X AVISO DE COOKIES: Este sitio web hace uso de cookies con la finalidad de recopilar datos estadísticos anónimos de uso de la web, así como la mejora del funcionamiento y personalización de la experiencia de navegación del usuario. Aceptar Más información
GRUPO PLAZA

"No les saldrá gratis" advierte sarrià

València cambiará el PAI del Grao: la Guardia Civil y el edificio de Agricultura se quedan

Foto: KIKE TABERNER
29/10/2018 - 

VALÈNCIA. El horizonte se aclara para el PAI del Grao, pero no de la manera que desearía el arquitecto José María Tomás, autor del proyecto. O mucho cambian las cosas, o tendrá que trabajar más. Cada día que pasa late de forma más nítida en el ánimo del Ayuntamiento de València la necesidad de realizar correcciones relevantes. 

Conforme se van conociendo los detalles y se van obteniendo las primeras impresiones, se constata que el proyecto aún necesita mucho más que un repaso final, y que muchas de las soluciones no son tan fáciles de aplicar. La teoría funciona, pero no la práctica. De ahí que en el consistorio va calando esa idea casi como un mantra: hay que cambiar el PAI. 

Una de las alteraciones más significativas será la exclusión del PAI del cuartel de la Guardia Civil y del laboratorio de la Conselleria de Agricultura. En el equipo del alcalde de València, Joan Ribó, ya saben que ambos departamentos, uno dependiente del Ministerio del Interior, el otro de la Generalitat, desean seguir en esa ubicación. Por lo tanto, sus solares no pueden ser incluidos en el PAI.

"Deberán hacerse números"

Pero atender esa petición exige una compensación. A este respecto, el concejal de Desarrollo Urbano, Vicent Sarrià, advierte que seguir en el Grao “no es gratuito”. “En ambos casos son propietarios del suelo. No es lo mismo ser aportador de suelo que receptor de edificabilidad. Deberán hacerse los números de lo que supone el mantenimiento de dichos edificios”, dice.

E igualmente matiza que la responsabilidad del cambio no cabe atribuírsela al borrador del nuevo Plan, que no cambia el ordenamiento vigente. “Desde 2010, cuando se aprobó el actual plan parcial, esos edificios habían sido puestos fuera de ordenación. En ese momento ni el Ministerio [del Interior] ni la Conselleria [de Agricultura] alegaron en contra. Sí lo hizo, por ejemplo, la Comandancia de Marina, que se decidió mantener. Cuando se redactó el nuevo Plan, se partía de la base de que no había ninguna objeción y se entendía que no tenían ningún interés en mantener los edificios. Nosotros hemos dicho que cuando nos lo comuniquen oficialmente, los incluiremos”.

En el caso del cuartel de la Guardia Civil, en el equipo de Ribó comprenden los motivos expresados por parte del coronel de la comandancia del Paseo Cantarranas. Con 200 efectivos instalados en los 70 pabellones, el problema ya no son los 2,5 millones de euros invertidos en mejoras del edificio a lo largo de los diez últimos años; el problema es dónde ubicar después a los agentes. “Es que son viviendas”, recordaba un miembro del equipo del alcalde.

Foto: KIKE TABERNER

Mejor no moverlo

En el caso del laboratorio de la Unidad de Análisis de Sanidad Animal, los problemas son muchos y se resumen en que el traslado de este organismo sería más contraproducente que positivo. El laboratorio es de alta calidad y contiene maquinaria específica, así como unas instalaciones ad hoc que, en el mejor de los casos, habría que reproducir en la nueva sede.

Aunque es un contratiempo, estos cambios no le resultan especialmente molestos al alcalde. “No hay malestar”, dicen desde Alcaldía, al tiempo que se recuerda que “desde el principio” el alcalde se mostró siempre partidario de no derribar nada

Las modificaciones de hecho no son nuevas. Se han realizado desde que se presentó el primer borrador, como cuando se incluyó una especie de pasarela para las vías (a la espera del soterramiento) y un ancho mayor del jardín. Es más, desde el punto de vista el alcalde es más prioritario el soterramiento de las vías, que otras actuaciones.

Importa más el soterramiento

Así, en el anterior pleno ordinario se aprobó, por unanimidad, una moción del equipo de gobierno por la cual el consistorio urge al Ministerio de Fomento la redacción del proyecto, actuación que según dijo entonces el alcalde es “indispensable” para la urbanización de la fachada litoral. El soterramiento, junto la ampliación del cauce (para que haya continuidad en el jardín del Turia) y la reserva de vivienda pública en la zona son los tres pilares que delimitan el espíritu del PAI.

Por ello, contextualizando, desde el equipo de gobierno no ven tan extraño que se incorporen más modificaciones. Realmente, vienen a decir, no es que se vaya a cambiar el PAI del Grao; es que éste no está ni mucho menos concluido. Es sólo un borrador, un punto de partida, material de trabajo.

Por eso, ante las posibles críticas porque no se vaya a poner en marcha esta legislatura y posiblemente se tenga que aplazar, desde el Ayuntamiento recuerdan que hasta ahora “no se había hecho nada”, y gracias a este borrador ya se tiene un punto de apoyo para trabajar. Con sólo eso Arquímedes decía que se podía mover el mundo.

Noticias relacionadas

next

Conecta con nosotros

Valencia Plaza, desde cualquier medio

Suscríbete al boletín VP

Todos los días a primera hora en tu email