Este sitio web hace uso de cookies con la finalidad de recopilar datos estadísticos anónimos de uso de la web, así como la mejora del funcionamiento y personalización de la experiencia de navegación del usuario. Política de Cookies Aceptar

RESTORÁN DE LA SEMANA

Sra. Cook

Bravo por los restaurantes que se atreven a salirse de los circuitos habituales. En Rascanya, Orriols o Torrefiel también se puede comer bien. Sra. Cook es un ejemplo

Por | 16/06/2017 | 1 min, 39 seg

Ubicado al final de la calle Alboraya, muy cerca de la Avenida Alfahuir y a un paso de Benimaclet, Sra. Cook es una rara avis que destaca en el barrio entre bares de chinos y menús donde nunca faltan las lentejas y el arroz a la cubana. No han descubierto la pólvora. Simplemente tiene un local bonito, una carta y un menú diario solventes con una propuesta apetecible que elabora su jefa de cocina, Alba Moreno, con productos frescos y algo que no todos los restaurantes tienen: la ilusión y las ganas de hacer felices durante un rato a los  cliente de Inma Blay, propietaria y artífice de Sra. Cook. 

"Me encanta actuar de anfitriona y ver cómo los demás disfrutan", afirma Inma. Hace un año que abrieron y la fórmula va calando poco a poco en una zona nada fácil porque muchos de los que pasan por delante no tienen la menor idea de lo que es un tataki. Por eso, la propuesta combina platos más tradicionales como las patatas bravas (muy ricas) con otros más arriesgados, como el sepionet con blanquet y ajos tiernos que es indispensable probar.  El arroz que tomé en mi primera visita no tenía nada que envidiar a los grandes arroces de renombre de la ciudad.

Cuentan con una sala amplia en el interior que puede acoger a grupos grandes, (eso tan complicado de encontrar hoy en día en un buen restaurante), y una terracita interior muy apetecible , aunque reservada solo para parejas poco ruidosas. Sra. Cook es una apuesta valiente que cubre un hueco esencial en esos barrios que también tienen derecho a comer bien, aunque no salgan en ninguna revista de tendencias. 

Comenta este artículo en
next