X AVISO DE COOKIES: Este sitio web hace uso de cookies con la finalidad de recopilar datos estadísticos anónimos de uso de la web, así como la mejora del funcionamiento y personalización de la experiencia de navegación del usuario. Aceptar Más información
GRUPO PLAZA

Alcaldes, concejales y portavoces quieren su espacio al margen de ábalos y puig 

Sectores descontentos con Puig empiezan a articular una tercera vía

7/02/2020 - 

VALÈNCIA. Los congresos socialistas se han retrasado. Al menos eso es lo que se desprende de la dirección federal del partido después de las distintas vicisitudes que debe afrontar Pedro Sánchez en las próximas fechas: aprobación de los Presupuestos Generales del Estado (PGE) y elecciones catalanas, vascas y gallegas, entre otras cuestiones.

Una circunstancia ante la que los socialistas valencianos liderados por Ximo Puig sienten alivio, dado que les permite tratar de recomponer un partido que, en los últimos tiempos, parece sentir una desafección cada vez más intensa por su jefe de filas. Como muestra un botón, el actual presidente de la Generalitat ya tuvo oposición interna en las primarias para reeditar su candidatura por parte del alcalde de Burjassot, Rafa García, afín al ministro José Luis Ábalos, en 2017.

Pero el 'abalismo' no está aislado en este descontento hacia Puig. Varios sectores disconformes con la manera de conducir el partido por parte del entorno del secretario general han comenzado a articular una tercera vía que tiene, como objetivo final, un cambio en el liderazgo del PSPV.

Una corriente que tiene su principal asentamiento en la provincia de Valencia. Comarcas como l'Horta Sud, Ribera Baixa, Ribera Alta, La Costera-Canal de Navarrés, Valle de Ayora o Los Serranos, son algunas de las demarcaciones donde existe una contestación al presidente, impulsada en algunos casos por la Plataforma 3.0 del exdiputado provincial Bartolomé Nofuentes pero también por otros alcaldes o portavoces que no forman parte de este grupo. 

En muchos casos, son dirigentes que en su día se alineaban con el defenestrado expresidente de la Diputación Jorge Rodríguez y que ahora se sienten marginados al considerarse protagonistas de una "caza de brujas" por parte de la cúpula del PSPV.

¿Los motivos? Según apuntan, el propio desentendimiento de Puig y sus acólitos hacia estos territorios en los nombramientos para el Gobierno valenciano o la falta de guiños en determinadas cuestiones importantes para estas áreas. Unas razones que han terminado por desarrollar un movimiento de disconformidad que ha empezado a tomar forma de candidatura alternativa. Unos hechos a los que hay que sumar también la "nula" -así la califican- de inclusión de asesores que sean referentes comarcales o al menos locales de la formación socialista.

Unas premisas que evidencian la falta de conexión entre Puig y unos sectores del partido que han comenzado desde hace unas semanas a articular un grupo alternativo también al margen de Ábalos. Ahora bien, resulta indudable que, a día de hoy, podrían encontrarse más próximos al ministro que al presidente de la Generalitat. "Al fin y al cabo, él todavía no nos ha traicionado", aseguran fuentes consultadas por este diario que se muestran dispuestas a dar batalla si no existe ninguna alternativa al líder socialista.

Ábalos, Sánchez y García en un mitin. Foto: KIKE TABERNER

Palabras gruesas que evidencian el malestar existente con Puig y su equipo en lo que se refiere a los equilibrios orgánicos. Bien es cierto que este grupo empieza ahora a conectarse en la provincia de Valencia y tiene poca fuerza en Alicante, por lo que tendría difícil lograr un respaldo autonómico que superara el 25%, si bien esto podría ser suficiente para convertirse en decisivo en una hipotética lucha a cara de perro entre el 'abalismo' y el 'ximismo'. 

Sobre esto, conviene recordar que en su día Puig se impuso a Rafa García con un 42% de contestación. Unas cifras que indican la fragilidad del líder del PSPV en ese momento, si bien venía entonces de apoyar a la andaluza Susana Díaz frente a Pedro Sánchez, algo que le penalizó notablemente. Sin embargo, tal y como informó este diario, no parece que los números para el presidente de la Generalitat sean ahora mucho mejores y, cabe puntualizar, que muchos de los que ahora piensan en impulsar una tercera vía estuvieron de su lado en aquél cónclave.

En esta línea, los propios afines a Ábalos como el propio Rafa García o la secretaria provincial, Mercedes Caballero, se desmarcan a día de hoy de un posible pacto con Puig, lo que evidencia el estado de las relaciones dentro del PSPV. "Hay trenes que solo pasan una vez en la vida", reflexionaba un miembro de este sector preguntado por la posibilidad de candidaturas alternativas.

Sin duda, otro grupo que tendrá protagonismo en el proceso es el encabezado por el alcalde de Mislata, Carlos Fernández Bielsa, y el presidente de la Diputación, Toni Gaspar, quienes de momento permanecen aparentemente neutrales de cara a la futura batalla.

Ahora bien, si la tercera vía que empieza articularse contara con este grupo, sin duda, podría convertirse en absolutamente decisiva en el pulso salvo que se produjera un acuerdo global Puig-Ábalos.

Noticias relacionadas

next

Conecta con nosotros

Valencia Plaza, desde cualquier medio

Suscríbete al boletín VP

Todos los días a primera hora en tu email