X AVISO DE COOKIES: Este sitio web hace uso de cookies con la finalidad de recopilar datos estadísticos anónimos de uso de la web, así como la mejora del funcionamiento y personalización de la experiencia de navegación del usuario. Aceptar Más información
GRUPO PLAZA

crónica social

Resacón en las venas

3/02/2018 - 

VALÈNCIA. Enero es el mes del resacón, no para mí, para todos. Y aunque no me levanté el día 1 sin un diente (Vero y Viki Pons Soria, ¡os habría llamado pitando!) ni con un bebé en los brazos (más quisiera yo con lo que me gustan los niños), he decidido pasar el mes culturizándome para purgar el foie que corre molón por mis venas (la cocina de Viona es irresistible) y escapar de los canapés, que las cuestiones culturales son del todo frugales.

Comencé con la inauguración de la exposición de Virginia Kelle en la Galería Benlliure, Looking-off que hace referencia a la temática de sus cuadros, pues posicionan al espectador como si estuviera al otro lado de la calle, mirando escaparates. Así que me mimeticé con esta artista valenciana que triunfa porque todos nos hubiéramos montado una expo suya en el salón y me dediqué a observar el ambiente lúdico festivo en el que se entremezclaban gentes de todo pelaje, lo que hace interesantes las fiestas. Si son todos iguales, suelen ser aburridas. Vicente y Alejandro Segrelles, ejercían de anfitriones magistralmente. Son de raza y se nota.

Y allí estaban el doctor Mira junto a Silvia Pardo su mujer, alias Viona para los muy comilones como yo, charlaban amigablemente con Teresa Llorens y Verónica Pons Soria, ambas protagonistas de dos de los cuadros. Y hasta ahí puedo leer. El marido de Teresa, Patrick Gillardeau intercambiaba confidencias con otra francesa afincada en nuestra ciudad, Laurence Lemoine (¡Qué bonito es el francés, che!), y la vecina más hypster aunque no lo parezca, Maribel Cosme charlaba animadamente con Magüi Alonso. Lo mismo hacía la flamante nueva directora de la Fundación Cañada Blanch, Paula Sánchez, pero con hypsters de los de verdad (¡qué suerte heredar el equipo y el know how de Luis Aznar!). Mientras, el primo carnal, Ramiro Segrelles, un clásico de voz y volante, se hacía una foto orgulloso con su vecina Virginia. Los dos se inspiran en El Perelló. De esos tomates y esa luz, estos magníficos cuadros. Entre las guapas a destacar María Fedriani y Mónica Talaverano. Entre los compas, Miguel de Vicente, Iñaki Verchraege, Silvia Kelle, Josep Lozano, Merche Medina o Salva Torres.

De ahí salí pitando para un local de lo más cool del momento. Si, si, hablo del Moli Lab. Me lo recomendó Guillermo Arazo, que son palabras mayores y así me topé con el siempre elegante concejal Carlos Galiana, ¡tenías que haberlo visto en el aniversario de Valencia Excellence! Y con sus compas, no de partido pero si de banquillo (del de los plenos del Ayuntamiento, aysss esas mentes), Vicente Inglada, Cristobal Grau y Consol Castillo, con la que me entiendo fenomenal, ella parla valencià y yo castellà. Así somos en València.

Jose Luis Iniesta, fotógrafo magnífico pero sobre todo prolífico (tiene muestra imprescindible en el Celler de Proava), es el autor de la exposición de fotografía que se inauguraba. Y allí estaba, charlando con la empresaria María Rodrigo Sainz-Pardo, el flamante director del Palau Alameda, Pepe Fernández y su chef ejecutivo (del palau no de pepe, se entiende) o Nicolás Román. Yo mientras volvía a aquellos maravillosos años de la mano de mis siempre compas de la uni, Gemma Sastre e Iñaki Espeso.

Gracias especiales a nuestros anfitriones, Mónica Muñoz y Krloos Rivera, unos amores y además, emprendedores. Ambos dirigen El Moli Lab, dónde os aconsejo visitar la selección de fotografías del libro La Tira de contar, los actores de la agricultura de proximidad de Iniesta y editado por el Ayuntamiento de València y València 2017 Capitalidad mundial de la alimentación sostenible, y que ha contado con la colaboración de Mercavalència, la Unió de Consumidors de València y Caixa Popular.

La Tira es una institución foral que perdura desde el siglo XIII hasta nuestros días en las instalaciones de Mercavalència. Un sistema de comercio único en el mundo, que garantiza la venta del producto fresco procedente de la agricultura de proximidad. El punto de conexión vital entre la huerta y la ciudad

José Luis Iniesta ha recorrido las huertas de Albuixech, Massalfassar, Meliana, Alboraya, Turís, Font d’en Corts, Castellar, Silla, Sueca y Alginet. Ha compartido intensas jornadas de trabajo con los agricultores y ha intentado sobre todo conocer y entender la personalidad del agricultor, para trasmitir lo que representa la Tira de contar desde su dimensión más humana.

Yo, que no he recorrido las huertas, ni me he pasado la noche en vela siguiendo esas sesiones maratonianas de estos magníficos trabajadores que consiguen que disfrutemos de fruta y verdura fresca de nuestra huerta. Yo, te recomiendo en este mes de pechuga y lechuga, que hagas como yo, que vayas al Molí Lab a ver la expo, que te compres el libro y que mires la hoja verde del plato con otros ojos de cariño. Te caerá bien y todo. Ya verás, ya.

