GRUPO PLAZA

25.000 euros anuales

Antifraude reprende a Ribó por las ayudas 'a dedo' a Escola Valenciana: deben darse por concurrencia

27/11/2020 - 

VALÈNCIA. La subvención otorgada anualmente por el Ayuntamiento de València a la Fundación Escola Valenciana no cumple la normativa de subvenciones, según el criterio esgrimido por la Agencia Valenciana Antifraude en una de sus últimas resoluciones. En ella, el organismo que dirige Joan Llinares deja claro al consistorio del Cap i Casal que estas ayudas no pueden darse 'a dedo', como líneas nominativas, sin concurrencia competitiva, como lo ha estado haciendo el gobierno municipal en los últimos años, sino que se deben abrir a más asociaciones con un objetivo semblante.

Antifraude es tajante: "Las subvenciones correspondientes a la elaboración de proyectos que promueven el uso del valenciano en la ciudad de València deberán convocarse atendiendo al procedimiento ordinario" contemplado en la normativa. Esto es, según la ley del ramo, "en régimen de concurrencia competitiva", mediante la comparación de proyectos de diferentes asociaciones que se presenten, debidamente valorados a partir de los criterios de unas bases establecidas, y con una adjudicación motivada en esas puntuaciones.

En el Ayuntamiento de València, desde 2016 la coalición de izquierdas liderada por Joan Ribó se había acogido a una excepción recogida en la normativa, según la cual las ayudas directas se podían realizar "con carácter excepcional" cuando se acrediten "razones de interés público, social, económico o humanitario, u otras debidamente justificadas que dificulten su convocatoria pública".  El consistorio entiende que Escola Valenciana tiene un "carácter singular" y está consolidada en el ámbito educativo valenciano.

Sin embargo, los órganos fiscalizadores del Ayuntamiento ya señalaron en 2016 que no hay ninguna justificación que entre dentro de los motivos tasados en la ley para "dificultar" una convocatoria pública. Observación que el gobierno municipal no tuvo en cuenta y aprobó la adjudicación directa de esta subvención, como ha venido repitiendo en los años siguientes. En ese sentido, Antifraude subraya que es una subvención "recurrente", por lo que "no se entiende la excepcionalidad de la misma".

El presidente de Escola Valenciana, Natxo Badenes

Al final, el criterio fundamental que debe primar para elegir el proceso de adjudicación -si de manera directa o por concurso- es si es "aconsejable" dar la ayuda sin concurso o si hacerlo por concurso es "inconveniente". Pero en este caso, dice el organismo, que los proyectos que realiza Escola Valenciana "no constituyen el argumento que justifique la concesión directa", porque per se "no dificultan el procedimiento de concurrencia comptetitiva".

Al final es la pescadilla que se muerde la cola. Aunque el Ayuntamiento admite que "hay otras entidades que también promueven y defienden el uso del valenciano", cree que "no hay otra entidad a la altura de los objetivos del ayuntamiento". Sin embargo, el propio hecho de que no haya habido un concurso impide comparar los proyectos de otras entidades, sus costes, u otros elementos, por lo que no se puede constatar cuál está "a la altura de los objetivos" y cuál no.

En definitiva, la Agencia Valenciana Antifraude desecha todos los argumentos esgrimidos por el consistorio para dar esta ayuda sin concurrencia y recomienda convocar un concurso público. Recomendación cuyo seguimiento hará la Agencia que dirige Llinares en los próximos años.

Català: "No está justificado el interés general"

Tras conocer el informe, la portavoz del PP María José Catalá manifestó que la resolución "deja en evidencia la voluntad política de Ribó y el PSPV de favorecer a entidades catalanistas que utilizan el dinero público para fines en los que no están justificados el interés general". Para la popular, la resolución es "muy grave" porque "advierte de un uso indebido del dinero de todos los valencianos para financiar actividades que no responde a un interés público". 

Asimismo, Català recordó que, como señala Antifraude y reconoce el propio consistorio, "hay más entidades que fomentan el uso del valenciano que podían haber optado a estas ayudas del Ayuntamiento", pero que, por contra, "han quedado excluidas porque no se utilizó un procedimiento abierto para su adjudicación". Según el cálculo del PP, desde 2015 distintas entidades "vinculadas al catalanismo" han recibido más de 400.000 euros de fondos públicos.

Sin ir más lejos, este viernes aprueba un nuevo convenio con la Societat Coral El Micalet, con una ayuda de 25.000 euros, similar a la de Escola Valenciana. Sobre ello, el portavoz de Cs, Fernando Giner, dijo que presentará una enmienda al presupuesto para eliminarla de las cuentas de 2021. "Esta subvención a dedo sólo se justifica por la intención de adoctrinar del actual alcalde y de subvencionar actividades que fomentan la desunión de los españoles, algo en lo que los valencianos no se sienten representados", dijo Giner.

Noticias relacionadas

next

Conecta con nosotros

Valencia Plaza, desde cualquier medio

Suscríbete al boletín VP

Todos los días a primera hora en tu email