X AVISO DE COOKIES: Este sitio web hace uso de cookies con la finalidad de recopilar datos estadísticos anónimos de uso de la web, así como la mejora del funcionamiento y personalización de la experiencia de navegación del usuario. Aceptar Más información
GRUPO PLAZA

NO DESCARTAN LOS TRIBUNALES

La dirección del Hospital de La Ribera investiga si el borrado de archivos fue "boicot o error"

29/03/2018 - 

VALÈNCIA. El 'supuesto' borrado de datos del Hospital de La Ribera empieza a alumbrarse, y no porque la Conselleria de Sanidad haya puesto las actas y los informes de la inspección sobre la mesa sino porque el gerente del departamento, Javier Palau, describía los hechos este miércoles en una rueda de prensa para hacer balance de los 18 años de gestión público-privada Ribera Salud en el Hospital de Alzira. 

El departamento de Carmen Montón señaló que existían denuncias de profesionales en la comisaría, que además lo pusieron en conocimiento de la oficina del comisionado. "Desde la conselleria se estableció, a través de la dirección general de Alta Inspección, que se enviaran inspectores para que pudieran levantar acta. Y con esas actas y esa información que están recabando los inspectores se realizarán informes por si hubiera que tomar alguna decisión de carácter administrativo o de otra índole", aseguraba la consellera en una entrevista a Valencia Plaza, aunque destacaba que no habían llegado a una conclusión.

Palau anunció la apertura de una investigación interna para delimitar si la denuncia por el borrado de datos de carpetas corporativas ha sido por "un boicot o un error" e incluso señaló que también acudirán a la vía judicial si se demuestra que ha sido "malintencionado". Sin embargo, aseguró que se trataban de carpetas corporativas de algunos servicios que no contenían información sensible y que ya han sido respuestas. 

El gerente de La Ribera aclaró que estas carpetas están a disposición de cada servicio para que los profesionales guarden en ellas los documentos que consideren, desde protocolos a fotografías familiares, pero que no pueden contener datos de pacientes porque incumplirían la ley de protección de datos. "Solo los propios profesionales pueden modificar estos archivos", señaló.

"La pérdida de archivos se produce 30 veces al año"

También reconoció que la pérdida de estos archivos suele producirse unas 30 veces al año y que en estos casos se avisa a los sistemas informáticos y se les repone gracias a la copia de seguridad de los datos originales que se tiene. No obstante, Palau sembró la duda y aseguró que la situación "llama la atención".

La empresa se encontraba en proceso de traslado de información de carácter mercantil que debe conservar "por imperativo legal" ante la reversión. Sin embargo, ante el borrado, en lugar de pedirse a los informáticos la reposición lo primero que se hizo fue ponerlo en conocimiento de la policía. "Si se demuestra que es malintencionado estudiaremos darle una salida legal", insistió.

Palau también acusó a la conselleria de Sanidad de "calumniarles" con este tema al querer "instrumentalizar" la pérdida de unas carpetas que no contienen información sensible. Aunque la empresa no tiene las actas de una primera visita de la Alta Inspección, sí que tiene la de una segunda visita de la inspección de la Generalitat donde se tomó testimonio a las jefas de Equipo de Sistemas y se recogió que recibieron la orden de reponer las carpetas conforme a la ley y que existe una trazabilidad de los movimientos. 

Noticias relacionadas

next

Conecta con nosotros

Valencia Plaza, desde cualquier medio

Suscríbete al boletín VP

Todos los días a primera hora en tu email