Hoy es 16 de julio
GRUPO PLAZA

La modificación salió adelante con el apoyo de Compromís, pese al voto en contra de Cuidem 

La reducción del impuesto de plusvalía en Godella provoca divisiones en la izquierda local

19/06/2024 - 

VALÈNCIA. El pleno del Ayuntamiento de Godella ha aprobado inicialmente la modificación de la ordenanza fiscal reguladora del Impuesto sobre el Incremento de Valor de los Terrenos de Naturaleza Urbana, conocido como Plusvalía Municipal. Esta modificación introduce un nuevo artículo que establece nuevas bonificaciones específicas para las transmisiones de propiedad por mortis causa de la vivienda habitual del fallecido.

La nueva disposición, recogida en el artículo 11.bis, otorga una bonificación del 90% de la cuota íntegra del impuesto para viviendas con valor catastral igual o inferior a 200.000 euros y una del 75% para aquellas con valor superior a esta cantidad. Estas bonificaciones aplican tanto a la transmisión de la propiedad como a la constitución o transmisión de derechos reales de goce limitativo de dominio sobre la vivienda, en favor de descendientes, adoptados, cónyuges, ascendientes y adoptantes del causante.

Para beneficiarse de estas bonificaciones, la vivienda debe haber sido la residencia habitual de la persona fallecida, acreditada mediante empadronamiento en la fecha del fallecimiento. Además, la persona heredera deberá mantener la vivienda como su residencia habitual durante al menos dos años, salvo fallecimiento.

El proceso para solicitar estas bonificaciones debe realizarse en un plazo de seis meses, prorrogables por otros seis. Entre los requisitos adicionales, se incluye la presentación de la liquidación del impuesto dentro del mismo periodo y estar al corriente de las deudas con el ayuntamiento.

La modificación también añade un nuevo párrafo en el artículo 8.5 de la ordenanza, especificando el coeficiente a aplicar sobre el incremento del valor del terreno en el momento del devengo, conforme a las disposiciones legales vigentes y futuras.

Contradicciones en los datos

La reciente aprobación de la modificación del impuesto de plusvalía ha generado tensiones en el seno de la izquierda en Godella. La propuesta, que recibió el apoyo del equipo de gobierno del Ayuntamiento -compuesto por el Partido Popular y VOX-, salió adelante junto con los votos de Compromís y las abstenciones del PSOE. El único voto en contra provino de Cuidem Godella, agrupación surgida hace apenas dos años.

Desde Cuidem Godella, sostienen que la medida favorece a quienes más tienen y consideran que su aprobación "va en contra de los principios que todo partido que se haga llamar de izquierdas debe tener". La concejal de la agrupación política, Irene Ferré, argumentó que la reducción de este impuesto perjudicará a las arcas municipales y, por ende, a las inversiones públicas que dependen de estos fondos. "Los servicios públicos se sufragan con los impuestos", señaló en el pleno la representantes de la agrupación, a lo que añaden: "¿Cómo vamos a aumentar las plazas de escuela de verano, mejorar la seguridad o agilizar las gestiones administrativas del ayuntamiento si reducimos la recaudación?".

Pese al apoyo a la propuesta, el grupo Compromís ha enfatizado que si así lo hacían era porque había unas casuísticas muy marcadas. Asimismo, el partido valencianista mostró su rechazo a las contradicciones entre los datos trasladados en la comisión informativa y el pleno sobre las pérdidas que conllevaría aplicar esta bonificación. Aun así, el voto de Compromís fue a favor de la reducción del impuesto.


Según las estimaciones presentadas en el pleno por el alcalde José María Musoles, la reducción impositiva supondrá una pérdida de recaudación de 500.000 euros, es decir, más de un 5% del presupuesto municipal anual. Sin embargo, Cuidem Godella ha señalado que la propuesta carece de un estudio económico previo sólido y tanto ellos como Compromís han criticado que las cifras expuestas de pérdida de recaudación habían variado significativamente de la comisión al pleno, pasando de 100.000 a 500.000 euros.

La concejal de Compromís, Tatiana Prades, ha aclarado la decisión de su voto: "La votamos a favor porque así lo decidimos con la información que teníamos de la comisión y habíamos decidido con el colectivo. Pese a ello, durante el pleno, ambas concejalas tuvimos dudas con los nuevos datos, pero decidimos votar lo que colectivamente habíamos decidido". Prades también ha aclarado que la situación no volverá a repetirse: "Después hablamos de que, ante situaciones como esta, nuestro voto no volverá a ser a favor."

"En pro de toda la población"

Por su parte, José María Musoles, alcalde de Godella, valoró la reducción de forma muy positiva, argumentando que "esta medida que adopta el actual equipo de gobierno favorece a todos los vecinos sin distinción". Desde el Partido Popular defienden que el cambio es una cuestión de justicia: "Este equipo de gobierno municipal ve en este caso concreto que el impuesto es muy injusto porque se aplica sobre el esfuerzo que han realizado nuestros padres durante toda su vida".

La concejal de Hacienda, Elvira Navarret, explicó que antes de esta aprobación, heredar un inmueble urbano implicaba abonar un impuesto de plusvalía cuya cuantía dependía del Ayuntamiento. "A partir de ahora, tras la aprobación de esta bonificación, los herederos se ahorrarán una parte importante de sus impuestos, que se incrementará con la bonificación del Impuesto sobre Sucesiones y Donaciones aprobado por la Generalitat Valenciana", añadió Navarret.

La modificación se ha expuesto al público durante un plazo de 30 días hábiles para su examen y posibles reclamaciones. Si transcurrido dicho plazo no se presentan reclamaciones, se entenderá definitivamente aprobado el acuerdo.

Noticias relacionadas

next

Conecta con nosotros

Valencia Plaza, desde cualquier medio

Suscríbete al boletín VP

Todos los días a primera hora en tu email


Quiero suscribirme

Acceso accionistas

 


Accionistas