Este sitio web hace uso de cookies con la finalidad de recopilar datos estadísticos anónimos de uso de la web, así como la mejora del funcionamiento y personalización de la experiencia de navegación del usuario. Política de Cookies Aceptar

GRUPO PLAZA

descarga gratuita

Una app revive a través del patrimonio la València de la revuelta de las Germanías

'Hidden Cities' reconstruye el pasado de cinco ciudades europeas, entre ellas València, a partir de un mapa histórico geolocalizado

19/11/2020 - 

VALÈNCIA (EP). Un equipo internacional de especialistas en Historia Moderna ha creado el proyecto Hidden Cities. Con una aplicación móvil, reconstruye el pasado de cinco ciudades europeas, entre ellas València, a partir de un mapa histórico geolocalizado.

El proyecto, que se presenta este jueves y es de descarga gratuita para iOS y Android, lo ha desarrollado en España la Universitat de València. Descubre la vida cotidiana de la ciudad en el año 1524, dos años después del fin de las Germanías, con historias de sus protagonistas representadas por actrices y actores profesionales.

"La aplicación móvil Hidden València permite adentrarse en un acontecimiento clave en la historia de la ciudad de València como fue la Revuelta de las Germanías de una manera innovadora, uniendo investigación histórica y el uso de herramientas digitales", destacan Blanca Llanes, investigadora de la Universitat de València, y Juan Gomis, profesor de la Universidad Católica de València, integrantes del proyecto Public Renaissance: Urban Cultures of Public Space between Early Modern Europe and the Present, liderado por la Universidad de Exeter (Reino Unido).

El nexo de unión de estas historias es que están relacionadas con los lugares que se visitan. La aplicación Hidden Valencia, y en concreto el recorrido València agermanada, invita a sumergirse en los dramáticos acontecimientos de la revuelta de las Germanías (1519-1522), a través de un paseo por las Torres de Serranos, el edificio de la antigua Casa de la Ciudad (situado en el jardín anejo al actual Palau de la Generalitat y derribado en 1860), la Puerta de los Apóstoles de la Catedral, el Palacio Arzobispal, la Iglesia de Santa Catalina, la Lonja y la Plaza del Mercado.

Este enfrentamiento entre las clases dirigentes de la ciudad y el pueblo, organizado laboralmente en gremios, se explica en la aplicación de la mano de Josep, un ciego miembro de la cofradía de Vera Creu, fundada en 1329, que recita oraciones, a la vez que canta y cuenta historias en las calles de la ciudad a cambio de limosnas. Josep, mientras prepara una composición literaria sobre la Revuelta de las Germanías, narrará historias de sus protagonistas, que van desde artesanos gremiales hasta nobles y autoridades reales y donde se conocerán los motivos del enfrentamiento.

El mapa histórico geolocalizado permite saltar de un espacio a otro de la ciudad, y conectar cada lugar con historias de la vida cotidiana del periodo. Así, la Plaza del Mercado de València permite presentarla como el lugar con las horcas, en las cuales se castigó a algunos de los líderes agermanados. Por las Torres de Serranos entró el virrey Diego Hurtado de Mendoza en dos momentos. En uno fue aclamado y en el otro cambió su recorrido, hecho que presenta esta puerta ceremonial como un escenario de entradas reales y triunfales, y a la vez un espacio de contestación, explica la institución académica en un comunicado.

También la iglesia de Santa Catalina se presenta como un lugar que debió de frecuentar Josep, dado que las puertas de los templos eran el espacio donde se permitía ejercer su oficio a los ciegos. Respecto al edificio del antiguo ayuntamiento, los líderes de la revolución pudieron controlar el gobierno de la ciudad en 1520, como cuenta Josep.

Además, la Puerta de los Apóstoles de la Catedral representa el papel de la Cofradía de Sant Jordi (o del Centenar de la Ploma), a la cual pertenecía Joan Llorens, líder ideológico de la revuelta, y que representa el sentimiento religioso que impregnó el órgano político de los agermanados, la Junta de los Trece, a imagen y semejanza de Cristo y los doce apóstoles.

En cada punto del recorrido, las personas usuarias pueden escuchar el audio Descubre más, elaborado por el personal especialista del proyecto, y conocer más sobre los objetos asociados a cada lugar, como por ejemplo jarras para beber, escudos y blasones, o panfletos, entre otros.

"Las aplicaciones de Hidden Cities aprovechan la tecnología de consumo diario de los smartphones para ofrecer experiencias innovadoras de historia pública e invitan a profundizar en las historias y usos del espacio público de las ciudades que habitamos. Con la colaboración entre las universidades y los museos, las historias narradas conectan los espacios públicos con la cultura material de los mismos de una forma atractiva y amena", ha destacado Fabrizio Nevola (Universidad de Exeter), investigador que lidera el proyecto.

Aportación española

En la parte española de este equipo de investigación y por parte de la Universitat de València participan la profesora Mónica Bolufer Peruga (investigadora principal), la investigadora Blanca Llanes Parra, y los profesores Pablo Pérez García, Juan Francisco Pardo Molero, Jorge A. Catalá Sanz y Daniel Muñoz Navarro. También participa el profesor Juan Gomis Coloma (Universidad Católica de València). El proyecto también está financiado por el Ministerio de Ciencia e Innovación de España (PCI2019-103749).

Paralelamente a en la ciudad de València, este proyecto también se desarrolla en diferentes momentos de los años entre 1495 y 1686 en las ciudades europeas de Deventer (Países Bajos), Hamburgo (Alemania), Exeter (Reino Unido) y Trento (Italia).

Las aplicaciones móviles de este proyecto están basadas en el modelo Hidden Florence (2019) y son resultado de un proyecto de investigación colaborativa de tres años (2019-2022): Public Renaissance: Urban Cultures of Public Space between Early Modern Europe and the Present, financiado por la red Humanities in European Research Area (HERA).

Las aplicaciones han sido elaboradas por personal investigador de las universidades de Exeter; Groninga; el Instituto Histórico Italo-Germánico (Fundación Bruno Kessler); la Universitat de València; la Universidad Católica de València; y la universidad Friedrich-Alexander de Erlangen-Núremberg. Estas apps han sido desarrolladas por la empresa de tecnología digital Calvium.

Noticias relacionadas

next

Conecta con nosotros

Valencia Plaza, desde cualquier medio

Suscríbete al boletín VP

Todos los días a primera hora en tu email