X AVISO DE COOKIES: Este sitio web hace uso de cookies con la finalidad de recopilar datos estadísticos anónimos de uso de la web, así como la mejora del funcionamiento y personalización de la experiencia de navegación del usuario. Aceptar Más información
GRUPO PLAZA

tribuna

Seis razones para que la FED suba los tipos este mes

La reunión del banco central estadounidense, que tendrá lugar los días 20 y 21, es el evento del mes en lo que a política monetaria mundial se refiere

5/09/2016 - 

MADRID. Septiembre será un mes cargado de grandes acontecimientos y noticias para los inversores, ya que hay programadas 30 reuniones de los principales bancos centrales. Desde que el Banco de Inglaterra anunció su última política monetaria, la cantidad total mensual en el programa oficial de flexibilización cuantitativa ha alcanzado casi los 200.000 millones de dólares, que corresponde, al PIB anual de Portugal en 2015. 

Los grandes rumores y discusiones acerca del QE infinito son ahora una realidad. Las condiciones globales de crédito están ahora más flojas que nunca, con el rendimiento medio de los bonos públicos mundiales (incluidos todos los plazos)  alrededor del 0,7%.

La reunión del FOMC programada para los días 20-21 de septiembre será el evento clave para los inversores este mes. Hay una probabilidad clara de que Janet Yellen eleve las tasas. Estas son las 6 razones que podrían llevar a la Fed a normalizar su política monetaria

  • La ralentización del mercado laboral vista en la última primavera parece ser temporal. De hecho, los últimos indicadores económicos son bastante buenos, con casi 255.000 nuevos puestos de trabajo creados en julio, bastante por encima del consenso de 180.000. Si el próximo informa del mercado laboral NFP confirma esta tendencia, dará más peso a los argumentos de los miembros del FOMC, quienes consideran que la economía se encuentra esencialmente en máximo empleo.  En estas circunstancias, la Fed no tendrá excusa para no subir los tipos de interés.
  • La tasa de paro oficial, situada en el 4,9%, se encuentra cerca del NAIRU, en el cual la economía se encuentra en equilibrio y la presión de la inflación ni sube ni baja. Aunque la importancia del índice NAIRU ha caído respecto del análisis de la política monetaria, muchos miembros del FOMC continuarán poniendo atención a este indicador teórico que actualmente indica que es momento de subir los tipos de interés.
  • El aumento de las ganancias por hora trabajada, que están cerca de ser monitorizadas por la Fed, se ha acelerado más de lo esperado, en un 0,3% en julio y se sitúa como la tasa más alta desde la Gran Recesión.
  • Los índices de estrés financiero están descendiendo. El Índice de Stress de The St. Louis está cerca de su nivel más bajo récord, que se remonta a diciembre de 1993.
  • Las previsiones económicas, que son siempre un ejercicio complicado, indican que el momentum se está fortaleciendo, especialmente a través de un consumo privado sostenido y los pedidos de órdenes duraderos. El pronóstico de la Fed de Atlanta del PIB ahora se encuentra actualmente en el 3,5% en el tercer trimestre.
  • Por último, y no menos importante, los inversores necesitan tener en cuenta que la Fed está en una posición complicada. El banco central necesita aumentar los tipos de interés, antes de que sea demasiado tarde y que EE UU entre en una ralentización económica. Su error estratégico es que ha esperado demasiado tiempo. La situación económica era lo suficientemente buena en verano de 2015 para endurecer la política monetaria, y la Fed probablemente ha perdido unos meses preciosos que podrían complicar su tarea. No será capaz de actuar a través de los cambios en las tasas de interés debido a que ya están demasiado bajos, por lo que se verá obligado a iniciar un nuevo programa de compra de bonos que tiene muchas desventajas, especialmente apareciendo los precios de los activos financieros.

Creemos que el posible aumento de los tipos de interés este mes podría ser muy suave ya que ha sido descontado y, sobre todo, no va a cambiar radicalmente las condiciones de crédito globales. Después de todo, la magnitud del aumento de las tasas será bastante baja, y se espera que alcance un máximo de 25 puntos básicos.

Christopher Dembik es economista de Saxo Bank

Noticias relacionadas

next

Conecta con nosotros

Valencia Plaza, desde cualquier medio

Suscríbete al boletín VP

Todos los días a primera hora en tu email