GRUPO PLAZA

Siete de cada diez comedores escolares valencianos ofrecen un mínimo de 18 raciones de verduras al mes

15/10/2017 - 

VALÈNCIA (EP). Más de un 70% de los comedores escolares de la Comunitat Valenciana ofrece al alumnado un mínimo de 18 raciones de verduras al mes y cumple con la recomendación que establece la Guía de los Menús en los Comedores Escolares de la Generalitat. Además, ocho de cada diez respetan el criterio sobre consumo de frituras y más del 90% el de salsas y precocinados.

Son datos que se desprenden del primer informe de resultados del Programa de Evaluación y Fomento de la Calidad Nutricional de la Oferta Alimentaria en Centros Escolares, que se lleva a cabo desde la Conselleria de Sanidad, informa la Generalitat en un comunicado.

Un total de 457 comedores escolares han sido analizados durante el pasado curso educativo 2016-2017 para conocer la situación real sobre lo que come diariamente la población escolar y saber si los menús se adaptan a las recomendaciones oficiales sobre alimentación saludable. La actuación que forma parte de la estrategia de la Conselleria de Sanidad para fomentar la alimentación saludable y sostenible.

Tras la evaluación de los menús, Sanidad ha detectado que la mayoría de centros, más del 85%, adopta las recomendaciones en cuanto consumo de alimentos como precocinados, salsas, frituras o frutas en conserva.

En concreto, el 95,6% de los menús cumple con la recomendación de un máximo de dos raciones de fruta en conserva al mes, el 85,6% cumple con el criterio sobre consumo de frituras --un máximo de seis raciones al mes--, el 92,1% con el consumo de salsas, hasta cuatro, y un 96,3% con el consumo de precocinados, con como mucho seis raciones mensuales.

Cerca de la mitad de los centros educativos adopta las recomendaciones sobre consumo de pescado y fruta fresca: el 52,3% de los centros ofrece como mínimo 16 raciones de fruta fresca al mes y un 46,2% ofrece un mínimo de ocho raciones de pescado al mes.

En cuanto al consumo de legumbres, el 39,2% incluye en el menú seis o más raciones al mes y un 58,6% de los centros ofrece un máximo de ocho raciones de patatas. La guía recomienda ofrecer un máximo de diez raciones de lácteos al mes y, en este caso, el 58% de los centros evaluados cumple con dicho criterio.

Otro de los aspectos que ha analizado la Conselleria es la información que reciben las familias sobre la alimentación de sus hijos en los colegios. En el 99,8% de los casos, los centros proporcionan la programación mensual del menú a la familia de los comensales, mientras que el 75,9% incluye orientaciones para facilitar una cena complementaria al menú de mediodía.

Adecuación a la estrategia nacional

Los resultados obtenidos en el informe de acuerdo con los criterios de la Estrategia NAOS de la Agencia Española de Consumo, Seguridad Alimentaria y Nutrición (Aecosan) varían, ya que las recomendaciones establecidas en la Guía de Menús Escolares es más exigente, explican desde Sanidad.

De hecho, más del 80% de los centros educativos valencianos ofrece un mínimo de cuatro raciones de verdura a la semana, tal y como establece la Estrategia NAOS.

El 52,3% de los menús escolares sirven un mínimo de cuatro raciones de fruta fresca a la semana, más del 90,2% ofrece una ración de pescado como mínimo a la semana, el 83,6% cumple con el criterio de servir una ración de legumbres como mínimo a la semana y, finalmente, el 86,9% sirve como máximo una ración de platos precocinados a la semana.

Estudio durante tres años

Tras este análisis, el departamento que dirige Carmen Montón tiene previsto evaluar todos los comedores escolares de la región en un período de tres años, más de 1.300 centros. Además, este año aprobará un decreto para regular la alimentación en centros hospitalarios, colegios y otras dependencias de la administración autonómica.

Sanidad también actualizará la Guía de los Menús de los Comedores Escolares con nuevos criterios nutricionales que se adapten a la realidad actual, bajo criterios de sostenibilidad y de proximidad.

La evaluación de los menús escolares se realiza recopilando la información en una plataforma informática que permite conocer los resultados en tiempo real. La inspección de seguridad alimentaria recoge el menú mensual, si el menú servido coincide con el ofertado y otros aspectos relacionados con la oferta alimentaria.

Posteriormente, en el centro de salud pública se evalúa la oferta alimentaria de acuerdo a los criterios establecidos en la Guía de Menús Escolares de la Generalitat y la Estrategia para la Nutrición, Actividad Física y Prevención de la Obesidad. Este informe es remitido al centro educativo para que sea conocedor de los resultados.

Noticias relacionadas

next

Conecta con nosotros

Valencia Plaza, desde cualquier medio

Suscríbete al boletín VP

Todos los días a primera hora en tu email


Quiero suscribirme