GRUPO PLAZA

elecciones generales 28A / los socialistas, beneficiados por la división de la derecha

Sánchez gana las elecciones y tendrá opciones de pacto a izquierda y derecha

28/04/2019 - 

VALÈNCIA. El PSOE que lidera Pedro Sánchez ha ganado las elecciones generales y tendrá un abanico de opciones para repetir como presidente del Gobierno que le permitirá una posición negociadora interesante de cara a la investidura que debería producirse en las próximas semanas.

Así, el candidato socialista ha obtenido 123 escaños (28,7%), muy por encima de los 85 diputados conseguidos en los comicios de 2016. Sin duda, Sánchez se ha visto beneficiado por la división del bloque conservador y por el llamamiento al voto útil ante la irrupción de la extrema derecha encarnada en Vox. 

De esta manera, el PSOE vuelve a ser la fuerza más votada, cosa que no ocurría desde 2008 con José Luis Rodríguez Zapatero. Ahora, la tarea del candidato socialista será obtener los 176 votos necesarios para su investidura como presidente del Gobierno. En esta ocasión, Sánchez puede disponer de varias opciones que le den mayores facilidades para obtener el respaldo necesario, alejándose de la agonía atravesada en su corto mandato de 10 meses con apenas 85 diputados en el Congreso.

Albert Rivera. Foto: EP

De esta manera, Sánchez conseguiría gobernar simplemente logrando el apoyo del partido de Albert Rivera, Ciudadanos, si bien el líder de la formación naranja ha reiterado durante la campaña que no llegaría a un acuerdo con los socialistas. No obstante, conviene recordar que una alianza de estas características no sería nuevo: ya se intentó con el llamado 'Pacto del Abrazo' en 2015 que, sin embargo, no llegó a fructificar. Otro caso destacado fue el acuerdo en Andalucía entre ambas formaciones con Susana Díaz como presidenta de la Junta.

Ahora bien, existen dudas más que razonables de que esta sea la primera opción que explore Sánchez. También se le abriría una vía sin contar con independentistas, dado que tal vez podría ser suficiente con Unidas Podemos (42), PNV (6), Compromís (1), Partido Regionalista Cántabro (1) y Coalición Canaria (2) y los 123 recabados por el PSOE. Una opción muy ajustada y para la que habrá que esperar a la final del recuento, que con estos resultados se encuentra al 98,5%.

Otra de las opciones numéricamente factible es la de sumar a un acuerdo de este tipo a EH-Bildu (5) o a las fuerzas independentistas, si bien Sánchez se ha mostrado reacio a un acuerdo de estas características.

 

Ante centenares de militantes y simpatizantes congregados a las puertas de la sede del partido en Ferraz, el líder socialista se ha comprometido a gobernar "tendiendo la mano" a todos los partidos, pero la multitud ha comenzado a gritar: "¡Con Rivera no!", en varias ocasiones.

"Creo que ha quedado bastante claro", les ha respondido Sánchez desde una plataforma colocada al lado de la entrada del garaje de la sede del PSOE, desde donde ha salido a saludar a la gente acompañado de su mujer, Begoña Gómez; de la vicepresidenta del Gobierno, Carmen Calvo; de la 'número dos' del PSOE, Adriana Lastra; la presidenta del partido, Cristina Narbona, y el secretario de Organizació, José Luis Ábalos.

Frente a la petición de la multitud para que no gobierne con Rivera, Sánchez ha advertido de que el PSOE no va a poner cordones sanitarios como hizo en la campaña Ciudadanos con el PSOE. La "única condición" que los socialistas pondrán para pactar será "respetar la Constitución" y los tres objetivos que el PSOE se fijó en esta campaña: avanzar en justicia social, en convivencia entre territorios y en ejemplaridad en el ejercicio de la política.

 

El PSOE remonta desde su peor resultado histórico

El PSOE de Pedro Sánchez ha logrado este domingo remontar su suelo histórico en unas generales, el de junio de 2016, y ganar sus primeras elecciones desde 2008, con 7,38 millones de votos, (el 28,7 por ciento del total), que se traducirán en 123 escaños.

