GRUPO PLAZA

Ex diputado autonómico y criminólogo, siempre se ha mantenido alejado del aparato del partido

Toni Subiela: el edil de Burjassot al que Ciudadanos se encomienda para mejorar su comunicación

2/10/2022 - 

VALÈNCIA. Ciudadanos ha salido del reducto de cargos institucionales de primer nivel y ha recurrido a las bases para suplir la baja voluntaria de la diputada María Quiles como secretaria autonómica de comunicación. En concreto la coordinadora autonómica, María Muñoz, ha ofrecido el cargo al concejal y portavoz en Burjassot, Toni Subiela, que ha empezado a ejercerlo esta semana una vez ratificado por el Comité Ejecutivo Autonómico.  

Subiela se afilió a Cs en los inicios del proyecto en la Comunidad Valenciana, en 2014. Participó en numerosos encuentros y se preocupó por formarse en liderazgo, oratoria y alto gobierno. Su predicamento en el partido le permitió ser escogido en votación cuando optó a ir en la lista autonómica por la provincia de València en el cuarto puesto. Entonces, en 2015, la formación naranja permitía primarias con urnas. Fue posiblemente la última vez que lo hizo.

Diplomado superior en Criminología y director de seguridad acreditado por la Universidad Rey Juan Carlos, Subiela se convirtió -compaginando inicialmente ese puesto con el de concejal en su localidad, Burjassot- en el diputado de su partido que más interpelaciones realizó en Les Corts el pasado mandato. 

Además, supo mantenerse al margen de los enfrentamientos y bajas de aquella época marcada en el grupo parlamentario por nombres como los de Alexis Marí o Emilio Argüeso. Destacó por su actividad, por su labor en la comisión de radiotelevisión pública valenciana o por su desenvoltura a la hora de hacer declaraciones públicas.

Vuelta a la política local

Quizás por esos motivos cuando Ciudadanos optó por la designación directa para formar parte de las candidaturas no lo tuvo en cuenta. Ni el por entonces candidato a la Generalitat, Toni Cantó, ni un Argüeso que ejercía todo el poder que le daba la secretaría de organización lo defendieron para continuar. Más bien ocurrió lo contrario.

Subiela volvió a su base, la política local, a ejercer de concejal en el Ayuntamiento de Burjassot, un cargo que compaginó durante dos años con el de asesor y jefe de gabinete del grupo municipal de Ciudadanos en el consistorio de la ciudad del Miguelete y de l´Alqueria del Básquet. Hasta que decidió renunciar hace casi un año.

Soldado profesional

Ahora, con la marca devaluada en el mercado electoral y las protestas continuas de concejales por el retraso en la refundación del partido, Ciudadanos repesca a este ex soldado profesional que se desempeñó como brigada paracaidista. 

Acostumbrado a misiones complicadas y guiado por su carácter marcado por valores como rectitud y fidelidad a sus principios, Subiela ha aceptado la encomienda más por esa forma de ser que por confianza ciega en la viabilidad del objetivo. No es, al contrario que algunos de sus conmilitones, de aquellos que se limitan a argumentar que su partido resulta necesario porque representa el centro.

"Mi idea es optimizar los recursos que tenemos y aprovechar al máximo el espacio mediático del que ahora mismo disfrutamos. Tenemos que dar una imagen que ayude a recuperar la confianza de los ciudadanos en nuestro proyecto", explica con la sencillez que lo identifica al ser preguntado. Dirigirá una de las tres secretaría de más peso en el organigrama regional, junto a las de organización y acción institucional.

Perfil de base

Su perfil contrasta con el de altos cargos institucionales que ostentan las principales responsabilidades orgánicas en Ciudadanos, como la diputada nacional María Muñoz (coordinadora en la Comunidad Valenciana) o los concejales de València Fernando Giner (coordinador provincial) o Narciso Estellés (secretario autonómico de Acción Institucional). 

Se asemeja en mayor medida al de la secretaria de organización, Teresa Ortiz, en proceder más de la base y no dedicarse profesionalmente de un cargo público. Ambos ocupan puestos a muy corto plazo, ya que decaerán una vez se produzca la célebre asamblea de refundación, todavía sin convocar, y que previsiblemente tendrá lugar en diciembre o enero. 

Además, los desarrollan sin una perspectiva de convertirse en diputados autonómicos o provinciales en 2023, ya que en la actualidad Ciudadanos tiene, a tenor de los resultados en otras autonomías y de las encuestas, muy pocas posibilidades de obtener esos cargos tras las próximas elecciones. Se trata, más bien, de un último servicio a su causa: en este caso, a su partido. Sin más recompensa -que no es poco- que la de sentir que cumplen con su deber.


Noticias relacionadas

next

Conecta con nosotros

Valencia Plaza, desde cualquier medio

Suscríbete al boletín VP

Todos los días a primera hora en tu email


Quiero suscribirme