X AVISO DE COOKIES: Este sitio web hace uso de cookies con la finalidad de recopilar datos estadísticos anónimos de uso de la web, así como la mejora del funcionamiento y personalización de la experiencia de navegación del usuario. Aceptar Más información
GRUPO PLAZA

tribuna de opinión

¿Tiene el BCE una tercera agenda oculta?

El experto de renta fija de Saxo Bank tiene claro que Draghi, cuyo BCE se reúne hoy, se encuentra con las manos atadas por el exceso de rentabilidad de la economía europea

21/01/2016 - 

MADRID. Imaginemos por un momento que todos los miembros de la junta ejecutiva del Banco Central Europeo (BCE) ignorasen la evolución de los activos financieros desde Año Nuevo. Imaginemos que tuvieran prohibido mirar a los índices de renta variable, el precio del petróleo y los rendimientos de los bonos, y sólo se les permitiese saber los fundamentales macroeconómicos clave.

En este contexto, los miembros del BCE se fijarían en el PMI manufacturero de la zona euro, que ha mejorado de 50,1 hasta 53,2 en el transcurso del pasado año. Desde el BCE estarían buscando una tasa de inflación subyacente del 0,9%, lo que puede estar por debajo del objetivo del 2%, pero todavía constituye una mejora de la tasa desde el 0,6% cuando el banco introdujo por primera vez el programa de flexibilización cuantitativa a principios de 2015. Desde entonces, la inflación general ha mejorado desde el -0,5% hasta el 0,2%.

Además, la propia encuesta propuesta por parte del BCE sobre préstamos bancarios del banco central, que cubre el cuarto trimestre de 2015, muestra un deshielo muy esperado en los estándares de crédito congelados. El informe indica que los estándares de crédito, que han sido el objetivo central de las medidas de política del BCE están disminuyendo, mientras que la demanda de préstamos está en aumento.

En otras palabras, las extraordinarias y masivas medidas de política monetaria implementadas por el banco central parecen ser lentas.

Economía real

Sin embargo están funcionando con toda claridad en su camino hacia la economía real. Por tanto, este escenario anima y se espera que los miembros del consejo del banco central sean más optimistas de cara a la reunión de mañana. 

Pero el tono de la conferencia de prensa de hoy con casi toda seguridad no reflejará el escenario macro porque los mercados financieros han tenido su peor comienzo de año desde el año 2008

Los mercados de acciones están cayendo más de un 10% y los diferenciales de los rendimientos de los bonos cooperativos en Europe (ITRAXX XOVER) se encuentran más amplios que nunca desde 2013.

Saltan las alarmas

Fuera de Europa, las cosas se están calentando aún más rápido, ya que los mínimos en el precio del crudo que no veíamos desde hacía décadas así como en las materias primas a nivel general, están haciendo saltar chispas mediante una serie de eventos de crédito en el sector energético.

Esta semana los diferenciales de las energéticas estadounidenses de alto rendimiento, como refleja Bloomberg, se expandieron más de 1.900 puntos básicos. 

A la luz de la evolución reciente del mercado y dada la sorpresiva decisión sólo de aumentar el QE modestamente en la reunión de política de diciembre, muchos participantes del mercado pedirán al banco central que aumente sus esfuerzos en la reactivación de la economía.

No obstante, tal como vimos en la reunión de diciembre, lo más probable es que los inversores queden decepcionados, ya que Mario Draghi se encontrará con las manos atadas por el exceso de rentabilidad de la economía europea

Esto plantea la pregunta: además de la estabilidad de precios y la estabilidad del empleo, ¿el BCE tiene una tercera agenda oculta como puede ser el aumento de los precios de las acciones? El tiempo lo dirá. 

____________________________________

Michael Boye es experto en renta fija de Saxo Bank

Noticias relacionadas

next

Conecta con nosotros

Valencia Plaza, desde cualquier medio

Suscríbete al boletín VP

Todos los días a primera hora en tu email