GRUPO PLAZA

València desbloquea la tramitación del 'flagship' de Zara en Boulevard Austria tras dos años de parálisis

9/03/2021 - 

VALÈNCIA. El proyecto del 'macro Zara' impulsado en el Boulevard Austria de València ya ha superado el escollo que lo mantenía paralizado en los despachos de la concejalía de Actividades desde hace unos dos años aproximadamente. Impulsado por la compañía Inditex en asociación con el Grupo Ballester -propietario del enclave-, este centro de más de 5.000 metros cuadrados pretende reorganizar la oferta de la marca en la ciudad, sustituyendo el conjunto de tiendas que hay repartidas ahora mismo en el centro de la capital y concentrando el negocio en este buque insignia -flagship-.

Fue a finales de 2017 cuando el Ayuntamiento de València daba el visto bueno a los planes de este gigante del retail en València. Pero no fue hasta dos años más tarde cuando el departamento de Actividades, entonces dirigido por Carlos Galiana, declaró el proyecto como "prioritario", estatus que confiere a la iniciativa privada un procedimiento más ágil de tramitación y que se comenzó a aplicar el pasado mandato con otros proyectos emblemáticos de la ciudad como Bombas Gens, l'Alqueria del Bàsquet o la gran tienda de la multinacional Primark.

Con todo, pese a esta calificación, el nuevo flagship de Zara permaneció atascado alrededor de dos años, como ha venido publicando este diario. De hecho, la familia Ballester remitió un escrito al servicio de Actividades quejándose de la situación y advirtiendo del "enorme perjuicio" que esta inacción generaba a los promotores por los "costes millonarios" que esto estaba conllevando y que eran "insostenibles".

El motivo de esta falta de respuesta era que el técnico encargado de la Sección Urbanística Sur no había informado al respecto de la compatibilidad urbanística en todo este tiempo. El mismo técnico, huelga resaltar, que firmó el informe para el cierre del Convent Carmen -fue recusado sin éxito por los empresarios- y que tuvo varios años parada la reforma de la Alquería Julià. El informe, finalizado en noviembre y adelantado recientemente por El Confidencial, rechaza la compatibilidad urbanística de la iniciativa al no corresponderse con los usos permitidos para nuevos proyectos según el planeamiento vigente, que es el Plan Especial de Ciutat Vella (PEP).

Boulevard Austria, donde está proyectada la tienda. Foto: EDUARZO MANZANA

Pero se trata de una decisión que había generado ciertas dudas incluso dentro del propio consistorio y dependía de la flexibilidad con la que se entendiera la normativa. El debate jurídico se centraba fundamentalmente en considerar el proyecto como una continuación del uso comercial que hasta el momento se venía ejerciendo en el recinto desde que se otorgara la licencia en 1998 como pedían los promotores, o en cambio, atender el nuevo Zara como una actividad de nueva implantación, para lo que requeriría de un nuevo título habilitante, impedido por el actual planeamiento urbanístico.

Según fuentes internas del servicio, dicho debate fue elevado por la funcionaria encargada de tramitar el expediente al secretario del área de Urbanismo, cuya conclusión es diferente a la del jefe de la Sección Urbanística y la gran tienda planteada por Inditex ha acabado recibiendo el visto bueno sobre la compatibilidad urbanística. Esto es, la actividad podrá llevarse a cabo.

Las fuentes consultadas por este diario explican que la decisión final será que el proyecto se acoja a una disposición de las normas urbanísticas de la ciudad, según la cual cuando un edificio esté específica y singularmente adaptado a un uso que cabría entenderse fuera de ordenación, "se permitirá la utilización del inmueble conforme al uso que le sea propio hasta que se produzca el cambio de uso, la reestructuración total o la sustitución del mismo". Así pues se desbloquea un proyecto que había estado en el aire debido a la falta de resolución de la administración sobre esta cuestión.

Lucía Beamud, edil de Actividades. Foto: KIKE TABERNER

A partir de ahora, se deberán tramitar las obras de reforma y rehabilitación del enclave que, tras años de inactividad, muestra cierto grado de deterioro. Las actuaciones podrían dar comienzo con una declaración responsable de obras, si bien se espera que para llevar a cabo la reforma completa se requiera una reforma de intervención en la que ya pueden trabajar los técnicos municipales y los promotores tras el informe favorable sobre la compatibilidad urbanística.

La galería, ubicada en el pleno centro de la ciudad, abrió sus puertas en 1998 con la intención de albergar moda y restauración. Propiedad del Grupo Ballester, el Boulevard Austria había sufrido altibajos a lo largo de los últimos años y una importante rotación de firmas que habían empujado el ritmo de las compras como Pull and Bear, Pimkie, Ale-Hop o Tous. Sin embargo, y tal y como le pasó al otro centro comercial en la ciudad, la Galería Jorge Juan, este modelo comercial en los últimos años había sufrido una caída en las ventas por las nuevas formas de consumo y ambas bajaron la persiana.

Hasta hace unos meses, la única tienda que se 'salvaba' era Stradivarius, marca perteneciente al grupo propiedad de Amancio Ortega, pero en septiembre también dejó el espacio. Así pues, la apertura del gran centro de Zara pretende reactivar uno de los puntos clave de la milla de oro en el centro del Cap i Casal. Asimismo, responde a la ausencia de una gran tienda del grupo textil en la capital del Túria, como reconocía el propio Pablo Isla, presidente de la compañía, en un acto en EDEM en 2015.

Noticias relacionadas

next

Conecta con nosotros

Valencia Plaza, desde cualquier medio

Suscríbete al boletín VP

Todos los días a primera hora en tu email