Este sitio web hace uso de cookies con la finalidad de recopilar datos estadísticos anónimos de uso de la web, así como la mejora del funcionamiento y personalización de la experiencia de navegación del usuario. Política de Cookies Aceptar

GRUPO PLAZA

el consistorio denuncia material en mal estado y campañas publicitarias no ejecutadas

Riba-Roja reclama 171.000 euros a su anterior empresa de limpieza por servicios no realizados

5/08/2020 - 

VALÈNCIA. El Ayuntamiento de Riba-Roja del Túria ha aprobado la liquidación económica de la anterior empresa concesionaria del servicio de limpieza, a la cual le reclama un total de 171.854 euros por campañas de comunicación no ejecutadas, servicios no prestados y diversos materiales de trabajo en mal estado. 

Así, el consistorio se apoya sobre un informe técnico realizado desde el área de Medio Ambiente, en el que se constatan una serie de deficiencias en el material de trabajo que ahora deberá ser devuelto al Ayuntamiento para que pueda seguir ofertando el servicio de limpieza. De este modo, será necesario proceder a diversas reparaciones, entre las que destaca el arreglo de una barredora mecánica cuyo valor ascenderá a los 6.400 euros.

En este sentido, también habrá que arregar un camión volquete que supondrá 11.950 euros, y un quad Adli que tendrá un coste adicional de 1.500. Asimismo, el Ayuntamiento reclama a la empresa otros 300 euros para proceder a la gestión de unos residuos que actualmente se encuentran depositados en una parcela de propiedad municipal.

A todo esto hay que añadir la partida más cuantiosa,151.600 euros, que se corresponden a diversas campañas de comunicación que la empresa concesionaria jamás llegó a ejecutar. Según el contrato firmado con el consistorio, la firma tendría que haberse encargado de poner en marcha anualmente una serie de anuncios para contribuir a la concienciación de la ciudadanía. Una actividad para la que cada ejercicio recibía 9.500 euros y que, según el Ayuntamiento, jamás llegó a efectuar en los 16 años que estuvo de servicio. 

El contrato entre el consistorio y la empresa gestora de la limpieza se firmó por primera en el año 2003, y tenía una duración inicial de ocho años. Sin embargo, se prorrogó dos veces hasta llegar al año 2019, momento en el cual el Ayuntamiento decidió finalizar definitivamente la relación. Esto creó tensiones entre ambas partes, hasta el punto de que la empresa concesionaria presentó alegaciones ante las exigencias económicas que el Ayuntamiento le requería. Unas alegaciones que la administración local ha rechazado. 

El concejal de Hacienda, José Ángel Hernández, ha señalado la importancia de defender los intereses del ayuntamiento y por ello han actuado de acuerdo al informe de los técnicos: "Nos avisaron de una serie de incumplimientos por parte de una empresa privada, ante lo que somos inflexibles para recuperar el dinero que le corresponden a las arcas municipales". 

Noticias relacionadas

next

Conecta con nosotros

Valencia Plaza, desde cualquier medio

Suscríbete al boletín VP

Todos los días a primera hora en tu email