Tras 11 meses de Gobierno, fruto de una moción de censura en 2018, el PSOE ha dado la vuelta a casi una década de pérdida de apoyos y a una legislatura que comenzó con perspectivas nada alentadoras para el partido: una derrota histórica --pese a que evitó el temido 'sorpasso' de Podemos-- y una crisis interna que llevó a la dimisión de Sánchez por negarse a facilitar un Gobierno del PP.

Sánchez volvió a Ferraz en 2017 y un año después entró en la Moncloa de la mano de una moción de censura que le ha permitido anunciar y explicar buena parte de sus proyectos de gobierno, aunque haya llevado pocos a la práctica por falta de tiempo y apoyo parlamentario.

Desde las elecciones de 1977, los primeros comicios libres tras la dictadura de Franco, el PSOE ha conseguido mantenerse siempre como el primer o el segundo partido más votado.

En 1977 los socialistas fueron la segunda fuerza más votada. Algo menos de un millón de votos les separaron entonces de la UCD de Adolfo Suárez, a la que echaron del poder en los comicios de 1982, cuando casi la mitad de los votantes (48,11 por ciento) otorgó su confianza al PSOE de Felipe González, que se mantendría en el Gobierno hasta 1996.

La mayor victoria, en 1982

Su primera victoria en unas generales fue en el año 1982, cuando recabó casi la mitad de los sufragios (48,11 por ciento). Hoy por hoy, ése sigue siendo el mayor triunfo cosechado por los socialistas en unos comicios generales.

Entre 1986 y 2000, los socialistas fueron perdiendo apoyos de manera escalonada hasta quedarse en el año 2000 con el 34,16 por ciento de los sufragios. Ese mal resultado forzó la dimisión de Joaquín Almunia como secretario general y dio paso al liderazgo de José Luis Rodríguez Zapatero, que en 2004 vencía con el 42,59 por ciento de los votos, en medio de un clima de crispación en España por el apoyo del Gobierno de José María Aznar a la guerra de Irak y los posteriores atentados del 11 de marzo.

Cuatro años después, Zapatero mejoró levemente el resultado de 2004. Pero la dureza de la crisis económica que golpeó posteriormente España llevó a los socialistas en 2011 a una derrota que supuso perder de 15 puntos porcentuales y recabar, por primera vez desde 1977, menos del 30 por ciento de los apoyos.

 

La oposición

El presidente de Ciudadanos, Albert Rivera, ha afirmado, tras conocer los resultados de las elecciones generales de este domingo, que la formación naranja vigilará desde la oposición al candidato del PSOE a la Presidencia del Gobierno, Pedro Sánchez, y "más pronto que tarde" gobernará.

Así se ha pronunciado Rivera tras salir a la puerta de la sede nacional de Cs, en Madrid, para dirigirse a cientos de afiliados que le esperaban ondeando banderas del partido y coreando "¡presidente!".

Tras felicitar a Sánchez por su victoria en las elecciones, ha indicado que la "mala noticia" de esta noche es que el líder del PSOE y el secretario general de Podemos, Pablo Iglesias, "van a formar Gobierno con los nacionalistas".

Por otro lado, el líder del PP, Pablo Casado, ha admitido este domingo que el resultado de su partido ha sido "muy malo" y se ha comprometido a trabajar con "la máxima ilusión y responsabilidad" para "recuperar apoyo" ante las próximas elecciones de mayo. Dicho esto, ha pedido además al PSOE un Gobierno sin los independentistas.

"Siempre he dicho que el PSOE es un gran partido, clave en la historia reciente de España y visto el resultado, espero pueda llevar acuerdos de gobernabilidad sin necesitar a los independentistas. Para el PP lo primero es España y esperemos que nuestro país esté a la altura de las circunstancias", ha proclamado.

