Este sitio web hace uso de cookies con la finalidad de recopilar datos estadísticos anónimos de uso de la web, así como la mejora del funcionamiento y personalización de la experiencia de navegación del usuario. Política de Cookies Aceptar

Hoy es 27 de octubre y se habla de coronavirus notarios impuestos ghatto
GRUPO PLAZA

Tests y app para garantizar circulación de personas sanas en la UE durante la temporada veraniega

13/05/2020 - 

VALÈNCIA. Los tests masivos y las aplicaciones en los teléfonos móviles garantizarán que los ciudadanos de los Estados miembros de la Unión Europea (UE) viajen en condiciones óptimas de salud, sin peligro de extender el contagio a otro país comunitario. Éstas son algunas de las recomendaciones de la Comisión Europea para levantar las restricciones al transporte aéreo y la apertura de las fronteras interiores en el espacio Schengen, de cara a la nueva temporada turística y con una mirada especial a las regiones mediterráneas.

Bruselas publica este miércoles las recomendaciones, ya que no puede imponer las condiciones de apertura de fronteras mientras estén vigentes los Estados de alarma durante la emergencia sanitaria contra el Covid-19. En este sentido, recomienda que se tenga en cuenta, como medida principal, la situación sanitaria en cada país. 

Será pues la capacidad de vigilancia y la monitorización y lade realizar tests de cada país la que determinará una apertura mayor o menor al transporte aéreo de sus viajeros. Para ello, la Comisión Europea pide a los Estados miembros, ya que no lo puede imponer, colaboración entre países y entre su población y que tengan en cuenta las condiciones técnicas para realizar este control de forma coordinada. 

En este sentido, insisten en una aplicación única para los Estados miembros de la Unión Europea, una app en el teléfono móvil, cuya operatibilidad permita controlar la posibilidad de viajar de una país a otro a los ciudadanos que la usen. Este es el objetivo clave, comentaron fuentes de la UE. 

Una alerta en el móvil

“Usando esta app, recibirán una alerta que contendrá el resultado de un test”, explicaron. Se trata de “una solución muy técnica para una situación  muy dinámica”, en la que están trabajando los centros de innovación europeos. Se ignora si será una empresa la que monitorizará esta aplicación. “Estamos trabajando en ello”, insistieron desde la Comisión. 

Otra característica que deberá tenerse en cuenta para apertura de fronteras internas es la proporcionalidad y la igualdad de las medidas de distanciamiento social entre los países que lleguen al acuerdo de permitir la libre circulación de sus nacionales.

 Foto: KIKE TABERNER

Fuentes oficiales de la Unión Europea explicaron, en un encuentro online con la prensa, previo a la conferencia pública, que la incidencia del virus había disminuido en toda Europa, “lo que no significa que la pandemia haya sido totalmente superada”, añadieron. Por ello, seguían teniendo en cuenta los consejos a largo plazo de la agencia europea para el control y prevención de las enfermedades (ECDC). Los criterios de refieren a la prevención de los contagios del Covid-19 tras un incremento de la actividad económica.

En este sentido, volvieron a insistir en la capacidad para realizar tests y la vigilancia de los contagios como modo de prevenir una nueva escalada de la pandemia. Portavoces de la Comisión Europea señalaron que se basan en la experiencia práctica adoptada en los meses de confinamiento y en los criterios científicos para comenzar a restablecer la apertura de fronteras, y la libre circulación de ciudadanos y mercancías en el espacio Schengen.

Una de las recomendaciones de Bruselas a los Estados es que esta apertura se realice de forma controlada y progresiva, pero sobre todo de forma coordinada, concertada y no discriminatoria de unos países respecto de otros, y tampoco entre ciudadanos. 

Algunos de los Estados miembros han comenzado a pertrecharse, ante la apertura de fronteras y aeropuertos ante una importación de viajeros con virus con el desescalado, desoyendo los consejos de Bruselas.

La primera de las medidas adoptadas ha sido la imposición de un periodo de cuarentena que implica dos semanas de confinamientos en casa o hotel, tanto para viajeros nacionales como extranjeros, como ha sido el caso de España, que lo publicó ayer en el Boletín Oficial de Estado (BOE). 

