GRUPO PLAZA

crítica de cine

'Rehana': un retrato poliédrico del abuso

Culturplaza analiza los largometrajes de la Sección Oficial de Cinema Jove 2022

13/06/2022 - 

VALÈNCIA. “Es fácil decirlo para ti, no lo has vivido”. Esta es una de las frases que marcan la relación entre Rehana, profesora adjunta de la facultad de Medicina, y Annie, la estudiante a la que descubre llorando tras salir del despacho de un profesor. El suceso las une de una manera profunda y, también, compleja, un viaje en el que Rehana luchará contra una sociedad patriarcal que salpica cada aspecto, por pequeño que sea, de sus vidas, arriesgando todo para encontrar una justicia que, conforme va avanzando el largometraje, se antoja como un concepto cada vez más complejo y cargado de matices, un camino que va marcado por esas conversaciones entre una y otra, reveladoras tanto por lo que se dice como por lo que se oculta. 

Rehana, segunda cinta dirigida por Abdullah Mohammad Saad, se convirtió en 2021 en la primera película de Bangladesh en la sección Un Certain Regard del festival de Cannes, un milagro del audiovisual sudasiático que ahora se estrena en España bajo el paraguas de Cinema Jove. El festival valenciano, que celebra su 37ª edición del 24 de junio al 2 de julio, ha encontrado en Rehana una de las joyas imperdibles de su Sección Oficial, una cinta protagonizada magistralmente por Azmeri Haque Badhon, en el papel de la profesora protagonista, que sirve como guía al espectador en un viaje que, frente a los planteamientos reduccionistas, muestra la complejidad moral y ética frente a una situación traumática.

“Todo el mundo me culpará. Si soy una chica, ¿cómo es que fui sola a su oficina?”. Así presenta Annie (Afia Jahin Jaima) sus dudas y miedos a la hora de confesar aquello que sucedió en el despacho de Arefin (Kazi Sami Hassan), su profesor, en un relato sobre el abuso en el que son tan importantes los silencios como el ruido ensordecedor que las llega a rodear. Esa confesión cambiará por completo el destino de Rehana, que decide asumir como una lucha personal la de Annie, a pesar de tener todo en contra. La cinta pone negro sobre blanco cuestiones tan complejas como la vergüenza de la víctima o el propio sistema que las silencia, en un relato que no huye de los dilemas morales y contradicciones, enfrentando a las protagonistas y, por ende, al espectador, a decisiones incómodas pero necesarias para comprender la senda -entendida como un camino lleno de bifurcaciones- que se recorre tras un abuso, especialmente cuando la convivencia con él continúa. 

El largometraje muestra un relato poliédrico que no transita por un único camino, sino que es atravesado por las propias batallas cotidianas de la protagonista, un camino es el que también es clave su rol como madre. Sumergida en una sociedad que le impone asumir la maternidad desde un punto de vista tradicional, en el que la mujer es la encargada de los cuidados, Rehana lidera su revolución íntima con un modelo de familia que no responde a los cánones establecidos, una batalla que nada entre la reafirmación personal, profesional y social, aunque no oculta los sinsabores de ser quien abre camino. La relación con su hija Emu, interpretada por Afia Jahin Jaima, sirve a modo de espejo de aquello a lo que se enfrenta, un espejo que representa tanto la esperanza de futuro como el ancla que dificulta un progreso mucho más tímido del que desearía.


Y es que la cinta habla de los abusos en toda su diversidad y complejidad, una fotografía de un sistema que maniata a las mujeres desde la propia cotidianidad, a veces de manera casi imperceptible y, otras, con una violencia que se hace más dura ante las miradas impasibles del entorno. Aunque no así la de Rehana. El director Abdullah Mohammad Saad teje en este proyecto un necesario relato construido con cuidado, en el que cada palabra, cada conversación, desvela una nueva capa en la que se cruza la culpa, la vergüenza, la urgencia de una revolución y, también, la frustración por no poder llevarla a cabo, un puzzle en el que la verdad no es lo único que importa y en el que será clave la resiliencia.

Noticias relacionadas

next

Conecta con nosotros

Valencia Plaza, desde cualquier medio

Suscríbete al boletín VP

Todos los días a primera hora en tu email


Quiero suscribirme