GRUPO PLAZA

aprueba el convenio anual con una subvención directa pese a las reservas de antifraude

València desoye a Antifraude y da 25.000 euros sin concurrencia a Escola Valenciana en 2020

11/12/2020 - 

VALÈNCIA. La Junta de Gobierno Local del Ayuntamiento de València aprobará previsiblemente este viernes el convenio de 2020 con la fundación Escola Valenciana, para la promoción cultural del valenciano. Un acuerdo mediante el cual el ente recibirá, como cada ejercicio desde hace cuatro años, 25.000 euros de las arcas municipales. Subvención que se entregará, por tanto, sin concurrencia competitiva, pese a que la Agencia Valenciana Antifraude asegurara recientemente que estas ayudas no se pueden adjudicar 'a dedo'.

En el acuerdo se especifica que la fundación "promueve un incremento de las matriculaciones de los programas plurilingües de la educación en valenciano" y amplía la oferta con la creación de material docente. Además, "trabaja de manera prioritaria con los sectores sociales donde el valenciano es ve menos favorecido" y "en los territorios donde la presencia del valenciano es más reducida", a lo que se suma que la entidad organiza actividades de ocio y tiempo libre en ámbitos culturales y pedagógicos. Escola Valenciana debe presentar una memoria económica y de actuación para recibir la subvención. El acuerdo cuenta con los informes preceptivos de la Asesoría municipal y de la Intervención del Servicio Fiscal de Gastos.

Con todo, lo cierto es que esta ayuda no entraría dentro de los supuestos contemplados en la normativa para ser entregada sin concurso competitivo y la libre concurrencia de otras entidades, según el criterio esgrimido por la Agencia Valenciana Antifraude, que en una resolución reciente deja claro al consistorio del Cap i Casal que estas ayudas de promoción del valenciano no pueden darse como líneas nominativas, sino que se deben abrir a más asociaciones con un objetivo semblante.

El escrito emitido por el organismo que dirige Joan Llinares es tajante: "Las subvenciones correspondientes a la elaboración de proyectos que promueven el uso del valenciano en la ciudad de València deberán convocarse atendiendo al procedimiento ordinario" contemplado en la normativa. Esto es, según la ley del ramo, "en régimen de concurrencia competitiva", mediante la comparación de proyectos de diferentes asociaciones que se presenten, debidamente valorados a partir de los criterios de unas bases establecidas, y con una adjudicación motivada en esas puntuaciones.

En el Ayuntamiento de València, desde 2016 la coalición de izquierdas liderada por Joan Ribó se había acogido a una excepción recogida en la normativa, según la cual las ayudas directas se podían realizar "con carácter excepcional" cuando se acrediten "razones de interés público, social, económico o humanitario, u otras debidamente justificadas que dificulten su convocatoria pública".  El consistorio entiende que Escola Valenciana tiene un "carácter singular" y está consolidada en el ámbito educativo valenciano.

Sin embargo, los órganos fiscalizadores del Ayuntamiento ya señalaron en 2016 que no hay ninguna justificación que entre dentro de los motivos tasados en la ley para "dificultar" una convocatoria pública. Observación que el gobierno municipal no tuvo en cuenta y aprobó la adjudicación directa de esta subvención, como ha venido repitiendo en los años siguientes. En ese sentido, Antifraude subraya que es una subvención "recurrente", por lo que "no se entiende la excepcionalidad de la misma".

Aunque el Ayuntamiento admite que "hay otras entidades que también promueven y defienden el uso del valenciano", cree que "no hay otra entidad a la altura de los objetivos del ayuntamiento". Sin embargo, el propio hecho de que no haya habido un concurso impide comparar los proyectos de otras entidades, sus costes, u otros elementos, por lo que no se puede constatar cuál está más "a la altura de los objetivos".

Consideraciones, pues, que no se tienen en cuenta porque el área de Educación eleva a la Junta de Gobierno Local la aprobación del convenio de 2020 incluyendo la ayuda de 25.000 euros. Así pues, cuando haga efectivo el pago de dicha subvención anual, el consistorio habrá desembolsado 100.000 euros sin concurrencia. Los presupuestos de 2021 también contemplan la partida anual, a expensas de su ratificación definitiva en el pleno de este mes.

Noticias relacionadas

next

Conecta con nosotros

Valencia Plaza, desde cualquier medio

Suscríbete al boletín VP

Todos los días a primera hora en tu email