Para continuar mi purga intelectual, me fui a la presentación de Pau Gómez. Muchos no lo saben, pero este escritor y periodista, es doctor en cine y amigo de todos los que tienen algo que decir en España del séptimo arte. De su mano conocí a los Javis y fui de las primeras en disfrutar de La Llamada y de ahí a hacerme amiga de Paquita Salas, todo en la misma semana. Así que cuando Pau me dice ven, lo dejo todo como si fuera Macarena García y me fuera a cantar Whitney Houston al oído.

El doctor en cine con aspecto de empollón, aunque es padre de los que ejerce, que siempre coincidimos en el super, presentaba su último libro, Clint Eastwood: El mito tras la máscara en Fnac San Agustín. Un trabajo en el que recorre la filmografía tras la cámara del legendario cineastas y para el cual ha contado con un prólogo del británico John Carlin, con quien Eastwood colaboró en Invictus. Al acto, que estuvo presentado por el también escritor (y uno de los responsables del Festival VLC Negra) Santiago Álvarez, acudieron familiares y amigos de Pau, tipo yo y luego ya un sinfín de gente culta de bien vivir, como el ex director de Cinema Jove Rafa Maluenda, al que pillé pillándose para llevarse a casa el DVD de Las aventuras de Jeremiah Johnson, de Robert Redford; la directora del Festival La Cabina, Sara Mansanet, la escritora Teresa Guirado, el periodista de MAKMA Javier Caro, el elegante odontólogo Primitivo Roig o mi querido político Amadeu Sanchis, con el que yo intercambiada opiniones en la extinta Televisión Municipal y, a pesar de no pensar igual en muchas cosas, en la mayoría, todo hay que decirlo, hemos conservado el respeto y la amistad porque es una gran persona que deberían recuperar para el consistorio. A ver si alguien me lee y me hace un poco de caso. Finalmente, destacar con negritas y mayúsculas a Eva Montesinos, gran amiga y una estupenda profesional, tanto como el pintor, diseñador y Girasoule, Fernando Martínez.

Clint Eastwood: El mito tras la máscara es el sexto estudio que Gómez dedica a un director internacional, tras los publicados sobre Steven Spielberg, Christopher Nolan, David Fincher, Robert Zemeckis y Ridley Scott. Pero eso no es todo, porque la obra de este escritor valenciano incluye también dos novelas, dos libros sobre Indiana Jones y un volumen colectivo sobre Star Wars con prólogo de Guillermo del Toro. Esto último, he de reconocer, que lo he copiado y pegado de la nota de prensa.

A los pocos días, ya con las neuronas un poco destrozadas, pensé en mejorar mi imagen y acudí a aprender de Alejandro Resta, el diseñador valenciano internacional que lo mismo le hace un modelito a Paris Hilton que a nuestra vecina de enfrente. Pero aquí sigue, lanzando vestidos por correo a Dubai o México DF y paseando por nuestro ensanche donde tiene su atelier. Habló invitado por dos mujeres, madre e hija, dos grandes personas que siempre que las veo me despiertan una tierna sonrisa: Judith Mas y Maria Rosa Fenollar, dos mujeres que en el Ateneo Mercantil tendrían que ponerles un retrato en el pasillo de la quinta planta, por lo que trabajan desinteresadamente por los demás y por su pasión, la moda. Y como era la tarde de la ternura me encontré a Jaime Navarro, con un look estupendo como siempre, con Amparo Lacomba y su hija Alicia, que son como Judith y Maria Rosa, una auténtica piña.

Y finalice enero con la Jornada sobre Presente y Futuro del Sector Inmobiliario en Valencia. Ahí es nada. Fue en el Hotel las Arenas, donde por fin conocí a su director, el famoso Carlos Boga. Cuando todo el mundo habla bien de alguien es por algo. Me lo presentó Eva Velasco, directora de Desarrolla que acudió con Juan Miguel Gaspar y la simpática coach, Elena Sierra. Ver aunque sea de lejos, porque la sala era gigante y estaba abarrotada, al presidente de la Sareb, Jaime Echegoyen, reconozco que no me impactó porque no soy mitómana, pero si lo fuera me habría impactado seguro. Escuchar a Sergio Gordillo, Pablo Serratosa, Teresa Puchades, Jorge Bauset, Jeremy Palacio, Gonzalo Ortega, Eduard Navarro, Carlos Casasnovas, Joaquín Giraldez y Javier Alfonso, y buscar al mismo tiempo negritas, supuso un derroche de esfuerzo para mis neuronas. Las pobres, aunque de mujer, también se cansan.

Pero fueron felices reconociendo rostros como los del arquitecto Jose María Jiménez de Laiglesia, el grandísimo por indefinible e inabarcable, Joseca Arnau, los elegantes y grandes señores, Rafa Aznar, Andrés Ballester o Guillermo Soria, el simpático publicista Miguel Llopis o la guapísima Carmen March, socia de Broseta.

Y para terminar, reconocer la labor de Mayte Domingo, que organiza estos actos de forma impecable y muy profesional. Por cierto, Mayte, que sepas que lo de “Welcome Drink” me lo copio.

Noticias relacionadas

next

Conecta con nosotros

Valencia Plaza, desde cualquier medio

Suscríbete al boletín VP

Todos los días a primera hora en tu email