 

Posibles pactos

El secretario General de Podemos y candidato de Unidas Podemos a la Presidencia del Gobierno, Pablo Iglesias, ha señalado este domingo que ha hablado por teléfono con el presidente Pedro Sánchez para felicitarle por su victoria en las generales y para ofrecerle formar "un Gobierno de coalición de izquierdas".

Iglesias ha entrado en la sala de prensa antes de las 23.30 horas, sonriente y acompañado de un gran número de candidatos de la coalición morada, y ha indicado que los resultados dejan claro que el peso parlamentario del bloque progresista "supera al peso del bloque de las tres derechas, del trío de Colón".

Como segunda lectura de los resultados, Iglesias ha destacado que el resultado electoral arroja también que "España es plurinacional". "Algo que hemos dicho muchas veces, y en lo que nos hemos quedado solos, es plurinacional y basta ver el resultado en Euskadi y Cataluña para comprobar que esta afirmación es obvia", ha añadido.

Vox irrumpe con 24 diputados en el Congreso

Vox celebra como un triunfo "histórico" los resultados electorales de este domingo al lograr representación por primera vez en el Congreso de los Diputados, pasando en solo seis meses de ser un partido marginal a alzarse como quinto grupo parlamentario con 24 diputados, si bien se trata de un estreno agridulce, porque no serán la fuerza decisiva que auguraban tanto la movilización social como sus pronósticos en campaña.

El partido que creó Santiago Abascal hace cinco años ha logrado 2.588.785 votos, el 10,26% del total, que le otorgan 24 diputados, multiplicando por 55 los obtenidos en 2016, cuando concurrió a las generales para obtener 0,20 por ciento de la representación, 46.781 papeletas. Se trata además, del mejor resultado de un partido a la derecha del Partido Popular desde la Fuerza Nueva de Blas Piñar en 1979, que se situó por encima de los 379.000 electores.

Sin embargo, la formación auguraba obtener más de 50 escaños en esta convocatoria y la movilización social que ha protagonizado sus actos de campaña parecía avalar esta tesis. Incluso cuando el CIS auguraba al partido de Abascal un 11,9% de los votos y entre 29 y 37 diputados, en Vox confiaban en duplicar su presencia en el Hemiciclo y en convertirse en decisivos, como lo han sido en Andalucía, para la formación de Gobierno.

 

El PSOE vuelve a ganar unas generales en la Comunitat treinta años después

El PSOE ha conseguido ganar unas elecciones generales en la Comunitat Valenciana después de casi tres décadas, puesto que las candidaturas socialistas al Congreso de los Diputados no eran las más votadas en esta autonomía --considerada en los últimos años un feudo del PP-- desde los comicios de octubre de 1989 con el 'histórico' Ciprià Ciscar al frente de la lista por Valencia.

Así, han tenido que pasar casi 30 años para que el PSOE recupere el liderazgo en unas elecciones generales en la Comunitat con listas encabezadas por dos ministros, el de Fomento, José Luis Ábalos, por Valencia y el Ciencia, Pedro Duque, por Alicante, y Susana Ros, por Castellón.

En este 28 de abril de 2019, el PSOE ha sido la fuerza más votada logrando 10 escaños, frente a los 7 del PP, seguido por Cs, con 6; Podemos-EU, 5; Vox, 3 y Compromís, 1. En 1989, con un espectro de formaciones menos plural, los resultados fueron de 16 escaños para el PSOE y 9 para los 'populares'.

En aquel momento, el cabeza de lista por Valencia de los socialistas fue Ciprià Ciscar, quien, precisamente el pasado mes de marzo anunció que, después de haber estado en la Cámara Baja durante ocho legislaturas, no iba a concurrir a estas elecciones pese a que el partido le había propuesto para integrarse en las listas al Senado.

Noticias relacionadas

next

Conecta con nosotros

Valencia Plaza, desde cualquier medio

Suscríbete al boletín VP

Todos los días a primera hora en tu email


Quiero suscribirme