GRUPO PLAZA

la capacidad puede llegar a bajar más de un 25%

Sanitat recorta el aforo de los cines dos días después de la 'gran' desescalada cultural

30/09/2021 - 

VALÈNCIA. A los cines les ha durado la alegría menos de 48 horas. Es lo que ha tardado Sanitat en corregirse a sí misma tras haber anunciado el fin de las restricciones en los espacios culturales el pasado lunes. En una orden publicada durante la tarde de ayer en el Diari Oficial de la Generalitat Valenciana, el departamento de Ana Barceló matizaba el levantamiento de las restricciones de aforo en cines, cines de verano, teatros, anfiteatros, auditorios, salas multifuncionales, salas de artes escénicas y circos.

En el DOGV del lunes, no había ningún punto relacionado a estos espacios porque se les presumía esa ausencia de restricciones. Pero ayer, la corrección de errores añadía el siguiente matiz: "En los establecimientos que ordena este punto, en los supuestos de consumo de comida y bebida en sala, será necesario dejar un asiento libre de distancia en la misma fila entre personas o grupo de personas no convivientes. Fuera de este supuesto, el aforo será del 100%".

Esto significa una reducción del 25% o más del aforo, porque por cada grupo de personas que compre sus entradas, se bloquean dos butacas, una a cada lado. Si una persona va sola al cine, su presencia resta un total de tres butacas, en el peor de los casos. 

La medida se ha publicado con dos días de retraso y a la vez que la ampliación del aforo en espacios deportivos (80% en espacios cerrados y 100% en espacios abiertos) y alguna matización sobre el baile en discotecas. También coincide la publicación con la celebración esta semana por parte de los exhibidores de la vuelta a cierta normalidad del público y las carteleras dispuestas a llenar las salas después de un año y medio espantoso en términos de audiencia e ingresos.

Los cines vuelven a quedarse, así, atrás en la desescalada cultural. Pero no es la primera vez que esto ocurre: durante meses hubo una tensión importante con Sanitat, hasta tal punto de llegar a los tribunales. La razón era la prohibición de poder consumir bebida y aperitivos en la sala, algo que -según denunciaban las salas- les estrangulaba económicamente. Con la incidencia disparada, el Tribunal Superior de Justicia de la Comuntitat Valenciana dió la razón al Consell. Los meses fueron pasando, todos los espacios donde se servía comida volvían a la normalidad, pero la prohibición se mantuvo. Sanitat levantó por sorpresa esta cuando los cines anunciaron un segundo recurso, en un momento en el que la incidencia era mucho más baja

Por ahora no ha trascendido que la medida adoptada hoy vaya a tener una respuesta por parte de las empresas de exhibición.

La desescalada avanza desigualmente

Aunque la medida se extiende más allá de los cines, previsiblemente no afectará el resto de espacios culturales a los que hace referencia. Y es que en teatros o auditorios no es habitual el consumo de comida y bebida, con lo que podrán completar su aforo tal y como marcaban las normas anunciadas este lunes y a pesar de la modificación de última hora. De hecho, las salas municipales como La Mutant o el Teatre el Musical (TEM) ya han anunciado que ampliarán el aforo en este inicio de temporada, que empieza el fin de semana de la mano de la compañía El Conde de Torrefiel.

Cabe destacar que, aunque la desescalada ha sido progresiva en gran parte de los sectores culturales, algunos espacios públicos han sido tímidos a la hora de aplicar las medidas, manteniendo a veces aforos por debajo de lo permitido. En el caso de los museos, por ejemplo, el único cambio que marca Sanidad es esta última batería de medidas es que las visitas guiadas dejarán de tener un límite de público (hasta ahora fijaban un máximo de 25 personas en espacios abiertos y 15 personas en recintos cerrados), aunque estos centros todavía tienen como reto aplicar una ampliación de aforo global que no han llegado a aterrizar en estas semanas. 

Si bien los teatros han recuperado la normalidad, la otra cara de la moneda se la lleva el sector de la música. Aunque la pasada semana se planteaba la posibilidad de que el Consell abriera la mano de cara a la celebración del Montgorrock, finalmente la cosa quedó en nada, a pesar de que se lleva trabajando en el texto desde hace tiempo. De hecho, y a no ser que la modificación llegue en las próximas horas, también el festival Pops Marítims, que se celebra este fin de semana en La Marina, seguirá sujeto a la misma norma. Ahora todos los ojos están puestos en el festival de Les Arts, el SanSan o Love to Rock, las próximas grandes citas de la música de la Comunitat, todavía pendientes de una relajación de las normas que no acaba de llegar. En el caso de las salas de concierto su destino va de la mano del ocio nocturno y, a pesar de la apertura al 75%, esta medida ha sido criticada por el sector por no ajustarse a la naturaleza del propio espacio.

Noticias relacionadas

next

Conecta con nosotros

Valencia Plaza, desde cualquier medio

Suscríbete al boletín VP

Todos los días a primera hora en tu email