ramón Arnau: "Hay ganas de que un museo valenciano del diseño ocurra"

El nuevo presidente de la Asociación de Diseñadores de la Comunitat Valenciana reflexiona sobre la profesión, la relación con la Fundació del Disseny y las instituciones públicas

5/06/2024 - 

VALÈNCIA. La Asociación de Diseñadores de la Comunitat Valenciana (ADCV) está de fiesta esta semana. La organización profesional celebra este jueves la nueva edición de los Premios ADCV, con la que pondrán el foco en los mejores proyectos de los últimos dos años, así como en proyectos y figuras destacadas como Juan Nava, Andreu World y el Arxiu Valencià del Disseny, que recibirán los premios honoríficos de 2024. Esta edición llega, además, con una gran novedad, pues será la primera bajo la presidencia de Ramón Arnau, que asumió recientemente el cargo tras la sonada dimisión de Yolanda Herráiz. El diseñador se pone al frente de la asociación en un momento de cambio político en las instituciones y con gran parte de la conversación social girando en torno a la Inteligencia Artificial (IA). Sobre estas y otras cuestiones hablamos con Ramón Arnau.

-Hágame una fotografía rápida del estado actual de la profesión.
-La situación, en realidad, no varía con respecto a 2022, pero es verdad que van apareciendo cambios sutiles, desde la aparición a las tecnologías IA o la inflación, cosas que van afectando a la profesión. Por otra parte está el poso que deja la Capitalidad, que tanto a nivel empresarial como ciudadano se ha dado cuenta de la importancia del diseño. Siempre se va equilibrando la balanza entre los nuevos retos y las conquistas.

-¿Valoramos más el diseño que antes? 
-Los diferentes estudios que se han realizado desde el OID [Observatorio sobre el Impacto del Diseño] lo demuestran, la gente ha pasado de ver el diseño como hacer bonitas las cosas a verlo como una herramienta que se puede aplicar de forma transversal en todos los departamentos. ¿Queda camino por recorrer? Sí, pero creo que va calando cada vez más la misión del diseño.

-Si hiciéramos esta entrevista hace un par de años, quizá no se nos habría ocurrido plantear la cuestión de la Inteligencia Artificial, que ahora parece ocupar gran parte de la conversación, ¿es aliada o enemiga?
-Como todas las tecnologías que van apareciendo tenemos que ver cómo evoluciona, cómo se usa y cómo se legisla. No tenemos una bola de cristal. Lo que estamos haciendo junto con la Red de Asociaciones de Diseño (READ) es ver cómo legislar este tema, que es importante para la profesión.
 Foto: KIKE TABERNER.

-Asociaciones como APIV (Asociación de Profesionales de la Ilustración Valenciana), por ejemplo, han sido muy críticas señalando los “riesgos" para el sector. También se ha dado alguna polémica por el uso de la IA en distintos concursos o campañas, ¿qué análisis hace del escenario que ya están viviendo?
-Lo importante es ver su recorrido y regularlo e intentar, en la medida de lo posible, controlar el uso de estas tecnologías. Lo que hemos visto en las últimas llamadas a proyecto es que cuando estamos reunidos para trabajar con instituciones u organizaciones ha salido este tema. En la Junta estamos en constante debate sobre cómo tenemos que actuar y cómo tiene que ser ese tratamiento, no tenemos una postura clara pero sí el convencimiento de que hay que regularlo. Es un camino largo. 

-Los Premios ADCV han galardonado este año al Arxiu Valencià del DissenyNo puedo evitar preguntarle, ¿cree que València necesita un museo del diseño? 
-Sí, por supuesto. De hecho, en la ADCV siempre ha estado el tema de conversación y se ha intentado impulsar. El hecho de que se haya creado el Arxiu demuestra que hay interés en ese patrimonio. Hay ganas de que eso ocurra y se están dando cambios para que suceda. Somos varios entes en el sector que si vamos uniendo fuerzas creo que se puede conseguir. Creo que hay voluntad.   

-En los últimos años, la ADCV ha sido una de las asociaciones que cambiaron la relación de la administración pública con el sector, con el impulso a llamadas a proyecto, participación en jurados… Con el cambio de gobierno, ¿en qué ha quedado ese trabajo? 
- La llamada a proyecto ha sido un éxito y, aunque todavía tiene mucha capacidad de mejora, ha ayudado mucho a cambiar el paradigma de la contratación de diseño. El anterior gobierno lo llegó a asimilar muy bien. Con este cambio de gobierno, lo están asimilando y creo que van en el camino correcto, que hay buena voluntad, aunque haya capacidad de mejora. La llamada a proyecto no es algo que esté grabado en piedra en la puerta del Ayuntamiento, es ensayo y error. Ahora tienen que aprender a usar la herramienta. 

-Esta relación con la institución también está marcada por el Consell del Disseny, que no terminó de arrancar en la legislatura pasada y que ahora se quiere impulsar renovado con más miembros y vinculado a la Capitalidad Verde, ¿cómo valora estos cambios? 
-Que exista el Consell del Disseny es algo muy positivo para la ciudad. El hecho de que se haya ampliado, casi duplicando el número de miembros, es bueno para todos. Cuantas más opiniones, más se enriquece. Su misión es asesorar en materia de sostenibilidad o innovación al consistorio y que el consistorio se apoye en ese Consell para dar forma a esa relación entre el ciudadano y el entorno urbano. 

-¿Debería tener la Generalitat un Consell del Disseny autonómico? 
-Creo que sí podría haberlo. Quizá el del Ayuntamiento de València puede servir para ver cómo funciona y así ir implantándolo en otros ayuntamientos y a nivel autonómico, o, en un futuro, a nivel nacional.

- Con perspectiva, ¿qué efecto ha tenido la Capitalidad del Diseño en la profesión?
-Creo que ahora se valora mucho más el diseño. Ha tenido su efecto. Hay un cambio de paradigma. Por ejemplo, creo que las instituciones, solo por el hecho de ser Capital, empezaron a vislumbrar cómo podían aplicar el diseño, eso fue un cambio importante. Se hizo una labor pedagógica y didáctica. No está todo hecho, pero fue un motor importante. 

-Por supuesto, es imposible no hablar de la relación de la ADCV con la Fundació del Disseny. La anterior presidenta, Yolanda Herraiz, dejó el cargo acusando a la entidad de “injerencia” e “inoculación al miedo”, ¿comparte sus palabras? 
-No, la verdad es que no. Creo que siempre ha habido una actitud de respeto entre las dos organizaciones. Yo no veía que hubiera esa intención de generar una injerencia sobre la asociación. Siempre hemos sido muy libres. Yo no veía que eso estuviese ocurriendo.

-Con todo, la anterior Asamblea General aprobó redefinir su relación con la Fundació con un nuevo convenio, ¿qué me puede decir al respecto? 
-Efectivamente, en la Asamblea se decidió que la relación entre la Fundació y la ADCV debía ser de colaboración y regida por un convenio marco, en el que hemos estado trabajando en estos meses. Está aterrizado, aunque todavía pendiente de firma.

Foto: KIKE TABERNER.

Noticias relacionadas

next

Conecta con nosotros

Valencia Plaza, desde cualquier medio

Suscríbete al boletín VP

Todos los días a primera hora en tu email


Quiero suscribirme

Acceso accionistas

 


Accionistas