GRUPO PLAZA

comisión accidente del metro

Serafín Castellano ni siquiera estaba allí

El portavoz del PP cuando se celebró la comisión de investigación 'exprés' rechaza conocer que se contratara a la consultora HM Sanchis para que aleccionara a los intervinientes y niega haber visto el informe antes

16/01/2016 - 

VALENCIA. Una nube de fotógrafos y cámaras de televisión aguardaba este viernes en la puerta de la Sala de Comisiones A de Les Corts Valencianes al ex portavoz parlamentario del PP Serafín Castellano. El baqueteado dirigente apareció en torno a las 14 horas acompañado de una de sus fieles, la ex diputada Asunción Quinzá, mientras los periodistas gráficos bailaban al ritmo que marcaba el ex conseller, quien se acercó a saludar a algunos de sus antiguos colaboradores mientras el corrillo revoloteaba a su alrededor con las clásicos empujones y codazos para obtener la mejor posición. Era la imagen del día.

Ahuyentados ya los rumores sobre una posible incomparecencia del también ex delegado del Gobierno en la comisión, Castellano se sentó en la mesa dispuesto a hacer gala de su oficio como político: hablar durante amplios espacios de tiempo sin pisar charcos y, en este caso, negar cualquier conocimiento sobre prácticamente todos los puntos oscuros respecto a esta investigación.

Así, armado con una de sus muletillas características ("lógicamente" / "llógicament"), Castellano rechazó conocer el informe elaborado por la consultora HM Sanchis realizado supuestamente para aleccionar a los comparecientes de la primera comisión de investigación impulsada por el PP en el año 2006. De esta manera, el ex portavoz popular en aquella etapa aseguró que su grupo no recibió instrucciones de la consultora ni se reunió nunca con ella, además de rechazar que existieran palabras vetadas para los intervinientes en la citada comisión.

En este sentido, Castellano recordó que las documentaciones aportadas en aquella comisión fueron las que se aprobaron en el plan de trabajo de la misma y aseguró, en respuesta a la pregunta de Isaura Navarro (Compromís), desconocer la respuesta a otras incógnitas publicadas por los medios de comunicación como el paradero del libro de averías o los documentos sobre incidentes anteriores de la UTA implicada en el accidente. 

En cuanto al planteamiento de la diputada socialista Ana Barceló, que mencionó la posible destrucción de pruebas o la existencia de falso testimonio en relación al accidente, Castellano adoptó su postura más seria para replicar: "Eso son delitos tipificados en el Código Penal: si usted lo sabe, sea consecuente con ello y denúncielo porque si no, es cómplice de esa situación".

También se desmarcó frente a su posible influencia en la aportación de documentación tal y como planteó Fabiola Meco (Podemos). De nuevo Castellano se quitó galones para ironizar respecto a que en su papel de síndic no tenía la capacidad de dirigir las documentaciones del Ministerio ni del Gobierno valenciano. Además, rechazó la calificación de "paripé" de aquella comisión celebrada en 2006 y clausurada en apenas cuatro días: "Por mí y por el grupo, esa comisión no se apartó de la búsqueda de la verdad", sentenció.

A pregunta de Navarro, sí admitió haberse reunido con el conseller del ramo, el presidente de la Generalitat, con su grupo... "Lo contrario hubiera sido una irresponsabilidad supina", señaló. A la presión de Barceló sobre si la documentación aportada estaba sesgada, Castellano manifestó su desconocimiento y señaló que si hubiera ocurrido habría una responsabilidad "donde toque".

En la recta final, Castellano respondió al diputado de Ciudadanos Toni Subiela reiterando que no participó en ninguna reunión en la que se mencionara la supuesta relación con la consultora HM Sanchis, además de desconocer si se contrató y recalcar que no ordenó a ningún colaborador que lo hiciera.

De esta manera, el ex síndic del PP, actualmente investigado por el caso Avialsa, cerró una comparecencia que no arrojó ninguna luz ni novedad destacada en la investigación, más allá de la negación por parte del que era uno de los 'pesos pesados' de la formación popular en aquella época sobre el informe de la consultora que removió los cimientos del caso hace más de dos años cuando fue publicado por el diario El Mundo.

Noticias relacionadas

next

Conecta con nosotros

Valencia Plaza, desde cualquier medio

Suscríbete al boletín VP

Todos los días a primera hora en tu email


Quiero suscribirme