GRUPO PLAZA

seis empresas se presentaron al concurso

Everis se adjudica el desarrollo de la plataforma de telemedicina de la Comunitat Valenciana

1/11/2021 - 

VALÈNCIA. La consultora Everis Spain ha sido finalmente la adjudicataria de la plataforma de telemedicina que la Conselleria de Sanidad licitó ante las necesidades surgidas a raíz de la pandemia. Así lo recoge la Plataforma de Contratación, donde el concurso fue publicado el pasado mes de julio.

El confinamiento obligado y la necesidad de distancia social durante un largo periodo de tiempo obligó al departamento de Ana Barceló a replantearse procesos y modelos sanitarios. Ahora, la Conselleria de Sanidad está más cerca de un modelo que permita conectar todos los canales: presencial, telefónico y por videollamada. 

A día de hoy, Atención Primaria dispone de consultas presenciales y telefónicas y, con la pandemia, algunos departamentos han ensayado con videollamadas a través de Webex. Sin embargo, la intención con la nueva plataforma es que los pacientes no tengan que acudir a un ordenador, sino que se haga a través de la app  'GVA + Salut' de manera intuitiva. Que con solo un click sea posible llegar al médico. 

Un proyecto que ha sido impulsado por la Secretaría Autonómica de Eficiencia y Tecnología Sanitaria -liderada por Concha Andrés- y que salió a licitación por 1,3 millones de euros, pero cuyo importe con la oferta de Everis bajará a 946.079 euros (IVA incluido). Al concurso también se presentaron ofertas de Asecco Spain, DH Healthcare (Grupo Dedalus), Inetum España, Innopulse Asesores y T-Systema ITC Iberia.  

El objeto del contrato es la construcción, implantación, evolución y soporte de una plataforma de servicios digitales de salud para la Conselleria de Sanitat. Un sistema que dotará a los profesionales de la conselleria de una plataforma que les permita interactuar con los pacientes de forma remota para realizar la atención sanitaria en condiciones similares a la presencial y que no solo facilitará la utilización de canales como el de la videollamada, sino que además quiere llegar hasta dispositivos como los wearables o tecnología llevable.

De videollamadas a 'chats' 

Con esta misión, la plataforma deberá proveer de servicios de videollamadas, chat, mensajería, notificaciones o cuestionarios, pero también tendrá que ofrecer servicios de anonimización, integración con sistemas de la conselleria, servicios de subtitulación automática o video intérprete además de servicios de explotación de datos. Un sistema que deberá disponer de una interfaz para el personal sanitario, a través de una estación clínica, además de una capa para hacer llegar todos estos nuevos servicios al ciudadano a través de la app de GVA+Salut y de la página web de la conselleria.

Como se apuntaba, una de las principales funcionalidades de este sistema será el de las videoconsultas. Para Sanidad, es clave que los links para acceder a este sistema sea la asociación de la misma a la cita del paciente, tanto en la Atención Primaria como en la hospitalaria. Igualmente, el sistema de videoconsultas se comunicará con el sistema de información que se utilice para notificar a lo pacientes los datos de contexto del misma. 

Además, ésta deberá permitir la asistencia por invitación de más de dos participantes, de forma que se podrá utilizar para la realización de actividades grupales programadas o en aquellos casos en que el paciente precise de la asistencia de un acompañante. "Deberá contemplarse el caso de que el paciente esté en una consulta presencial y el acompañante asista por videoconsulta", recogen los pliegos.

También se demanda la posibilidad de intercambiar mensajes de texto, así como documentos, o imágenes durante la consulta. Una funcionalidad que se contempla, especialmente, para el intercambio de información sensible durante la videollamada que no sea entendible, como el nombre de un medicamento, por ejemplo. Además, incorporará un sistema de videoconsultas fallidas o no contestadas con posibilidad de envío de alertas a pacientes indicando que la llamada ha sido realizada.

De cuestionarios a 'wearables'

Al margen de estos servicios para fomentar el uso de videollamadas, Sanidad también ha demandado servicios alternativos como la posibilidad de hacer llegar cuestionarios a los pacientes. Por ejemplo, una batería de preguntas sobre hábitos de riesgos de enfermedades cardio-vasculares y, en caso de que a partir de las respuestas se pueda inferir un riesgo, se emita una notificación al profesional responsable. 

En este sentido, también se busca integrar la información que sea posible con los 'wearables'. Y es que, entre los requisitos demandados, la plataforma ha de disponer de una capa que permita la integración de dispositivos personales personales vestibles y el almacenamiento de los datos quegenere n en el repositorio adecuado y permitan generar un marco más completo sobre el paciente. Un sistema para el que la empresa adjudicataria tiene un plazo de 48 meses.

Noticias relacionadas

next

Conecta con nosotros

Valencia Plaza, desde cualquier medio

Suscríbete al boletín VP

Todos los días a primera hora en tu email


Quiero suscribirme