GRUPO PLAZA

gigatron

Todos somos Charly Glamour

Líder del mítico grupo Gigatron (fundado en 1997), devoto de las pelucas de disfraz y seguidor de Heidegger. Un heavy, mitad leyenda y la otra también, que se burla del metal, que es padre y tiene un trabajo con horarios al que no va en mallas ni con los ojos pintados

6/08/2021 - 

VALÈNCIA.- Es el dios del metal pero no de la puntualidad. Su manager advierte y él cumple con el retraso. El resto de componentes de Gigatron, su banda de heavy metal, está sobre el escenario de la sala 16 Toneladas (València) ensayando el concierto con doble pase que tienen esta noche. Aún van en ropa de civil —chanclas, vaqueros rectos, camisa a cuadros y sin maquillar—. Son buenos. Muy buenos. Si no eres un pijo —el enemigo acérrimo del metal— notas que lo son... «¿Por qué no ha venido Charly?», pregunta Johnny Cochambre, baqueta en mano. «Está en el taxi», responde David, el manager. Una tercera voz, la de Dave Demonio o Kike Turulo, guitarra y bajo respectivamente, justifica el retraso con un «desde que Charly no bebe…». 

Aparece Charly Glamour. Un haz de luz como un hacha golpea la sala vacía. 

Alguien le acerca un vaso de plástico con cerveza. Al medio segundo solo es un vaso de plástico. Posteriormente aclara que lo que no bebe es cassalla. «Ya no tomo, me he rehabilitado; chupo un sapo de vez en cuando». 

Charly es Charly. No se le puede llamar por su nombre de pila. Tampoco fotografiar sin peluca. Su vestuario de paisano podría ser el de un roadie anónimo que carga con los caprichos de una estrella del rock. Gorra negra, camisa de manga corta con bolsillos, pantalones negros anodinos y zapatillas como las que hay en cualquier zapatería de barrio. Debajo de la gorra se aprecian unas patillas canosas. Él y el resto de la formación deben de tener entre 40 y 100 años. Los heavies no envejecen. 

Lea Plaza al completo en su dispositivo iOS o Android con nuestra app

Janus es el dios romano de las dos caras. Una mira hacia el futuro y la otra al pasado. A las decisiones correctas y a las que no. Algo así es Charly Glamour. De primer apellido, Álvarez. «Tengo la personalidad desdoblada entre la ficción y la realidad. Tengo recuerdos de ser un mindundi cualquiera. Soy de barrio, de Nazaret. Me he criado entre charcos de la huerta, con llauros, entre petardos. Me acuerdo que me pegaban en el colegio y me despedían de los trabajos hasta que me hice heavy. Me pegaban hasta las ancianas por la calle. Las palomas me picaban, los gatos me mordían y los perros me arañaban hasta que cayó en mi mano un disco de Metálica y lo puse al revés y se produjo en mí una transformación». 

* Lea el artículo íntegramente en el número 82 (agosto 2021) de la revista Plaza

next

Conecta con nosotros

Valencia Plaza, desde cualquier medio

Suscríbete al boletín VP

Todos los días a primera hora en tu email