Este sitio web hace uso de cookies con la finalidad de recopilar datos estadísticos anónimos de uso de la web, así como la mejora del funcionamiento y personalización de la experiencia de navegación del usuario. Política de Cookies Aceptar

en primavera de 2017

Ricard Camarena abrirá su restaurante gastronómico en el centro cultural de Bombas Gens

Por | 01/06/2016 | 3 min, 58 seg

VALENCIA. El cocinero valenciano Ricard Camarena trasladará su restaurante gastronómico al nuevo centro cultural Bombas Gens. La cocina se convierte así como un polo de atracción añadido para los seguidores del restaurante valenciano, con una estrella Michelin y un incontable número de reconocimientos durante su vertiginosa carrera.

El cambio se producirá en la primavera de 2017, la misma fecha que se estima para la apertura del propio centro de arte que dará salida y contexto a la colección -eminentemente, fotográfica- e iniciativa social y filantrópica de la Fundación Per Amor a l'Art. El proyecto, presentado por el propio cocinero y la directora de la entidad, Susana Lloret, ha servido para aunar una relación que surgió en el Piscina-Bar de Bartx, el pueblo de Camarena donde inició su carrera. Lloret, de hecho, ha asegurado que desde aquella relación han "compartido valores y ahora vamos a compartir un espacio muy especial".

La unión al proyecto Bombas Gens

"Valor, honestidad, innovación, esfuerzo y respeto por la identidad", esos son los criterios que, según Lloret, les han llevado a confluir en este proyecto que sacará el restaurante gastronómico de su emplazamiento actual en el centro de Valencia. Para el asesor de arte de la fundación, Vicent Todolí, el valor de Camarena es "no replicar su negocio", algo que les ha conectado y que les vincula en otro de los puntos en común de ambas iniciativas: "la innovación".

El asesor del área de arte de la Fundació per Amor a l'Art, Vicente Todolí; la directora general de la Fundació per Amor a l'Art, Susana Lloret; y el cocinero Ricard Camarena.

El mismo Todolí, que ha comentado como anécdota que reuniones de artistas y miembros de la fundación se han producido en el actual local, ha puesto en valor la presencia de obra en el restaurante de Camarena: "todo lo que no sea para una empresa, un restaurante en este caso, investigar es desaprovechar la oportunidad de aportar a la sociedad".

Un salto "natural" de ubicación

El cocinero dará así un salto "natural" de ubicación. "Han pasado solo cuatro años y podría haber pasado una vida", ha admitido. Desde la apertura de su restaurante gastronómico en Valencia, el que lleva su nombre y seguirá situado en el Carrer Doctor Sumsi número 4, el equipo "ha pasado de nueve a veinticinco personas", y en este sentido solo hace referencia a este local. Un local "que buscamos porque veníamos de 70 comensales -en su periplo dentro del Hotel Caro- y en aquel momento tenía la necesidad de hacerme pequeñito". 

La diferencia ahora, más allá de la buena relación con los impulsores del proyecto Bombas Gens, es para Camarena "que me siento fuerte, rodeado de un equipo que quiere crecer a nivel experiencialmente". El chef ha reconocido que "el espacio limita", aunque en este sentido, pese al techo que el actual local podía condicionar por sus dimensiones, ha querido destacar que no va "a condicionar" su "día a día por Michelin u otras publicaciones. Bastante condicionado está ya".

Lo que sí queda claro es que los algo más de 600 metros cuadrados de que dispondrá -"unas cinco o seis veces más grande que el actual"- aportarán algo más que la ansiada "luz natural que no he podido tener en mis dos últimos restaurantes". Tendrá sinergias y una vinculación a un espacio cultural singular, llamado a competir en materia de arte contemporáneo y fotografía con los mejores referentes museísticos de España. 

El aspecto artístico del proyecto Bombas Gens estará dirigido por Nuria Enguita. Será su principal motor de actividad junto a un espacio juvenil y social de integración, acogida e impulso para vecinos del barrio de Marchalenes. Camarena asume que, "con lo permeable que soy", acabará involucrándose en este área puramente social que ocupará el único edificio anexo y de nueva construcción. En el complejo, que tendrá zonas ajardinadas, también habrá un servicio de cafetería que todavía no se ha precisado si gestionará el grupo empresarial de Camarena. No obstante, la directora de la Fundación Per Amor a l'Art ha precisado que se dotará del mismo, ya que el centro cultural tendrá una actividad constante y "abierta a todos los públicos".

Cabe destacar que hace apenas tres meses, Camarena anunció la apertura de su primer restaurante fuera de España; el proyecto Canalla Bistro en Ciudad de México

Comenta este artículo en

Noticias relacionadas

next