GRUPO PLAZA

el toque de queda comienza aplicarse a 32 LOCALIDADES el día que se rozan los 3.000 contagios

Sanidad deja fuera del toque de queda a municipios turísticos con alta incidencia

Foto: KIKE TABERNER
13/07/2021 - 

VALÈNCIA. La Sección Cuarta de la Sala de lo Contencioso-Administrativo del Tribunal Superior de Justicia (TSJCV) autorizó este lunes la limitación a un máximo de 10 personas de las reuniones sociales y familiares en toda la Comunitat Valenciana y las restricciones a la movilidad nocturna entre las 1 y las 6 horas en 32 localidades de más de 5.000 habitantes que presentan mayor riesgo epidemiológico por covid-19, según informó el alto tribunal en un comunicado.

Las localidades son una en Castellón: Benicàssim; otra en Alicante: Sant Vicent del Raspeig y las otras 30 en la provincia de Valencia: Almàssera, Buñol, El Puig, Tavernes Blanques, Vilamarxant, Alboraya, Benaguasil, Benetússer, Benifaió, l'Eliana, Meliana, Moncada, Picanya, Picassent, Puçol, Requena, Riba-roja, Sedaví, Silla, Utiel, Alaquàs, Aldaia, Burjassot, Catarroja, Quart de Poblet, Xirivella, Gandia, Mislata, Paterna y València capital

Una decisión adoptada con el respaldo de un informe del 6 de julio de la Subdirección de Epidemiología de la Conselleria de Sanidad en la que se concluye que la Comunitat Valencia se encuentra en "riesgo alto o alerta 3" y donde se mencionan los distintos indicadores con los que se toma la decisión de que sean estos municipios en los que pasará a aplicarse el toque de queda. Estos factores son la incidencia acumulada a 14 y 7 días (número de casos por cada 100.000 habitantes) y en diferentes tramos de edad, el porcentaje global de positividad de las pruebas diagnósticas de infección aguda, la proporción de casos confirmados entre los casos con sintomatología leve y la evolución del número reproductivo básico instantáneo (en estos momentos se encuentra a 1,77) que indica cuántos contagios genera un caso positivo.

No obstante, desde la Conselleria de Sanidad rehusaron hacer público el contenido de este informe en el que se detallan cuáles son las cifras concretas de los distintos indicadores que justifican la entrada en el toque de queda de cada localidad. Así, sólo teniendo acceso a los datos de incidencia acumulada en el ámbito municipal, no resulta posible explicar los motivos concretos por los que algunas localidades tendrán la restricción a partir de este lunes y otras que, a priori tienen una incidencia más alta, no verán alterado su libre albedrío. Más aún cuando sucede a menudo que son municipios limítrofes con otros que sí les será impuesto o son áreas de gran movilidad especialmente en verano debido al turismo o a que albergan segundas residencias de otra ciudades, como València, que sí tendrá el toque de queda.

Uno de los casos que más ha llamado la atención es el de Sant Vicent del Raspeig, la única localidad de la provincia de Alicante que sufrirá toque de queda pese a formar parte de una gran área urbana sin apenas distancia y con mucha interacción que incluye Alicante, San Juan y Mutxamel. El propio alcalde, el socialista Jesús Villar, se mostraba sorprendido por la situación: "La verdad que ha sido una sorpresa. Es cierto que los casos están creciendo, aunque no somos el municipio que peor estamos, pero sí el crecimiento de los contagios está siendo muy rápido, así que me imagino que se debe a esa circunstancia", comentó, para incidir en que la incidencia acumulada del municipio es de 190 casos por cada 100.000 habitantes. En la web de estadísticas de la conselleria, el último dato anotado a esta localidad es del 9 de julio y se situaba en 128. Desde el departamento que dirige Ana Barceló, explicaron a este diario que en el caso de Sant Vicent del Raspeig tiene la particularidad de haberse detectado una tasa de positividad "muy alta" por lo que es un indicativo de que la incidencia va a dispararse, con lo que la situación es más grave de lo que parece.

Sin embargo, resulta llamativo que otras localidades costeras y con gran ambiente estival como Calpe, con 278 de IA y 65 casos en los últimos 14 días; Xàbia, con 260 de IA y 73 casos, Teulada con 212 de IA y 24 casos, Altea con 208 de IA y 47 casos o incluso Benidorm, con 150 de IA y 106 casos en las últimas dos semanas, podrían tener unos datos más preocupantes que, no solo Sant Vicent del Raspeig, sino también que otras localidades que sí deberán someterse al toque de queda. Especialmente cuando de todos es conocido que estas localidades, especialmente Xàbia o Teulada, reciben gran cantidad de visitantes de València ciudad (que sí tiene toque de queda) que disponen allí de segunda residencia, además de una afluencia turística importante.

