X AVISO DE COOKIES: Este sitio web hace uso de cookies con la finalidad de recopilar datos estadísticos anónimos de uso de la web, así como la mejora del funcionamiento y personalización de la experiencia de navegación del usuario. Aceptar Más información
GRUPO PLAZA

ENTREVISTA 

Ribó: "València no puede ser moneda de intercambio en pactos del Botànic"

21/05/2019 - 

VALÈNCIA (EFE). El alcalde de València y candidato de Compromís a la reelección, Joan Ribó, niega "rotundamente" que València pueda ser "moneda de intercambio" en las negociaciones del gobierno autonómico porque "es la capital" y tiene "personalidad propia para hacer las cosas que digan los valencianos".

En una entrevista con EFE en el marco "simbólico" del La Nau, donde se gestó su gobierno con PSPV y València en Comú, Ribó asegura que "no" pone "líneas rojas" en el reparto de áreas para reeditar un pacto cuya reedición defiende: "Seis ojos ven más que dos y entre unos y otros compensamos nuestros defectos y estridencias".

Para el 26M, "no" contempla la hipótesis de que triunfe el bloque de derechas porque tampoco hay "ninguna encuesta que plantee esa posibilidad"; por el contrario, espera "una mayoría más holgada" y se muestra convencido, "como dice la mayoría de las encuestas", que Compromís y él como alcalde liderarán el nuevo gobierno de coalición que surja de las urnas este domingo.

Defiende que València, como "cap i casal" de la Comunitat, tiene "personalidad propia para hacer las cosas que digan los valencianos" tras las elecciones, y para reclamar al Consell de Ximo Puig la Ley de Capitalidad, y al Gobierno de Pedro Sánchez, el soterramiento de las vías o la condonación de la deuda de La Marina.

"València tiene mucho peso como para poder ser decidida como moneda de intercambio. Eso, rotundamente no", asevera el alcalde, quien defiende la continuidad de sus políticas de movilidad que, a su juicio, han llevado a València a un modelo más sostenible.

Dice que es pronto para saber si Giuseppe Grezzi, número 5 de su candidatura, seguirá al frente de esas políticas de movilidad, tan aplaudidas como criticadas. "Han de pasar las elecciones para que nos pongamos a hablar de quién va a coger esto o lo otro", señala.

"Queremos tener un gobierno de la Nau, que por supuesto nos parece que vamos a presidir y toda la mayoría de las encuestas van en ese sentido, pero en el cual no ponemos líneas rojas -asegura-. Queremos llegar a un acuerdo de programa y sobre esa base queremos trabajar".

Pide el voto porque cree que han demostrado en estos cuatro años que lo han "hecho bien" y han iniciado "un proceso de cambio muy importante" en la ciudad que necesita cuatro años más para culminarse. Además, valora la tarea "no sencilla" de haber liderado una coalición que ha antepuesto "trabajar por la ciudad" a planteamientos partidistas o personales.

Entre los primeros retos de su posible segundo mandato está crear un parque de viviendas de alquiler asequible público o con parte de recursos privados, avanzar en aspectos sociales y continuar con las políticas de sostenibilidad que suponen hacer más parques, reducir la contaminación atmosférica, lumínica y acústica y trabajar por una alimentación sostenible.

No cree haber revolucionado la movilidad pero sí haberse "puesto al día" y adaptarla "a cómo se desarrolla en la mayoría de las ciudades europeas" con proyectos escritos pero sin ejecutar (Plan de Movilidad Urbana Sostenible) para convertir València en una "de las ciudades de España con una movilidad sostenible más importante". "Vamos a mantener esa política porque no hay otra política razonable", sentencia, y asegura que en la próxima legislatura tienen que "avanzar" junto a la Generalitat en movilidad sostenible del área metropolitana.

Reconoce que la convivencia "es una asignatura pendiente" y se tienen que "dar un poco más de prisa" y se compromete a desarrollar la ordenanza de convivencia esta legislatura porque "la gente se tiene que divertir por la noche pero también tiene que poder dormir holgadamente" y conseguir eso es, a su juicio, "imprescindible".

Y asegura que le habría gustado que fuera a un mitin suyo Enrique Tierno Galván, una persona "entrañable", que fue un "gran alcalde" de Madrid y antes, "un profesor universitario expedientado y maltratado por el franquismo" al que siempre le ha guardado "mucho cariño".

También reconoce que el exalcalde de València Ricard Pérez Casado (PSOE) es para él "ejemplo a seguir", con el que a veces habla y al que "copia cosas" como el no salir en las procesiones religiosas por el carácter aconfesional del Estado y con el que ve similitudes. "Él cambió la ciudad desde el franquismo a un gobierno de coalición -recuerda- y a nosotros nos ha tocado cambiar una ciudad en manos del PP durante 24 años". 

Noticias relacionadas

next

Conecta con nosotros

Valencia Plaza, desde cualquier medio

Suscríbete al boletín VP

Todos los días a primera hora en tu email