X AVISO DE COOKIES: Este sitio web hace uso de cookies con la finalidad de recopilar datos estadísticos anónimos de uso de la web, así como la mejora del funcionamiento y personalización de la experiencia de navegación del usuario. Aceptar Más información
Hoy es 25 de enero y se habla de inmobiliario hangry vtc REALITY SHOW MINISO retail
GRUPO PLAZA

CULTURARTS PREPARA UNA SOLUCIÓN INTERNA

Un recurso paraliza la adjudicación de Cinema Jove y atenaza al festival

El festival alcanza el mes de mayo sin el equipo de organización por primera vez en 31 años, aunque desde CulturArts se asegura que "saldrá adelante como sea"

29/04/2016 - 

VALENCIA. Quedan 50 días para la inauguración de Cinema Jove, pero el certamen no tiene 'quien lo haga'. La semana pasada, un recurso contra su adjudicataria, Solventa Solucions Bàsiques per Entitats i Ciutadans S,L., paralizó su organización. Por primera vez en 31 co, el festival se enfrenta a una situación compleja: sin haber iniciado gestiones de protocolo, producción, logística y comunicación a menos de dos meses del festival, sin margen para lanzar una nueva convocatoria y con la única salida de impulsar la edición del festival con personal propio del Institut Valencià del Audiovisual i la Cinematografia (IVAC). Eso sí, desde CulturArts aseguran que no se ha descartado que el citado recurso no prospere e incluso se dan unos días de margen para que finalmente Solventa tenga luz verde.

En 2015, Cinema Jove se enfrentó, por primera vez, a la organización del festival sin un equipo activo a lo largo del año. Sin embargo, ese equipo se puso en marcha al inicio de abril, de la mano de la misma empresa, Solventa, creada apenas un año antes con sede social en la ciudad de Gandia. El pasado curso, la adjudicación fue de 270.435 euros (IVA incluido), mientras que este curso la empresa logró imponerse en la mesa de contratación pese a proponer la oferta más cara: 705.248 euros para la organización de los dos próximos años del festival (IVA incluido).

Precisamente, el director del festival, Rafael Maluenda, celebró al inicio de año el aumento de 100.000 euros para cada una de las dos próximas ediciones. Pero la realidad se ha truncado: el festival no tiene equipo operativo para su organización y producción llegado el mes de mayo -se celebrará a partir de la tercera semana junio-, después de que el recurso interpuesto por Quatre Fulles, otra de las empresas que se presentó a la adjudicación, haya paralizado la misma tal y como ha confirmado Valencia Plaza con el propio festival. 

La adjudicataria ya asumió al equipo habitual de la organización el pasado año

El citado recurso, tal y como avanzó el pasado mes de marzo el diario Levante EMV, fue interpuesto por la empresa que organizó el festival entre los años 2003 y 2015, la citada Quatre Fulles. La razón que ya esgrimió durante la apertura de sobres era la de asegurar que Solventa había "plagiado" su proyecto anterior, acusación de la que, según recogió el citado diario, la mesa de contratación aseguró no tener competencias para paralizar el proceso y la Conselleria de Educación, Investigación, Cultura y Deporte aseguró que no había "ninguna irregularidad". De hecho, aseguró que si la encontraba, actuaría de inmediato.

Finalmente, quien ha paralizado la adjudicación es un Tribunal Administrativo. La inesperada situación ha hecho reaccionar al nuevo director de CulturArts, Abel Guarinos, que junto a José Luis Moreno, ex director del holding cultural y miembro del IVAC, "están trabajando contrarreloj para encontrar una solución", apunta fuentes próximas al festival. De hecho, estas mismas voces aseguran que se plantea con carácter interno que el propio IVAC tome las riendas eventualmente de la 31ª edición para salvar el match ball este año.

La tensión entre Quatre Fulles y Solventa se remonta a 2015. El pasado año, fue la empresa de reciente creación la que se hizo con la adjudicación, pero con una apreciación que cabe poner en valor: había asumido a buena parte del equipo habitual que trabajaba desde 2003 en Quatre Fulles, empresa que desde entonces había organizado el festival. Sin embargo, en esta segunda ocasión en la que Solventa había logrado el contrato, esta vez para los próximos dos años, la primera de las empresas con sede en el centro de la ciudad de Valencia amenazó con presentar un recurso, lo hizo y ha paralizado el proceso por la vía administrativa. Sus representantes, contactados por este diario, prefirieron no realizar declaraciones hasta que la situación judicial prospere.

Maluenda, "muy preocupado por los plazos"

El director del festival comentó a este diario que, en este momento, "es la administración la que debe encontrar una solución a la paralización de la adjudicación". Él mismo admitió que sus responsables están "moviéndose para ello", pero alerta de la situación organizativa que supone "que desde octubre de 2015 yo sea la única persona activa en el festival". No obstante, Maluenda confirma a este diario que ya tiene "contenidos cerrados y buena parte de la programación avanzada", pero se muestra "muy preocupado por los plazos. Desde luego, con las fechas que manejamos a menos de dos meses de que el festival de inicio y suponiendo que pueda activarse lo antes posible, será una edición complicada".

La opción de los contratos menores y la implicación del IVAC

El angosto contexto en el que han derivado los acontecimientos hace que Cinema Jove esté atenazado. Todos los implicados saben que la presente no será una edición "a pleno rendimiento". El nuevo director de CulturArts, Abel Guarinos, se encontró frente a este escenario en su primera semana al frente del citado holding. Fuentes del organismo aseguran que, si el recurso paraliza a Solventa definitivamente, los propios miembros del IVAC y una serie de contrataciones a partir de contratos menores servirán para activar de urgencia al festival.

Esta será la primera para edición de Cinema Jove, el encuentro de cine más importante de la Comunitat Valenciana, para el conseller Vicent Marzà. De hecho, el certamen es el único propio de la Generalitat Valenciana y que nace y se sustenta principalmente a raíz de su financiación. La 31ª edición, exprés, organizada en un tiempo récord en el mejor de los planos, es simultánea a un año de inflexión en la profunda crisis que arrastra el audiovisual valenciano.

Noticias relacionadas

next

Conecta con nosotros

Valencia Plaza, desde cualquier medio

Suscríbete al boletín VP

Todos los días a primera hora en tu email