X AVISO DE COOKIES: Este sitio web hace uso de cookies con la finalidad de recopilar datos estadísticos anónimos de uso de la web, así como la mejora del funcionamiento y personalización de la experiencia de navegación del usuario. Aceptar Más información
GRUPO PLAZA

Solo uno de cada cinco jóvenes valencianos se puede emancipar y la mitad de entre 30-34 años está en riesgo de exclusión

7/02/2020 - 

VALÈNCIA (EP) El Observatorio de Emancipación Juvenil advierte de que para los jóvenes valencianos acometer un proyecto vital es "una misión imposible": solo uno de cada cinco puede emanciparse, deben destinar el 71,7% de su salario al pago del alquiler, el 28,3% está en paro tienen uno de los salarios más bajos del Estado y la mitad de los jóvenes de entre 30 y 34 años está en riesgo de exclusión social.

Así, lo han señalado este jueves el presidente del Consejo de la Juventud de España, Manuel Ramos, y la presidenta del Consell Valencià de la Joventut (CVJ), Pilar Blasco, en rueda de prensa para presentar los últimos datos del Observatorio, que arrojan una "fotografía de parálisis" y constatan que la situación "sigue empeorando".

Por ello, han exigido a todas las Administraciones que se dejen de "parches" y que implanten políticas "integrales" porque los problemas juveniles son ya "estructurales" y les hacen ser uno de los colectivos "más vulnerables", una situación que tiene graves consecuencias para el conjunto de la sociedad.

Así, los jóvenes valencianos tiene más paro que la media nacional, de los sueldos más bajos de España y la tasa juvenil de pobreza más alta. Solo están un poco mejor respecto al salario que deben destinar al alquiler porque los precios medio son inferiores en la Comunitat 592 euros, frente a los 900 de media estatal.

En concreto, los datos del Observatorio del primer trimestre de 2019 revelan que solo uno de cada cinco menores de 30 años se puede emancipar, el 19%, una cifra ligeramente superior a la media estatal del 18,6%. Las jóvenes valencianas se emancipan más que los hombres, 24,2% frente al 14,1%, porque ellas comparten más casa mientras que los chicos prefieren emanciparse en solitario.

Blasco ha explicado que este bajo porcentaje es consecuencia de que resulta "inasumible" alquilar una vivienda, única opción viable, por su alto coste: supone el 71,7% del salario, muy por encima del 30% que recomienda como máximo el Consejo de la Juventud de España, y además el precio se ha encarecido en la Comunitat un 7,25% en 2019.

Ante esta situación, se debe recurrir a pisos compartidos. Aún así, un joven debe dedicar el 33% de su salario en Alicante, el 26,8% en Castelló y el 33,3% en València.

Paro juvenil

Al mismo tiempo, la Comunitat es una de las pocas de España donde la tasa de paro ha crecido en el último año al pasar del 25,1% en 2018 a afectar ya al 28,3% en 2019. Además, el poco empleo que hay es temporal y precario: solo uno de cada diez trabajos son indefinidos.

Asimismo, los jóvenes valencianos también tiene un índice mayor de subocupación que la media estatal: el 18,1% de los menores de 30 años de la Comunitat trabajan menos horas de las que querría frente al 14,5% de España. Y esta subocupación afecta de nuevo más a las mujeres, el 23,3% frente al 14,8%. Además, también cobran unos cien euros menos que la media, 830 euros frente a los 930 en España.

Blasco ha advertido que las consecuencias del mercado juvenil valenciano no es solo la imposibilidad de emanciparse sino que la tasa de pobreza en una de las mayores de España, un 38% de los menores de 30 años está en riesgo de exclusión social frente al 33,8% de media nacional.

Además, la Comunitat Valenciana es la única de España en la que ha aumentado el riesgo de pobreza entre el tramo de edad de 30 y 34 años, que afecta ya al 50,2%, 30 puntos más que en España, algo "absolutamente inédito" hasta ahora.

En ese sentido, ha apuntado que todos estos datos confirman que para los jóvenes valencianos es "una misión imposible" poder "emanciparse y llevar una vida digna" y deben retrasar aún más su proyecto vital con las consecuencias sociales que ello supone.

Medidas de mejora

Por todo ello, exigen un límite en el precio del alquiler, mejorar el Plan de garantía juvenil Avalem Joves con un programa de acompañamiento personalizado que les facilite encontrar un puesto de trabajo acorde a su formación, priorizar la atención a los jóvenes en riesgo de exclusión potenciando la Renta Valenciana de Inclusión o recuperando la Renta Básica de Emancipación.

Además, reclaman que todos los departamentos del Consell cumplan Estrategia Valenciana de la Juventud porque aunque hay una dirección general específica hay cuestiones, como el paro o la vivienda, que deben abordarse de forma trasversal.

En ese sentido, el presidente del Consejo de la Juventud de España, Manuel Ramos, ha señalado que la precariedad del empleo juvenil en la Comunitat es consecuencia de un modelo económico basado en el sector servicios. Además, ha constatado que la tasa de emancipación es la "peor" desde 2002 porque la situación empeoró con la crisis y desde entonces no ha mejorado.

Ramos ha apuntado que hasta ahora las Administraciones han planteado estos problemas desde "un discurso de la confrontación: o empleo juvenil o pensiones, cuando van de la mano porque si los jóvenes de hoy no pueden cotizar no se podrá hacer frente a las jubilaciones".

No obstante, ha señalado que aunque se empieza a observa un cambio en el discurso de ayudas a la vivienda, respecto al empleo sigue sin haber un acompañamiento individualizado que permite encontrar un empleo digno ni los jóvenes son los beneficiarios directos de las subvenciones.

Del mismo modo, ha señalado que aunque "habría que darle una vuelta a los contratos de formación" en muchas veces no se llega ni a ellos porque cuando los jóvenes terminan sus estudios "se le fuerzan a firmar una especie de trampa que son las prácticas formativas".

next

Conecta con nosotros

Valencia Plaza, desde cualquier medio

Suscríbete al boletín VP

Todos los días a primera hora en tu email