Otros países como el Reino Unido y Francia también lo han anunciado. Es por ello que estos dos países han adoptado un acuerdo de reciprocidad para evitar la cuarentena de sus nacionales. En el caso el Reino Unidos además, incluye e a Irlanda. Mientras que la ministra italiana de turismo lidera otro grupo para evitar la cuarentena entre Italia, Alemania. España y Francia, con el fin de afrontar la temporada turística del verano. 

Protocolos homogéneos para el sector turístico

Precisamente el sector turístico es el que más necesita de una normas coordinadas a nivel europeo para volver a abrir hoteles, bares y restaurantes. La industria turística está a la espera de unos protocolos homogéneos que faciliten la desescalada en la temporada que se avecina, con las medidas de distanciamiento social que obligan a reducir aforo y capacidad de negocio.

La Comisión Europea apoyará un turismo sostenible, con una mirada especial a las regiones mediterráneas. Para ello, establecerá una serie de recomendaciones y guías a los Estados, con el fin de que puedan coordinar sus sectores estratégicos. 

Foto: KIKE TABERNER

Ello implica evitar los corredores turísticos entre países que acuerden una apertura de fronteras para pasar las vacaciones. Por ejemplo, Suecia y Grecia no podrían acordar levantar las restricciones si no se dan otras condiciones como las mismas normas de distanciamiento social y el mismo nivel de control de la pandemia entre sus  ciudadanos, a la hora de abrir sus fronteras entre sí.

Respecto al reencuentro de las "familias multinacionales” que tienen a los abuelos en España y a los hijos de Erasmus, Bruselas aconseja prioridades que faciliten el que puedan viajar entre los Estados miembros, al igual que ocurre con los trabajadores transfronterizos. 

La Comisión cree que el  “pasaporte de inmunidad” requerido para viajar no es lo más aconsejable

Además, la Comisión aconseja no implementar cuarentenas, especialmente cuando las normas de distanciamiento social entre países y su nivel de contagio de la epidemia sean similares. Por ello, insiste en que el llamado “pasaporte de inmunidad” requerido para viajar no es lo más aconsejable, como algún país podría estar valorando. La explicación radica en que algunos ciudadanos intentarían contagiarse para adquirir esta inmunidad al virus, lo que provocaría una nueva escala de la enfermedad.

Otra de las condiciones para levantar la restricción de movilidad es que ésta se realizará entre países y no por regiones. No podrán tenerse en cuenta los indicadores sanitarios para abrir fronteras a una determinada región, sino la situación general del país, porque las “fronteras se abren a nivel de país, no entre territorios”. 

Por esta cuestión, es importante que los Estados miembros tengan capacidad para asesorar sobre su sistema sanitario y el control de la pandemia, además de su capacidad para realizar tests y las estadísticas al respecto. Ello ayudará a conocer su situación real y a manejar la situación en su momento mas crítico. 

Foto: IVAN TERRÓN

Detección de asintomáticos

Por ello, no sólo sirve la información sobre los ingresos hospitalarios, sino también los tests realizados y ala seguridad en los diagnósticos para poder alcanzar unos resultados estándares. Y ello referido no solo a la posibilidad de viajar, sino también para aplicarlo a cualquier situación de la vida real. Es más, deberían asegurarse de poder detectar cualquier nuevo caso para actualizar los datos y ello implica el realizar los tests también a los asintomáticos.

Esta información debería estar a disposición, no sólo del resto de los Estados, sino de toda la ciudadanía, para estar al corriente de los casos positivos y negativos. Para ello, es importante que la Unión Europea adopte una sistema único de aplicación tecnológica que permita identificar los contagios. 

Por último, la Unión Europea aconseja que se establezca un sistema de bonos de reembolso atractivos para los ciudadanos, para que las compañías aéreas no tengan que devolver el dinero sino que sean canjeados por otros viajes. Todo ello, insistieron fuentes oficiales, sin vulnerar la normativa nacional ni la europea, ya que no se puede obligar a los ciudadanos. Pero, insistieron, éstos deberían solidarizarse con el sector, dada la situación extraordinaria. 

Noticias relacionadas

next

Conecta con nosotros

Valencia Plaza, desde cualquier medio

Suscríbete al boletín VP

Todos los días a primera hora en tu email