GRUPO PLAZA

EN EL LADO SEGURO / OPINIÓN

Sobre los rumores de subida del seguro del automóvil 

La prima del seguro del automóvil ha bajado en los últimos años pero podría invertirse la tendencia

14/06/2016 - 

VALENCIA. Una aproximación meramente teórica al cálculo de la prima nos pudiera hacer pensar que su determinación resulta casi inexorable. Efectivamente, la prima parte del cálculo actuarial de la siniestralidad (prima de riesgo) para luego incrementar el precio con los gastos de gestión de la propia aseguradora y con los de la distribución del producto, a lo que hay que añadir los impuestos y recargos y el beneficio que se pretende obtener por la entidad aseguradora.

Por tanto, si solo influyen estas variables, parece que su cálculo determinaría que las primas fueran relativamente similares. Es cierto que una mala gestión de alguna variable puede conllevar un incremento exagerado de las primas de una concreta aseguradora. Así sucedería si la cartera de pólizas de vehículos de una determinada aseguradora produjera una siniestralidad superior a la media o los gastos de administración o distribución estuvieran fuera de control. En estos casos, la consecuencia suele ser la salida del mercado de la entidad aseguradora, pues el resto mantiene las variables dentro de un rango que le permite ofrecer sus pólizas a un precio más competitivo, afeando el comportamiento de la entidad aseguradora ineficaz.

Sentado lo anterior, cuáles son las claves para la inminente subida de precios del seguro del automóvil que sustentan el rumor. A nuestro juicio, hay dos con un peso muy específico: el incremento de las indemnizaciones y de la siniestralidad. Vayamos por partes.

En primer lugar, la reciente aprobación del nuevo baremo del automóvil entraña una subida de las indemnizaciones y, por tanto, de la citada prima de riesgo. Hay un consenso generalizado que esto iba a ser así. Y parece evidente que si un asegurador tiene que pagar ahora una mayor suma por una lesión corporal, por una secuela o por una víctima mortal, la recaudación por las primas deba de ser asimismo superior para hacer frente a los futuros compromisos. Téngase en cuenta que este incremento no se suele producir inmediatamente tras la entrada en vigor de la nueva legislación, sino a medida que los siniestros acaecidos tras la reforma van requiriendo mayores dotaciones para su liquidación. Pero el incremento acaba produciéndose.

En segundo lugar, en el año 2016 se está produciendo una subida de la siniestralidad vial. Los datos en el año 2015 fueron muy buenos. Por un lado, los accidentes mortales producidos en vías interurbanas alcanzó la cifra de 1.126 víctimas. (Permítasenos esta paréntesis, pues me ha llamado mucho la atención que dos de las tres Comunidades autónomas con los mayores incrementos de víctimas mortales en 2015 fueron Cataluña y País Vasco, donde el tráfico depende de las policías autonómicas). Cifra de muertos muy alejada, afortunadamente, de los 5.940 de 1988. Por otro lado, descendió el número de heridos hospitalizados desde los 4.948 de 2015 a los 4.843 de 2016. Por el contrario, en el año 2016 los datos dan a entender que se está invirtiendo la tendencia al aumentar la siniestralidad: en abril de 2016, desgraciadamente, ya habían fallecido 349 personas.

La conclusión parece más bien fácil: si ha aumentado el número de siniestros y el coste por siniestro se ha incrementado por la modificación del marco regulatorio, sería lógico pensar que el precio del seguro del automóvil deberá subir.

Ahora bien, conversando con una profesora del norte de Italia sobre la conveniencia de un mercado único para el contrato de seguro y las barreras aún existentes, me comentó lo que abonaba por su seguro con un coche similar al mío. Mi sorpresa fue mayúscula: casi el doble de lo que pagaba yo en España. La razón de esta diferencia de precios me pareció bastante evidente: la concentración del seguro del automóvil en el norte de Italia permite a las aseguradoras incrementar los precios en su propio provecho. Se nos podrá algar que son mercados diferentes con una diversa cuantificación de las anteriores variables. Probablemente tengan parte de razón, pero no para tan gran diferencia. Las entidades aseguradoras que operan en el norte de Italia operan en España y, consecuentemente, su operativa es idéntica. Baste mencionar el nombre de Generalli, multinacional cuyo domicilio social está en Mogliano Veneto (Treviso), para despejar esta variable de la ecuación. Por tanto, la competitividad del concreto mercado es otra variable a tener muy en cuenta.

Del juego de estas dos variables dependerá la subida, o no, de la prima del seguro del automóvil. Por un lado, los datos objetivos expuestos deben empujar los precios hacia arriba. El incremento de la prima de riesgo ha de repercutirse finalmente en los clientes. Sin embargo, la competencia puede hacer que se mantengan los precios actuales aunque los costes del seguro hayan aumentado. Al menos, de momento.

next

Conecta con nosotros

Valencia Plaza, desde cualquier medio

Suscríbete al boletín VP

Todos los días a primera hora en tu email


Quiero suscribirme