Toque de queda en València. Foto: KIKE TABERNER

También sorprende la situación de otros municipios como Sueca o Sagunto, que según los datos del 9 de julio de la conselleria se encontraban en 268 y 323 de IA y con 74 y 217 casos en los últimos 14 días respectivamente, lo que parecía indicar una tendencia ascendente. Debido a los otros baremos que aplica Sanidad, no han entrado dentro de la restricción, pese a que, por ejemplo, El Perelló (Sueca) forma un mismo núcleo vacacional con El Perellonet (València), que sí tendrá toque de queda. 

Algo similar ha ocurrido en Castellón, donde el único municipio que tendrá esta restricción es Benicàssim, que, según datos del viernes, sufría una incidencia de 914 casos por cada 100.000 habitantes. Ahora bien, estará libre de ella Oropesa, que tenía 232 de incidencia, aunque de todos es conocida la alta movilidad entre ambos municipios. De la misma manera, tampoco ha entrado Torreblanca (IA el viernes de 394) ni Peñíscola (IA 273), dos municipios costeros y, sobre todo en el segundo caso, especialmente turístico.

En este sentido, cabe recordar que cuando la consellera Barceló anunció esta medida señaló que afectaría a 40 municipios, si bien finalmente han sido 32. ¿Se ablandó la mano para dejar fuera a algunos municipios? ¿Por qué no se utilizaron los últimos datos disponibles para hacer la solicitud al TSJCV? Todo apunta a que la pandemia ha vuelto a crecer más velozmente de lo que han podido reaccionar las autoridades sanitarias y, si se volviera a hacer la petición con los datos de este lunes en lugar de los del pasado 6 de julio -la incidencia acumulada era de 216 casos-, quizá entraran otras localidades que, en estos días, han visto crecer sus datos de expansión de la covid de forma exponencial. 

Sí se ha tenido previsión en municipios como Sant Vicent del Raspeig, mientras otros se encuentren libres del toque de queda. Al no disponer del informe elaborado por Sanidad, habrá que esperar a la evolución de la pandemia en los próximos días para ver si las previsiones han sido acertadas.

La incidencia autonómica se dispara hasta 357 casos

Este lunes, la Comunitat Valenciana registró 2.855 casos nuevos de coronavirus confirmados por prueba PCR o a través de test de antígenos desde la última actualización, que dejan la cifra total de positivos en 419.892 personas. Según informó la Conselleria de Sanidad en un comunicado, 239 de ellos se han detectado en Castellón (43.165 en total); 530 en Alicante (152.665 en total); y 2.086 en Valencia (224.060 en total).  Con estos datos, la incidencia -que el viernes no se actualizó- se eleva a 357 casos, en la línea de la media española que marca 368.

Además, se ha registrado un fallecimiento en los últimos siete días, por lo que el total de decesos desde el inicio de la pandemia asciende a 7.464: 809 en la provincia de Castellón, 2.849 en la de Alicante y 3.806 en la de Valencia. Los hospitales valencianos tienen 379 personas ingresadas: 18 en la provincia de Castellón, 0 en UCI; 39 en la provincia de Alicante, 4 de ellos en la UCI; y 322 en la provincia de Valencia, 47 de ellos en UCI.

El TSJCV da luz verde aunque con un voto discrepante

El auto del Tribunal Superior de Justicia de la Comunitat Valenciana (TSJCV) que autoriza la medida propuesta por el Gobierno valenciano alude a la expansión de la variante Delta del coronavirus, el crecimiento exponencial de contagios, el aumento de las hospitalizaciones y la "situación cercana al colapso que se está ya produciendo en los centros de Atención Primaria".

Foto: KIKE TABERNER

Como ya expuso en anteriores autos, la Sala entiende que estas restricciones encuentran suficiente cobertura normativa en la Ley Orgánica 3/1986, de Medidas Especiales en Materia de Salud Pública, aunque reitera que lo "deseable" sería una legislación específica para evitar "problemas interpretativos" y "contradicción de criterios" que "siguen repitiéndose en los diversos tribunales territoriales del país".

El auto recuerda que el Tribunal Supremo se ha pronunciado recientemente en dos sentencias sobre la suficiencia de la Ley 3/1986 para amparar limitaciones de derechos fundamentales, siempre que su justificación esté a la altura de la intensidad y extensión de la restricción de derechos fundamentales de que se trate. En el caso ahora analizado, los magistrados aseguran que las medidas propuestas por la Conselleria de Sanidad Universal cumplen los requisitos para su adopción que establece la doctrina del Tribunal Supremo.

Por otro lado, el auto cuenta con un voto particular discrepante que, entre otras cuestiones, pone en duda la distinción que se hace para aplicar el límite de número de personas por reunión a toda la Comunitat Valenciana mientras el toque de queda sólo se aplica a algunos municipios. En opinión del magistrado discrepante, la limitación al derecho de reunión debería circunscribirse a los mismos municipios que el toque de queda, al ser el de reunión un derecho fundamental igual de importante que el de libre circulación.

Noticias relacionadas

next

Conecta con nosotros

Valencia Plaza, desde cualquier medio

Suscríbete al boletín VP

Todos los días a primera hora en tu email