Este sitio web hace uso de cookies con la finalidad de recopilar datos estadísticos anónimos de uso de la web, así como la mejora del funcionamiento y personalización de la experiencia de navegación del usuario. Política de Cookies Aceptar

GRUPO PLAZA

alfafar pedirá el helicóptero para vigilar ikea los sábados

Emergencias ofrece a los municipios confinados controles con drones y un helicóptero

13/01/2021 - 

VALÈNCIA. El secretario autonómico de Seguridad y Emergencias, José María Ángel, se ha reunido este martes con los alcaldes de los 29 municipios confinados para hacer un balance de la situación en la que se encuentran. Así, ha podido constatar que una de sus principales preocupaciones ahora mismo es la falta de medios para controlar la efectividad del cierre perimetral, especialmente en las entradas y salidas del núcleo urbano. Y es que, casualmente, el primer fin de semana de implantación de la medida se ha visto trastocado por el efecto de la borrasca Filomena, que ha obligado a repartir recursos tanto personales como materiales entre las localidades afectadas por el virus y las afectadas por el temporal. 

Ahora, con la borrasca ya dispersa, las autoridades pueden centrar toda su atención en los municipios confinados. Y, entre las principales propuestas que ha deslizado Emergencias, destaca la puesta en marcha de varios drones y un helicóptero para vigilar las zonas y momentos más conflictivos. Este servicio funcionará bajo demanda de los Ayuntamientos, que deberán explicar la necesidad de un encargo tan puntual y especial. Canals ha sido, por ejemplo, uno de los primeros en acogerse al ofrecimiento: ha pedido el helicóptero para que sobrevuele los núcleos de segundas residencias durante las festividades canceladas de la Hoguera de Sant Antoni, con el objetivo de evitar reuniones y celebraciones. 

En cuanto a la vigilancia de los accesos, durante la reunión también se ha acordado potenciar los controles aleatorios: "Han pedido más presencia y controles policiales porque ellos no tienen los medios suficientes para garantizar el cierre. Pero los operativos que tenemos son los que tenemos, así que hemos decidido hacer controles aleatorios y no controles presenciales, porque es imposible vigilar todas las entradas y salidas. Del mismo modo, los Ayuntamientos también podrán pedir a la Conselleria de Obras Públicas y a la Diputació de València que coloquen vallas en todos aquellos puntos que ellos consideren esenciales", ha explicado José María Ángel con respecto al papel de los cuerpos y fuerzas de seguridad del Estado. Asimismo, la Policía Autonómica también apoyará estas labores.

Finalmente, el secretario autonómico ha expresado que la delegación de gobierno puso a disposición de los consistorios la Unidad Militar de Emergencias (UME), la cual podrán solicitar siempre que lo consideren necesario y bajo situaciones excepcionales. Una petición que deberá ser suficientemente justificada y a la que, de momento, tan solo se ha acogido el término de Anna. Por último, Emergencias se reunirá con los municipios todos los martes para monitorizar la situación y hacer los cambios oportunos.

Alfafar pide el helicóptero para vigilar Ikea los sábados

El área confinada de Alfafar, Sedaví, Benetússer, Llocnou de la Corona y Massanassa ha sido uno de los núcleos más problemáticos durante los primeros días de cierre perimetral. Y es que, varios ciudadanos que han intentando saltarse la norma para poder acceder a las zonas comerciales de estos municipios, especialmente al complejo de Ikea. Una situación que ha preocupado enormemente a las autoridades locales y que ha llevado a exigir más mecanismos de control. "Hemos llegado a ver temeridades al volante como intentar saltarse los controles o incluso circular en dirección prohibida, todo para entrar al área comercial", ha explicado el alcalde de Alfafar, el popular Juan Ramón Adsuara

Así, el primer edil ha expuesto que los cinco municipios pedirán a Emergencias el helicóptero todos los sábados por la tarde para que vigilar la pista de Silla y detectar cualquier movimiento extraño hacia la entrada de Ikea o cualquier otra zona comercial. Del mismo modo, el primer edil también ha especificado que la Guardia Civil se hará cargo de los controles de acceso, mientras que la Policía Autonómica patrullará los complejos de ocio para controlar el aforo y asegurar que no ha entrado nadie de municipios ajenos. Además, también será labor de la Policía Autonómica recorrer las inmediaciones de los puntos conflictivos y vigilar el tráfico de las estaciones de Renfe con las que cuenta la zona confinada. 

Un coche intenta acceder a Ikea. Foto: POLICÍA LOCAL DE ALFAFAR

En lo que tiene que ver con la Policía Local, Adsuara ha explicado que han tenido que reforzar operarios: "La vida sigue y ahora mismo hay dos unidades destinadas a las cuestiones del día a día, que no tienen nada que ver con el confinamiento. Antes teníamos 12 o 14 agentes, y ahora estamos doblando e incluso triplicando. El sábado pasado había casi 20 desplegados. Vamos a recurrir a la Diputació de València para explicar el esfuerzo económico que esto supone para los municipios, y que nos lo compensen de alguna forma", alude. Por último, también ha expuesto que los cinco municipios de la zona confinada celebrarán el próximo jueves una junta de seguridad en la que también participarán la Policía Nacional, la Policía Autonómica y la Guardia Civil, con el objetivo de coordinar el operativo y unir esfuerzos. 

Noticias relacionadas

next

Conecta con nosotros

Valencia Plaza, desde cualquier medio

Suscríbete al boletín VP

Todos los días a primera hora en tu email