GRUPO PLAZA

ME QUEDA LA PALABRa / OPINIÓN

Seis conceptos: el ecuador de la legislatura

Foto: JORGE GIL/EP
26/04/2021 - 

La política actual, marcada por la lucha contra la pandemia, obliga a una inmediatez tanto en la toma de decisiones como en las respuestas requeridas por la ciudadanía, que encontrar un pequeño espacio para la reflexión y el análisis se convierte en una misión casi imposible.

No obstante, el ecuador de una legislatura puede ser el momento propicio para echar la vista atrás y analizar el camino transitado hasta el presente. Este breve alto en el camino permite valorar aquello que se da por supuesto, ayuda a detectar ineficiencias que deben ser revertidas y contribuye a establecer los objetivos de la última parte de legislatura (especialmente cuando el fin de la pandemia empieza a vislumbrarse).

Como decía, este miércoles se cumplen dos años de la celebración de las elecciones autonómicas en la Comunitat Valenciana. Ese 28 de abril de 2019 se produjo un hecho histórico, después de veintiocho años de victorias electorales de derechas, el PSPV-PSOE, con Ximo Puig a la cabeza, ganó las elecciones en la Comunitat Valenciana.  Desde esa fecha, el PSPV-PSOE ha ganado todas las elecciones siguiente celebradas de manera consecutiva: municipales, europeas y la repetición de las elecciones generales.

Foto: EFE/Biel Aliño

Victorias electorales que son fruto de la confianza otorgada por la ciudadanía valenciana en las urnas y que responden a un modelo de hacer política alejada de la crispación y el ruido que observamos en otras latitudes de nuestra geografía.

Una forma de hacer política basada en seis conceptos que conforman la hoja de ruta del president Ximo Puig y del PSPV-PSOE. El progreso, la estabilidad, el consenso, la búsqueda de soluciones, la lealtad y el 'trellat'.

Progreso como fortalecimiento del estado del bienestar y la igualdad de oportunidades de los valencianos. No dejar a nadie desprotegido frente la pandemia ni ser insensible a la situaciones sociales y económicas que ha provocado el virus en el seno de tantas familias valencianas. Progreso entendido como búsqueda de la igualdad real, fomentando la educación pública y de calidad, el acceso a la vivienda a las personas con rentas humildes y garantizando la mejora de la calidad en el empleo.

Estabilidad, alejándonos del ruido ensordecer que no permite entenderse entre distintos. Una política que, dentro de la dificultad, vive obsesionada con encontrar seguridad y certezas en tiempos extraordinarios. Haciendo que la normalidad sea lo normal, como es la aprobación de presupuestos en tiempo y forma durante los seis años de gobierno del Botànic.

Consenso, huyendo de la campaña electoral permanente que dificulta el encuentro de posiciones comunes, en las que todas las partes renuncian a sus máximos en beneficio de posiciones que representan a una amplia mayoría social. Pactar como elemento de crecimiento y prosperidad, rechazando la falsa idea de traición a unas ideas bajo la falaz premisa de una supuesta pureza ideológica. Construir proyectos de mayorías para la mayoría.

Foto: ROBER SOLSONA/EP

Soluciones en tiempos de acumulación de problemas. Ante un Partido Popular que boicotea la llegada de las ayudas económicas del Plan Resistir para autónomos y empresas o reaviva falsas guerras del agua, la línea del president Ximo Puig es clara. Acelerar la llegada de ayudas, incrementándolas, además, con los 700 millones de euros adicionales del Plan Resistir Plus, y pasar de aquel “Agua para todos” pancartero y estéril al agua para siempre que garantice la viabilidad de las comarcas del sur de Alicante.

Lealtad a un proyecto común de España. Lealtad, no sumisión. Reivindicando la reforma del sistema de financiación, pero poniendo en valor la sensibilidad del gobierno de España, liderado por Pedro Sánchez, con la Comunitat Valenciana. Una sensibilidad que se traduce en un incremento de las transferencias e inversiones correspondiente con nuestro peso poblacional y que nos ha permitido incrementar el gasto social por habitante situándolo en la media nacional.

Trellat, sentido común. Ese sentido común que debe unir a todos los demócratas para superar la pandemia, reactivar la economía y el trabajo, así como seguir garantizando la protección social a las familias más vulnerables.

Seis conceptos: progreso, estabilidad, consenso, soluciones, lealtad y 'trellat', que encarna el President Ximo Puig y que constituye la hoja de ruta de esta segunda mitad de legislatura para el PSPV-PSOE. Un proyecto de mayorías para la mayoría social.

Noticias relacionadas

next

Conecta con nosotros

Valencia Plaza, desde cualquier medio

Suscríbete al boletín VP

Todos los días a primera hora en tu email