Este sitio web hace uso de cookies con la finalidad de recopilar datos estadísticos anónimos de uso de la web, así como la mejora del funcionamiento y personalización de la experiencia de navegación del usuario. Política de Cookies Aceptar

GRUPO PLAZA

AECTA

Transformación Exprés: "Necesito pasar de analógico a digital en una semana"

7/05/2020 - 

VALÈNCIA. Imagina que con el comienzo del estado de alarma te llama un cliente al que estás ayudando regularmente con su página web, hasta ahora meramente informativa, y te dice: “me lo llevas diciendo hace mucho tiempo, lo sé, pero necesito cambiar mi modelo de negocio ya. O paso del físico al online en un par de semanas, o tengo que cerrar. ¿Qué se te ocurre?”. Pues nada de imaginar, eso ocurrió hace ahora unas semanas.

Ante un reto así, uno busca soluciones desde su experiencia, claro. A ver: somos unas pyme que llevamos años apoyando la transformación digital de empresas de todos los sectores (y colores), tanto para clientes nacionales como internacionales, pero nunca habíamos recibido llamadas como las que estamos recibiendo estos días.

¿Qué hacer en una situación así?

En la crisis de 2008 aprendimos duramente que el mercado local no era suficiente, y el plan B de la internacionalización y la exportación se introdujo en la cultura de muchas compañías. Ahora que la transformación digital nos ha caído a plomo, la necesidad es imperiosa y el tiempo es clave, muchas empresas miran a la tecnología como una panacea rápida para el problema del confinamiento. Pero hay que ir más allá, generar negocios sostenibles también para “el día después” de la pandemia. Por eso, como ya las hemos visto de todos los colores, se impone combinar la imaginación con una visión a largo plazo.

Virtualizar unas oficinas, transformar la forma de trabajar y de dar servicio, es y debe ser estratégico. La tecnología es algo que hasta hace poco en muchas compañías se relegaba “al informático”, como un apartado que daba soporte, pero que no se integraba en la forma de ser de la compañía. Ahora no debe convertirse en el parche que salve el día, sino en la columna vertebral que dote de flexibilidad, escalabilidad, velocidad y nuevas formas de hacer negocio a toda la empresa.

Por eso, primero analizamos su modelo de negocio, que en este caso ya conocíamos. Podría ser vender lámparas, fruta al por mayor o menor, dar otros servicios a otras empresas, fabricar algo, lo que sea. Crear un nuevo modelo de negocio sostenible que incorpore la transformación digital, necesita combinar diversas variables, empezando obviamente en este caso por la urgencia, y hay que tomar decisiones en tiempo récord: ¿qué priorizar, qué se puede digitalizar y qué no, qué va a ser más sostenible en el futuro, qué sacrificar por la premura de tiempo y mejorar después, pero que parta de lo que ya sabe hacer bien esta compañía? En definitiva, ¿qué necesitamos para conseguir ya no un Producto Viable Mínimo, sino un Negocio Online Viable Mínimo?

Así que desde la humildad, honestamente reconociendo que no sería perfecta, propusimos una solución, o mejor dicho, un conjunto de soluciones que desarrollar en ambos frentes, en el corto y en el largo plazo. Porque la transformación en tecnología necesita de la transformación de las personas, los contenidos, los productos, los servicios, las funcionalidades y los procesos. Porque optimizar procesos es optimizar personas, y la tecnología no hace magia.

Pero aprobada la propuesta, desde Metric Salad pasamos a la acción. En menos de una semana, con la inestimable colaboración y comprensión del propio cliente, se ha conseguido integrar una plataforma online con lo necesario para evolucionar. Habilitamos una fórmula de teletrabajo, usando herramientas colaborativas e impartiendo formación a distancia, y tecnología open source integrada para sacar lo mejor de su experiencia y de sus trabajadores, con un esfuerzo de adaptación por su parte muy de agradecer. Queda mucho trabajo por delante, pero al menos ya tenemos ese Negocio Online Viable Mínimo. Hemos luchado juntos y ahora toca seguir, acompañar al cliente.

Siguiente llamada. Necesita cambiar su gestión documental, para organizar su información “en la nube”, porque hasta ahora lo hacían todo en papel, y sus empleados y clientes ahora teletrabajan. Siguiente llamada: necesita vender más, y hasta ahora lo hacía en el mercado local porque no había diversificado sus fuentes de ingresos. Siguiente llamada…

En casos así (¿no lo es siempre?) hace falta mucha fe entre ambas partes. Las pymes no se juegan mucho con esta crisis, se lo juegan todo. Y si a nuestros clientes les va mal, las consultoras en Transformación Digital seremos las siguientes en caer. Si de la crisis de 2008 salimos, saldremos de ésta. Aunque sea hablando con nuestros clientes, con un café delante de la pantalla.

Noticias relacionadas

next

Conecta con nosotros

Valencia Plaza, desde cualquier medio

Suscríbete al boletín VP

Todos los días a primera hora en tu email