GRUPO PLAZA

de valencia a shangai

Ricardo Alcaide diseña un escenario mastodóntico para el gobierno chino

1/09/2016 - 

VALENCIA. Si en los años 20 el sueño era americano, en 2016 es chino. El diseñador valenciano Ricardo Alcaide será el encargado de hacer realidad una megaproducción teatral para el país, un escenario al aire libre y de grandes dimensiones cuyas piezas parten hoy mismo en dirección Shangai y que habrá de estar listo para el estreno el 28 de septiembre. El proyecto, que se convierte en el primer encargo de ámbito internacional que realiza el diseñador, ha sido comandado por el propio gobierno chino, que lleva a cabo un multitudinario congreso con el que quiere potenciar la zona de Binzhou, enmarcado en un plan de carácter general.

El valenciano dará vida a los mundos de Qi es el cielo, una producción entre teatral y circense que permanecerá un año en cartel en el teatro al aire libre Gaudi, en el parque natural de Binzhou, y que a finales del 2017 comenzará un tour por mas de cuarenta ciudades de China. La productora, además, ha firmado tres shows adicionales para los próximos tres años. Con una ‘boca’ de 30 metros, 20 metros de profundidad y 6 de altura, Alcaide, que recientemente firmó el característico rótulo de la Gran Fira de València que durante el mes de julio estuvo instalado en la plaza del Ayuntamiento, se enfrenta al gran reto de su carrera.  

“Nos dieron carta blanca. La indicación era: piensa a lo grande”, explica el diseñador que, a pesar del gran formato, especifica que se trata de una estética "más occidental" por expreso deseo del equipo chino, algo más "limpio y minimalista" que, sin embargo, llegará con un fuerte componente tecnológico. La puesta a punto se llevará a cabo a lo largo de este mes pues, con la llegada de Alcaide a la capital china, se encargará de coordinar a un equipo local encargado de levantar el sueño que viaja desde su estudio en Valencia. 

En la boca del escenario, además, habrá una lámina de agua de la que emergen también dos corpóreos practicables con forma de curva de nivel, sobre la lámina, de unos diez centímetros de agua, también actuarán los intérpretes. A esto se suman otros elementos como cuatro carras móviles que figuran los elementos de la naturaleza china y que tiene su influencia en el río (tortuga de la sabiduría, el barco de los sueños, el pez de la fortuna y el junco de la esperanza), así como un dragón dorado de seis metros.

La riada china

"El decorado, en general, es de color gris claro para que a la hora de hacer proyecciones no genere intoxicación y sirva de pantalla, son bloques minimalistas". Aunque con buena dosis futurista, su contenido se sustenta en la tradición. La historia narra la lucha histórica del pueblo contra las adversidades, como la crecida del río salvada por un dragón dorado, una historia contada a través de mapas antiguos y sabios, en el último caso en sentido figurado, pues con Alcaide viaja un busto de grandes dimensiones sobre el que también habrán proyecciones.

“Hay lugares en el planeta en los que vivir bajo el cielo es una pesadilla, lugares donde el cielo es una pesada losa, un techo oscuro sin aire. Pero aquí en Bingzhou el cielo es distinto, único. Aquí podemos mirar y contar las estrellas, convertirlas en guardianes de nuestros sueños. Estrellas que nos ayudan a equilibrar nuestra energía, un cielo donde el aire es mágico, aquí el QI está en el cielo", recita una voz en off para dar la bienvenida al público al espectáculo.


El gobierno central de Pekín ha impulsado el congreso Los pueblos nuevos, que se celebra en esta ocasión en la ciudad de Binzhou, en la provincia de Shangdong, los próximos 28 y 29 de septiembre. Este proyecto consta de cuatro fases con la construcción de más de 50.000 hectáreas de parque natural y sumará a aproximadamente un millar de congresistas. Si bien la ceremonia de apertura nadará en la tradición china, para la de clausura la empresa encargada ha preparado un impactante espectáculo en el que participan una treintena de actores y diez estructuras para la escenografía.

El diseñador irá de la mano de la empresa, de origen español pero afincada desde hace diez años en China, XPT Entertainment Group, liderada por los hermano Carlos Alberto, Rafel y Ricardo Ortíz del Río. A lo largo de estos años, desde su sede en Shangai, han trabajado en la puesta en marcha de aproximadamente 5.000 espectáculos en 400 ciudades del país. El guion y dirección irá a cargo de Israel Reyes y Mr. CD, mientras que el diseño y producción de vestuario recae en el canario Manuel Encinoso. La producción se realiza de manera simultanea entre Shangai, Binzhou, Madrid, Canarias y Valencia.


Noticias relacionadas

next

Conecta con nosotros

Valencia Plaza, desde cualquier medio

Suscríbete al boletín VP

Todos los días a primera hora en tu email